3 trucos definitivos para que no te salte el aceite cuando haces huevos fritos

Huevo frito en sartén
  • Hacer un huevo frito puede ser un deporte de riesgo. 
  • Es difícil que no salte el aceite cuando fríes un huevo porque está muy caliente y el huevo de por sí contiene mucha agua. Ambos son una combinación explosiva. 
  • Si quieres acabar con las quemaduras del aceite cuando fríes alimentos, apunta estos 3 consejos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Como si estuvieras en mitad de una lucha medieval, prepararte física y mentalmente para enfrentarte a las salpicaduras del aceite ardiente cuando haces un huevo frito es todo un reto. 

Hay quienes se valen de una tapadera a modo de escudo, otros que cubren de trapos los brazos o quienes que echan el huevo y se alejan corriendo. 

La forma de cocinar el huevo puede marcar gran diferencia para tu salud: conoce la manera más saludable de comerlo

Lo cierto es que existen soluciones, más allá de esas benditas protecciones, mucho más sencillas para que el aceite no vuelva a ser una amenaza cuando fríes, tanto huevos, como cualquier tipo de alimento. 

El aceite salta porque el agua en contacto con aceite caliente crea pequeñas explosiones, por lo que tendrás que intentar que los alimentos estén lo menos acuosos posibles. 

Lo mismo ocurre con la sartén, si acabas de limpiarla. Asegúrate de que no queden restos de agua en ella.

Con esto, ya estás listo para apuntar estos 3 consejos que han recogido en Hogarmanía, para evitar que te salte el aceite cuando quieres hacer huevos fritos:

1. Pon sal

Sal

Getty Images

Cuando pongas el aceite, antes de echar los huevos, añade algo de sal. Esto hará que la sal absorba el agua y, por lo tanto, no salte el aceite. 

2. Deja la cáscara del huevo

Cáscara de huevo

Getty Images

Uno de los trucos más conocidos es simplemente dejar en la sartén media cáscara del huevo que acabas de cascar y no retirarla mientras fríes el huevo. Eso sí, lávala antes y sécala bien. 

3. Añade algo de harina

harina

Getty Images

Antes de echar el huevo, añade una pizca de harina sobre el aceite. La harina también absorbe la humedad, así que evitarás que te salte el aceite cuando fríes el huevo y ¡saldrás ileso!

Otros artículos interesantes:

Los huevos pueden ser tus mejores aliados para combatir la fatiga y el mal humor: 8 curiosidades más de este superalimento

La forma de cocinar el huevo puede marcar gran diferencia para tu salud: conoce la manera más saludable de comerlo

El truco para que los huevos cocidos se pelen bien