Pasar al contenido principal

5 claves para entender por qué la guerra comercial y un Brexit sin acuerdo son dos amenazas que no se van a solucionar en la cumbre del G7

Reunión del G7.
Reunión del G7. Andrew Harnik/Pool via REUTERS
  • Este fin de semana se ha estado celebrando la cumbre anual del G7 en Biarritz, Francia, y está siendo una de las más tensas que se recuerdan.
  • Desde que comenzó, los principales mandatarios mundiales se han estado cruzando reproches y lanzando amenazas.
  • Todo hace indicar que ni la guerra comercial entre EEUU y China ni el desenlace del Brexit tendrán soluciones inmediatas.
  • Incluso podría iniciar un conflicto comercial también entre los Estados Unidos y la Unión Europea.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Desde este sábado está teniendo lugar en la localidad francesa de Biarritz la cumbre del G7 que reúne a los líderes de Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y el Reino Unido. Hay dos elefantes en la sala: el desenlace del Brexit y la guerra comercial entre EEUU y China.

Aunque la cumbre terminará este lunes a mediodía, lo cierto es que no han existido apenas avances ante estas dos problemáticas. Mientras tanto, una amenaza de recesión continúa sobrevolando la economía global.

La cumbre del G7 de este año está siendo, de hecho, una de las más tensas que se recuerdan. Y no solo por las protestas que se han originado en la localidad francesa —la policía ha llegado a intervenir con gases lacrimógenos—. También por las medidísimas palabras de los mandatarios.

Lejos de plantear soluciones o políticas alternativas, la cumbre del G7 de Biarritz podría provocar incluso nuevos desafíos, como una guerra comercial que podría tener lugar entre los Estados Unidos y la Unión Europea.

Leer más: China contraataca a Trump con nuevos aranceles a 75.000 millones de dólares en productos estadounidenses

En la cumbre del G7 del año pasado, que tuvo lugar en Canadá, Donald Trump decidió desmarcarse del comunicado conjunto que habían firmado todos los países participantes, al molestarse por unas palabras del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, a quien calificó de "débil" y "deshonesto".

Nada hace pensar que el G7 de este año terminará mejor.

Estas son algunas de las conversaciones que han tenido lugar durante la cumbre de este fin de semana y que apuntan a que ni el Brexit ni la guerra comercial van a tener una solución pronto.

Y además