Pasar al contenido principal

5 consejos para usar bien el aire acondicionado en el coche cuando viajas

Cinco consejos fundamentales sobre el uso del aire acondicionado
Citroën.
  • Con el coche parado debajo del sol, en el interior pueden superarse fácilmente los 60 grados de temperatura.  
  • Lo peor que se puede hacer en ese momento es tratar de enfriar el coche usando exclusivamente el aire acondicionado. 
  • Llevar el habitáculo correctamente climatizado, a 21,5ºC, ayuda a mantener la atención y reduce la sensación de cansancio.

A continuación puedes encontrar cinco consejos básicos sobre el uso del aire acondicionado en el coche y después no viene la coletilla de en verano, a pesar de que el país atraviese una ola de calor, porque si quieres que el climatizador del vehículo funcione a la perfección durante el mayor tiempo posible, es imprescindible encenderlo de vez en cuando, también en invierno.

No hacerlo es una de las 5 cosas que destrozan tu coche cada día sin tú saberlo. El motivo es que los conductos internos y el compresor del aire acondicionado se lubrican por medio del uso y tenerlos parados durante meses propicia la aparición de grietas. Además, sobre todo en verano, el uso correcto del aire acondicionado tiene una correlación directa con la seguridad vial. 

Un conductor que vaya en su vehículo a 35 ºC reaccionará un 20% más lentamente que otro que lleve el coche a 25 ºC. Puede parecer poco, pero es más o menos el mismo efecto que produce circular con una tasa de alcohol en sangre de 0,5 gr/l. La temperatura ideal en el habitáculo para reducir al máximo el tiempo de reacción es de 21,5 grados centígrados.

Leer más Cuando las campañas de la DGT tuvieron que ponerse duras

Por lo tanto, es importante mantener bien fresco y ventilado el interior del coche. Aun así, hay ciertos errores que se cometen al usar el climatizador del coche. Estos son los cinco consejos fundamentales sobre el uso del aire acondicionado:

1. Ventilar bien el coche antes de encender el aire acondicionado

Cinco consejos fundamentales sobre el uso del aire acondicionado

Seat.

El habitáculo del coche, si está aparcado bajo el sol en verano, puede estar a 60 grados centígrados. Intentar que el aire acondicionado rebaje rápidamente esta temperatura por sí solo es como pedirle a un ciclista profesional que comience la etapa del Tour de Francia con la ascensión del Tourmalet. 

Para reducir la temperatura del coche en verano hay varios trucos. Si no tienes prisa, lo mejor es abrir todas las ventanillas durante un par de minutos y luego entrar al vehículo o, si eres capaz de aguantar, iniciar así la marcha. Si quieres hacerlo todavía más rápido, abre una de las ventanillas traseras al 50% y abre y cierra una de las puertas delanteras sin parar durante 40 segundos. 

Así, además de hacer ejercicio, bombearás todo el aire del habitáculo hacia afuera y habrás reducido la temperatura del interior en más de 15 grados en un tiempo récord. Una vez bien ventilado el interior, ya se pueden cerrar las ventanillas y encender el aire acondicionado
 

2. Cambia el filtro del habitáculo todos los años

Cinco consejos fundamentales sobre el uso del aire acondicionado

Seat.

El botón de recirculación hace que deje de entrar aire del exterior, y aunque la gente abusa de él creyendo que así se gasta menos, pero no es bueno usarlo en demasía puesto que favorece que los cristales se empañen. Para evitar este fenómeno y asegurar la mejor calidad del aire en el habitáculo, es fundamental cambiar el filtro al menos una vez al año.

Este filtro de habitáculo, a veces también llamado de polen, filtra el polvo, el polen y otras micropartículas que penetran en el coche. Para una mayor filtración, hay disponibles tamices de carbón activo para el coche. La recirculación es mejor dejarla solo para cuando se atraviesa un túnel o se va detrás de un diésel Euro I, II, III o IV, de esos que van tirando humo negro todo el rato. Y es verdad, en recirculación se gasta menos, pero solo cuando el filtro está nuevo porque si no, el sistema trabaja demasiado. 

3. Activa el aire acondicionado, aunque no haga calor

Cinco consejos fundamentales sobre el uso del aire acondicionado

Seat.

Arriba ya se ha explicado por qué hay que usar el aire acondicionado de vez en cuando, incluso en invierno. Sin embargo, hay otro motivo para encenderlo y tiene que ver con la seguridad vial, aunque en el exterior la temperatura sea reducida, es mejor usarlo para evitar que los cristales se empañen por la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior del vehículo.  
 

4. No apuntes el flujo de los difusores de aire directamente hacia ti

Cinco consejos fundamentales sobre el uso del aire acondicionado

Seat.

Los fabricantes tardan unos tres años en desarrollar la climatización de cada nuevo modelo, tiempo durante el cual llevan a cabo simulaciones por ordenador de los flujos y corrientes de aire que este generará. Y luego llega el conductor y tira todo ese trabajo a la basura apuntándose el aire directamente a la cara. 

Para que se produzca una correcta climatización del vehículo, el flujo que sale de los ventiladores debe generar una corriente de aire continua que recorra todo el habitáculo y esto solo se consigue si se apunta el aire hacia el techo en lugar de hacia abajo o al centro. Así, el aire fresco se reparte homogéneamente por todo el interior del coche. Hazlo así y dejarás de oír eso de "sube el aire que no me llega", mientras ya te estás helando. 

5. El aire acondicionado debe pasar un mantenimiento cada dos años

Cinco consejos fundamentales sobre el uso del aire acondicionado

Seat.

Cambiar el filtro de polen es algo relativamente sencillo dependiendo del modelo, así que puedes hacerlo tú mismo sin coste, más allá de los 10 euros que cuesta uno nuevo. Sin embargo, esto no evita que el sistema de aire deba pasar una revisión periódica. Si cambias tú el filtro, podrás ahorrarte hacer una de cada dos de estas revisiones, recomendadas por los fabricantes cada 15 o 20.000 km, pero es aconsejable que un profesional revise tubos y compresor cada pocos años. 

Y además