Pasar al contenido principal

5 momentos cruciales que tienen que ocurrir para que Sánchez sea investido presidente el día 7 en una sesión exprés del Congreso

Pedro Sánchez, líder del Partido Socialista.
Pedro Sánchez, líder del Partido Socialista. REUTERS/Sergio Perez
  • Sánchez será investido presidente del Gobierno el próximo 7 de enero, si las negociaciones del PSOE terminan en buen puerto.
  • La presidenta del Congreso de los Diputados advirtió por carta a los portavoces de los distintos grupos a finales de 2019 que la investidura sería este fin de semana.
  • Todo ha dependido hasta última hora de ERC: los republicanos catalanes han tensado hasta el final sus negociaciones con los socialistas.
  • Ahora queda una leve incertidumbre en manos de cinco diputados de cinco partidos distintos, que podrían abstenerse o votar en contra, y así evitar la investidura.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

254 días de Gobierno en funciones después, Pedro Sánchez será investido por mayoría simple el próximo 7 de enero.

Ese día tendrá lugar la segunda votación de la sesión de investidura, que ya ha sido convocada por la presidenta del Congreso, Meritxell Batet. Arrancará este sábado 4, continuará el domingo 5 y habrá un parón el lunes 6 por dos motivos: es festivo —Día de Reyes— y el reglamento prevé que entre la primera votación y la siguiente han de pasar 48 horas. Por eso, la votación definitiva será el día 7.

La sesión de investidura llega tras la repetición electoral el pasado 10 de noviembre. Después de las generales de abril, ningún partido se puso de acuerdo para desbloquear la situación de interinidad. Tras los comicios de noviembre, el candidato socialista, Pedro Sánchez, tardó un par de días en alcanzar un acuerdo de Gobierno con Unidas Podemos.

Así, desde el 7 de enero España también tendrá su primer Gobierno de coalición de la historia democrática.

Leer más: Qué medidas han pactado PSOE y Unidas Podemos para el nuevo Gobierno, ministerio a ministerio

Antes de que sea una realidad, el Congreso debe establecer cómo será la sesión de investidura. En julio, para la votación fallida, la Junta de Portavoces implantó varias medidas para aligerar los debates. Por ejemplo, se redujeron los turnos de contrarréplica de los portavoces de cinco a tres minutos. También se marcó las 20.30 horas de la tarde como tiempo límite para suspender una sesión.

El objetivo era evitar que las sesiones parlamentarias se eternizaran en la legislatura pasada, cuando había varios partidos en la Cámara Baja distribuidos en ocho grupos parlamentarios. Para la nueva, el número de partidos ha vuelto a crecer, y ahora son 10 los grupos parlamentarios que la Mesa de la Cámara ha aprobado.

Este jueves, Meritxell Batet realizó la convocatoria oficial de la sesión de investidura para este sábado 4 a las 09.00 horas. Y ha convocado una Junta de Portavoces para las 08.30.

Estos son los horarios, turnos, réplicas y contrarréplicas que habrá que tener en cuenta para esta nueva sesión de investidura.

Sánchez detallará el programa político del Gobierno en un turno sin límite de tiempo el sábado 4

Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados.
Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados. REUTERS/Sergio Perez

La convocatoria ya se ha realizado de forma oficial, y Meritxell Batet ha planeado que la sesión de investidura arranque este sábado 4 a las 9.00 horas de la mañana. En otras ocasiones, el inicio de la misma se ha producido a las 12.00 del mediodía.

Leer más: El pleno de investidura de Pedro Sánchez empezará el sábado, aunque es muy improbable que sepamos el resultado antes del martes

El objetivo no es otro que adelantar al máximo los plazos, a fin de que los parlamentarios puedan votar pronto el domingo 5 y así poder volver a sus respectivas provincias para pasar la Noche de Reyes en casa.

Normalmente, según prevé el reglamento, el candidato —en este caso, Sánchez— podrá hacer un uso ilimitado de la palabra para exponer el programa de su gobierno, que ha sido consensuado con su socio Unidas Podemos. Normalmente, después de su discurso, se convoca un rápido receso y se reanuda la sesión por la tarde. De esta forma, el líder de la oposición —Pablo Casado, del PP— tiene margen para preparar su réplica.

No obstante, y debido a lo apurados de los plazos, es probable que el discurso de Sánchez termine pronto y acto seguido tenga lugar el discurso del líder de la oposición. Según Vozpópuli, podría producirse un receso de una hora después de que Casado termine.

Sánchez dedicará buena parte de este discurso a detallar los pormenores del acuerdo que el PSOE ha alcanzado con ERC para garantizar la abstención de los republicanos. Es lo que más preocupa a la oposición del Hemiciclo.

Los grupos podrán hacer réplicas de hasta media hora, que Sánchez podrá responder una a una o de forma global

Pablo Casado en el Congreso de los Diputados.
Pablo Casado en el Congreso de los Diputados. REUTERS/Sergio Perez

El reglamento también estipula que Sánchez podrá responder uno a uno a los portavoces del resto de grupos parlamentarios. Tendrá diez minutos en cada ocasión.

Y aunque el mismo también contempla que los portavoces de los distintos grupos tienen derecho a una contrarréplica de cinco minutos, en la sesión de investidura de julio del año pasado se redujo este tiempo a tres minutos.

A partir de las 20.30 no se concederán más turnos de réplica, y los grupos que todavía no hayan hablado lo harán al día siguiente

Pablo Iglesias, durante una sesión en el Congreso de los Diputados
Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos, durante una sesión en el Congreso de los Diputados. REUTERS/Sergio Perez

La medida anterior se adoptó en una Junta de Portavoces. Finalmente habrá Junta de Portavoces antes de la sesión de investidura del 4 al 7 de enero. Desde luego, no hay mucho margen de tiempo: esta vez será media hora antes de que arranque la sesión el sábado.

Otra de las medidas que adoptó este organismo en julio del año pasado fue la de cortar la sesión a las 20.30 horas de la tarde, motivo por el cual el grupo interviniente a esa hora será el último en hacerlo. Si la Junta de Portavoces acepta, es de esperar que la sesión se reanude al día siguiente por donde se había dejado.

El domingo 5 comparecerán los portavoces de los grupos restantes y comenzará la primera votación

Sánchez, tras comparecer en el Congreso de los Diputados.
Sánchez, tras comparecer en el Congreso de los Diputados. REUTERS/Sergio Perez

El domingo 5 de enero intervendrán los grupos parlamentarios restantes, en caso de que el día anterior no haya dado tiempo a que ya hayan comparecido todos. Debido precisamente a que la sesión de investidura podría convocarse a las 09.00 horas, es de esperar que la primera votación tenga lugar a media mañana.

En otras ocasiones ha sido a mediodía, al filo de las 13.00 o de las 14.00 horas.

Para esta primera votación, Sánchez necesitará mayoría absoluta. Es prácticamente imposible que la consiga.

En estos momentos el presidente del Gobierno en funciones cuenta con 166 síes, 164 noes y 18 abstenciones. Solo quedan por confirmar el sentido de su voto dos diputados; Ana Oramas, de Coalición Canaria, que es probable que rechace la investidura. El otro es Nestor Rego, de los gallegos del BNG. Es más complicado que vote no.

Y en segunda votación —el martes— Sánchez solo necesitará más síes que no es. Parece que todo terminará en unos 167 a favor y unos 165 en contra.

Leer más: El PNV llega a un acuerdo con el PSOE y apoyará la investidura de Pedro Sánchez en enero

 

Así están las cosas después de que este jueves a última hora el diputado del Partido Regionalista Cántabro anunciara el sentido negativo de su voto después de que el PSOE y ERC anunciaran oficialmente su acuerdo. Los socialistas contraatacaron advirtiendo que hoy firmarían los acuerdos con Teruel Existe, Compromís y Nueva Canaria.

 

Si Sánchez no consigue una investidura por mayoría absoluta, habrá que esperar 48 horas hasta segunda votación

Resultado de una votación en el Congreso de los Diputados
Reuters

El 5 sus señorías volverán a casa a esperar la llegada de los Reyes Magos de Oriente.

Si Sánchez no recibe el regalo de ser investido en primera votación por mayoría absoluta, tendrá que esperar hasta el día 7 para ello.

Si el día 5 se vota a mediamañana, el día 7 se votará a la misma hora. 48 horas después, ni una más, ni una menos. Eso sí, para esta ocasión, Sánchez solo necesitaría más síes que noes.

De esta forma, y siempre que se cumpla este calendario, Sánchez pasará a liderar un gobierno en plenas competencias más de ocho meses después de entrar en funciones. Una vez Sánchez sea investido, se pasará a hablar, al fin, de la composición de su gabinete de ministras.

Y además