Pasar al contenido principal

6 claves sobre cómo está gestionando Sánchez sus negociaciones para la investidura, según consultores y politólogos

Pedro Sánchez abandona el Congreso de los Dipitados
Reuters
  • Sánchez no tiene nada garantizado de cara a la sesión de investidura del próximo 22 de julio.
  • Sus negociaciones con Unidas Podemos están cada vez más resquebrajadas.
  • A pesar de ello, varios consultores y politólogos entienden que esta es una partida de poker con bastantes faroles.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Pedro Sánchez continúa en la encrucijada. Este martes ha terminado la quinta reunión con su "socio preferente", Pablo Iglesias, y la investidura sigue bloqueada.

El presidente del Gobierno en funciones celebrará la sesión de investidura el próximo 22 de julio y por el momento no cuenta con los apoyos suficientes. Ni siquiera los de Unidas Podemos, que todavía exigen tener ministros en el Ejecutivo.

Business Insider España ha hablado con politólogos y consultores de prestigio para contar con las claves sobre la gestión de Sánchez y su equipo en estas negociaciones.

Han respondido Xavier Pastor, profesor de Ciencias Políticas de la Universitat Oberta de Catalunya; Paola Cannata, politóloga y miembro de la directiva de la Asociación de Comunicación Política; Luis Arroyo, quien fuera director de gabinete de la ministra Chacón; y David Hijón, CEO de DialogaConsultores.

Leer más: Sánchez e Iglesias no se entienden: fracasa su quinta reunión para desbloquear la investidura, para la que quedan menos de dos semanas

Pastor, por ejemplo, recuerda que en España no se acostumbra a compartir poder, y eso "marca mucho el cómo se negocia". "Vale la pena empezar a colaborar en lugar de competir", pero este profesor aduce que el "relato" que ha construido el PSOE para gobernar solo está empezando a desgastar a sus rivales.

A la politóloga Paola Cannata le sorprende que los socialistas estén actuando como si el bipartidismo "no se hubiera acabado", cuando "en 2015 terminó". También cree que hay todavía una diferencia marcada entre la forma de negociar de los viejos partidos —"con más bagaje, más carretera"— y los nuevos.

Arroyo incide en que el PSOE es "el que menos tiene que perder frente a Podemos y Ciudadanos, en posiciones muy precarias": de ahí su apariencia de inflexible "por ahora". "Eso le permite mantener hasta el último momento, y quizá más allá del debate de investidura, una posición fuerte".

David Hijón, CEO de DialogaConsultores, explica por qué Sánchez no quiere a Iglesias en su gobierno: no hay corral para dos gallos. "Dos figuras políticas pueden generar controversia, como pasa por ejemplo con Salvini: parece el primer ministro italiano, y es solo el ministro de Interior", recuerda.

De las consideraciones de estos cuatro expertos se extraen los siguientes puntos.

1. Las negociaciones de la investidura son una partida de póker en la que Sánchez tiene las mejores cartas

Pedro Sánchez habla con Meritxell Batet en una sesión del Congreso.
Pedro Sánchez habla con Meritxell Batet en una sesión del Congreso. REUTERS/Sergio Perez/Pool

El PSOE fue la fuerza más votada en las generales, llega tras un año de gobierno con la primera moción de censura ganada en democracia, y tras haber sido elegido secretario general de su partido tras haber sido destituido.

Además, es el líder de la socialdemocracia europea, como se ha reflejado en las negociaciones del Consejo Europeo.

2. En el póker, con una buena mano, lo mejor es no precipitarse: Sánchez deja pasar el tiempo y desgasta a sus rivales

Pedro Sánchez en una sesión del Congreso
Pedro Sánchez en una sesión del Congreso REUTERS/Susana Vera

Ganar tiempo solo beneficia al PSOE, que como ha apuntado el CIS, está en tendencia alcista.

3. En España no hay cultura de coalición, es un déficit democrático: un gobierno monocolor del PSOE "no es el mandato de las urnas"

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, en el Congreso
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, en el Congreso. Reuters

A pesar de todo, que el PSOE gobierne solo no es una propuesta "creíble" para los ciudadanos.

Leer más: Estas son las medidas que pactaron PSOE y Podemos en la anterior legislatura y que Sánchez no ha incluido en su propuesta de negociación con Iglesias

4. La repetición electoral todavía es improbable, a pesar de que la tensión aumente en las negociaciones

Una mujer vota en las elecciones generales de 2019.
Reuters

Quedan menos de dos semanas para la investidura, pero los politólogos consultados entienden que ninguno de los agentes querrán llegar a este extremo que "no beneficiaría a nadie".

5. Sánchez ha logrado que el farol de Iglesias —entrar en el Gobierno— empiece a desgastar a Podemos

Sánchez e Iglesias, de espaldas en una reunión en la Moncloa.
Sánchez e Iglesias, de espaldas en una reunión en la Moncloa. REUTERS/Juan Medina

Aunque sea un escenario improbable, esa repetición electoral perjudicaría mucho a Unidas Podemos. Beneficiaría enormemente al PSOE y en menor medida al PP.

Los socialistas han pasado a la ofensiva y han llegado a decir en los medios que Iglesias quiere una vicepresidencia, cosa que Unidas Podemos se ha apresurado a rechazar.

6. Sánchez está consiguiendo culpar del bloqueo institucional a la oposición: PP y Cs

Pedro Sánchez y Albert Rivera
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, y Albert Rivera, líder de Ciudadanos. REUTERS/Susana Vera

La deriva a la derecha de Ciudadanos pierde efecto, y Sánchez no ha hecho ninguna cesión real al independentismo.

El nombramiento de Borrell como Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad es un "mensaje" para los independentistas.

Y además