Pasar al contenido principal

Estas son las medidas que pactaron PSOE y Podemos en la anterior legislatura y que Sánchez no ha incluido en su propuesta de negociación con Iglesias

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez
El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias y el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. REUTERS
  • El PSOE ha enviado a Podemos una propuesta de negociación para esta un acuerdo de gobierno para esta legislatura que este martes negociarán sus respectivos líderes, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, durante su reunión en el Congreso de los Diputados.
  • Este documento no incluye varias de las medidas que ambos partidos pactaron hace pocos meses en su acuerdo para los Presupuestos Generales del Estado para 2019 que finalmente no fueron aprobados por el Congreso.
  • Entre las medidas que el PSOE ya no pone encima de la mesa, destaca la derogación de los aspectos más lesivos de la reforma laboral, que sí formaba parte de su programa electoral, la tasa Google o la intervención en los precios del alquiler de la vivienda.
  • Descubre más historias en Business Insider.

Este mediodía, se reúnen en el Congreso de los Diputados el presidente en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en un encuentro centrado en buscar puntos de consenso de cara a la próxima votación de investidura, que se producirá en 2 semanas.

Por el momento, ambos partidos han dejado ver sus diferencias en materia de formación de un Gobierno, con los socialistas apostando por un Ejecutivo en minoría con "colaboración" de la formación morada pero sin miembros de este partido en puestos ministeriales, y Podemos defendiendo una coalición como las que se acaban de acordar con el PSOE en Baleares, Comunitat Valenciana, Navarra, La Rioja o Canarias.

Sin embargo, los desencuentros entre PSOE y Podemos van más allá de la fórmula de Gobierno. También hay desacuerdos sobre el contenido político de un posible acuerdo, a pesar de que hace menos de un año ambas formaciones llegaran a un acuerdo para los Presupuestos Generales del Estado para 2019, que finalmente no pudo concretarse al rechazar el Congreso esta propuesta conjunta.

Ni cambios en la reforma laboral ni en impuestos

De hecho, en la propuesta de negociación que el PSOE ha enviado a Podemos antes de la reunión entre Sánchez e Iglesias hay varias diferencias sustanciales respecto al acuerdo presupuestario de octubre de 2018. Algunas de las medidas han desaparecido del documento, mientras que otras deberán ser concretadas en la negociación de este mediodía.

En primer lugar, la propuesta del PSOE no incluye la derogación de los aspectos más lesivos de la reforma laboral de 2012, una medida que formaba parte del acuerdo presupuestario y que los socialistas habían incluido en su programa para las pasadas Elecciones Generales. Ahora se limitan a comprometerse a analizar cambios, lo que podría provocar el rechazo de Podemos.

Leer más: Estas son las claves de la reforma fiscal que Podemos le ha planteado a Pedro Sánchez

En cuanto a los impuestos, el PSOE no incluye en su texto de negociación las modificaciones del tipo del IRPF que pactó con Podemos en la anterior legislatura, en la que se estableció elevarlos 2 puntos para rentas que superen los 130.000 euros y un 4% para los que excedan los 300.000 euros.

Del mismo modo, también se han borrado las menciones a la fiscalidad de vehículos de inversión como sicavs y socimis y el establecimiento de un tipo mínimo del Impuesto de Sociedades, pese a que PSOE y Podemos habían acordado en 2018 situarlo en el 15% para empresas que facturen al menos 20 millones de euros. Sobre este impuestos, el PSOE señala que negociarán establecer un tipo "mínimo para grandes corporaciones".

El documento socialista también se retracta sobre impuesto sobre servicios digitales, conocido como tasa Google, pese a que el Gobierno en funciones llegó a presentar la medida al Congreso y ha defendido ante el G20 la necesidad de aplicarla. En su propuesta, el PSOE asegura que esta cuestión está en el tejado de la UE y limitándose a mostrar su voluntad de promover su aprobación.

Tampoco se menciona la factura eléctrica ni los alquileres

Respecto a otros puntos en los que PSOE y Podemos ya habían llegado a acuerdos, el texto del PSOE no abre la puerta a reformar la factura eléctrica, como se estipulaba en su acuerdo presupuestario de octubre. Hace 10 meses, el pacto señalaba que se elevaría el término variable según se aumentase el consumo eléctrico, se proponía frenar la retribución extra a ciertas tecnologías y revisar los pagos por capacidad.

Leer más: Podemos se cansa de ceder ante Sánchez, pero garantizará su lealtad en temas como Cataluña a cambio de ministros

Sin embargo, el PSOE sí incluye en su propuesta impulsar "normas legales necesarias para favorecer que se traslade al precio de la electricidad la reducción progresiva de las energías renovables y se garantice la rentabilidad adecuada y el pleno desarrollo de la expansión de las mismas" de cara a mejorar el acceso al mercado eléctrico.

Otro de los puntos más sonados del acuerdo presupuestario entre PSOE y Podemos era el de intervenir los precios del alquiler para evitar su encarecimiento indiscriminado, una medida de la que los socialistas ya se habían retractado anteriormente y que no ha sido incluida en la nueva Ley de Arrendamientos Urbanos.

En el acuerdo de octubre, PSOE y Podemos habían pactado que se permitiría a ayuntamientos y autonomías "regular y limitar las subidas abusivas del precio del alquiler" en zonas declaradas "tensionadas", modificando así la normativa del mercado del alquiler. Este punto no se incluyó en la ley de arrendamientos y tampoco forma parte ahora de los temas a negociar.

Y además