6 cosas que jamás deberías hacer en un restaurante de lujo, según el director de un restaurante con estrella Michelin

Claire Turrell
| Traducido por: 
Restaurante

Shutterstock

  • Matthew Mawtus es el director general de Hide, un restaurante londinense que tiene una estrella Michelin.
  • Incluso en un lugar tan elegante como Hide, Mawtus comenta que ve a los comensales cometiendo algunos errores de protocolo.
  • No cambies de mesa sin preguntarle al personal, sé sincero sobre tus limitaciones dietéticas y, por favor, no te pelees por la cuenta con el resto de la mesa.

Los restaurantes de lujo con estrellas Michelin son un entorno de alta presión. El personal trabaja durante muchas horas para ofrecerte los mejores menús degustación, un maridaje de alto standing y una atención personalizada.

Incluso los manteles de lino se miden con una regla para asegurarse de que la experiencia gastronómica de cada invitado sea impecable. 

Pero aunque el personal nunca lo diría, no todos los clientes no son tan idílicos como el soufflé ligero como una pluma que sirven de postre. Entonces, ¿cómo puedes asegurarte de que no eres uno de estos clientes?

Matthew Mawtus, gerente general del restaurante Hide, galardonado con una estrella Michelin, en Londres, ha proporcionado las claves que considera esenciales a la hora de comer en un restaurante de este nivel:

1. No cambies de mesa sin comunicarlo, pídele al jefe de sala si puedes moverte.

El comedor de Hide en Londres.
El comedor de Hide en Londres.

Matthew Mawtus / Hide

Los restaurantes con estrellas Michelin funcionan como un reloj debido a toda la planificación que hay detrás. Cuando un comensal cambia de mesa, aunque parezca un movimiento espontáneo, puede desincronizar la carga de trabajo del personal. 

"Dividimos el restaurante en secciones, con un jefe de camareros para cada sección", explica Mawtus. "Los restaurantes sientan a las personas en mesas específicas porque no quieren llenar una sección y dejar las otras vacías. El equipo querrá distribuir la carga de trabajo para los camareros para que no se sobrecarguen y nuestros invitados reciban la mejor atención". 

2. Por favor, no te pelees por pagar la cuenta con el resto de comensales.

Pagar en un restaurante

GettyImages

La lucha por pagar la cuenta puede tener sus raíces en la generosidad, pero cuando todos le lanzan sus tarjetas de crédito al camarero, puede provocarle mucha incomodidad. El no debe decidir quién paga. 

"He vivido esta situación en el pasado y es incómodo cuando se convertía en mi decisión", dice Mawtus. "Es como, 'realmente no os conozco a ninguno, me gustaría que resolvierais esto entre vosotros'. Dos mujeres insistieron en que cada una quería pagar la cuenta completa: una tenía una tarjeta de crédito y la otra pagaba con Apple Pay. La que pagaba con Apple Pay ganó porque acercó su iPhone al datáfono". 

Para calmar los nervios del camarero, decidid quién va a pagar esta vez o la próxima antes de que el camarero llegue a la mesa. 

3. Deja de pedir la segunda botella de vino más barata del menú

Vino tinto

Getty Images

Una lista de vinos con estrella Michelin puede ser abrumadora tanto en variedad como en precio. Una estrategia para muchas personas es simplemente pedir la segunda botella de vino más barata del menú, pero Mawtus dice que la mejor manera de navegar por el menú es hablar con el sommelier

"Pregunta por el sommelier. Yo siempre lo hago, ya que ellos saben lo que tienen en su bodega", asegura Mawtus. Además, no te avergüences de decirle al sommelier tu presupuesto. 

"Cuando fui a cenar al Eleven Madison Park en Nueva York, el camarero le dijo a nuestra mesa de 4: 'Las cosas se ponen bastante difíciles por aquí, así que ¿pueden darme un presupuesto para trabajar?'", cuenta Mawtus. "Se lo pones más fácil a todos" 

También matiza que puedes pedir la botella de vino más barata en un menú de estrella Michelin y aún así no te decepcionaría. "Me avergonzaría si alguna vez pongo un vino malo en la lista", comenta a Business Insider. "Es un mal sentido comercial servir a la gente un producto de calidad inferior. Si lo haces, no volverán".

4. No te quedes la queja para TripAdvisor o Google

tripadvisor
Business Insider España

Si la comida o servicio han sido insatisfactorios, no es necesario que te lo guardes hasta que llegues a casa para luego compartir tus pensamientos online. Mawtus pide que compartas tu opinión y experiencia con los responsables. Dales la oportunidad de remediar la situación.

"Pregunta por el jefe de tu zona para cambiar tu plato o solucionar el problema", dice Mawtus. "Si planteas el problema en ese momento, se puede resolver, pero si te vas y no dices una palabra o ingresas a TripAdvisor, no pueden retroceder en el tiempo y solucionarlo". 

5. No te guardes tus limitaciones hasta el último minuto

Un plato en Hide con codorniz Norfolk asada con ras el hanout, melaza de dátil y rosa de Damasco.
Un plato en Hide con codorniz Norfolk asada con ras el hanout, melaza de dátil y rosa de Damasco.

Matthew Mawtus / Hide

Desde alergias, intolerancia al gluten, hasta gustos personales, cuando un chef recibe solicitudes específicas de un comensal, algunas pueden ser difíciles de entender. Cuanto más tiempo le dediques al restaurante para que se adapte a tus necesidades, mejor. 

"Tenemos una señora a la que le gusta venir a apoyarnos y tiene una dieta baja en sal", comenta Mawtus. "Nos envía un correo electrónico con un par de días de anticipación sobre lo que quiere pedir. Lo agradecemos ya que tenemos tiempo para prepararnos". 

6. No olvides que es un momento único para la conexión humana

Uno de los pocos lugares en los que tienes garantizada una noche de relajación y buena conversación es en un restaurante elegante. 

No desperdicies la experiencia, apaga el teléfono y aprovecha la oportunidad para pasar tiempo de calidad con las personas que te rodean.

"He estado en una mesa donde había cuatro personas de veintitantos años, todas jugando a Candy Crush Saga mientras les servimos la cena", asegura Mawtus. "Se están perdiendo una experiencia por la que finalmente están pagando. Eso es una lástima para mí".

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.