6 razones por las que tienes sudores nocturnos (y cuándo debes acudir al médico)

Los medicamentos como los antidepresivos o los medicamentos de terapia hormonal pueden contribuir a la sudoración nocturna.
Los medicamentos como los antidepresivos o los medicamentos de terapia hormonal pueden contribuir a la sudoración nocturna.
JGI/Jamie Grill/Getty Images

Los sudores nocturnos son incómodos: es posible que te impidan dormir toda la noche del tirón y que propicien que te despiertes en mitad de la madrugada empapado en sudor. 

Debes saber que la sudoración nocturna es relativamente común y puede ser un efecto secundario de la menopausia o del consumo de determinados medicamentos. Pero en algunos casos, los sudores nocturnos pueden indicar un problema subyacente más grave, como hipoglucemia o una infección.

Aquí hay 6 razones por las que puede tener sudores nocturnos y cuándo ha llegado la hora de acudir a un médico.

1. Menopausia

Cuando llegas a la edad de la menopausia, tus ovarios comienzan a producir menos estrógeno, progesterona y testosterona. Estos cambios, especialmente el cambio en el estrógeno, pueden desencadenar sofocos y sudores nocturnos.

Esto se debe a que la disminución de los niveles hormonales provoca que tu termostato interno, llamado hipotálamo, sea más sensible a los cambios leves de temperatura corporal.

¿Eres delfín o león? Tu cronotipo guarda relación con la salud de tu corazón y el peligro de diabetes, obesidad y alteraciones metabólicas

Si su hipotálamo detecta que tienes demasiado calor, tu organismo puede desencadenar un sofoco o calor nocturno para sudar y enfriarte.

En el caso de que tus síntomas de menopausia sean severos, tu médico puede recetarle una dosis baja de estrógeno.

2. Ciertos medicamentos

Algunos medicamentos recetados pueden interferir con el termostato interno de su cuerpo y desencadenar sudores nocturnos, entre ellos:

  • Medicamentos de terapia hormonal
  • Antidepresivos como escitalopram (Lexapro) y sertralina (Zoloft)
  • Medicamentos para la migraña como sumatriptán (Imitrex) y rizatriptán (Maxalt)
  • Metadona, que trata el trastorno por uso de opioides
  • Medicamentos que tratan el nivel bajo de azúcar en la sangre, como Glipizide (Glucotrol)

Si has comenzado a tomar recientemente un nuevo medicamento y experimentas sudores nocturnos, pregúntale a tu farmacéutico o médico si esto puede ser un posible efecto secundario. 

Es posible que te recomienden cambiar de fármaco o disminuir la dosis, pero nunca hagas cambios por tu cuenta sin consultar primero a su médico.

3. Infecciones

Cuando padeces una infección, el sistema inmunitario reacciona produciendo más glóbulos blancos. 

Este proceso puede hacer que la temperatura corporal aumente y provoque la sudoración, explica a Business Insider Brandon Peters, neurólogo certificado por la junta y médico del sueño en Virginia Mason Medical Center.

Puedes desarrollar fiebre y sudores nocturnos si tiene:

  • Infecciones bacterianas como infecciones del tracto urinario o neumonía.
  • Infecciones virales como la gripe.
  • Infecciones parasitarias como la malaria.

NOTA: Los sudores nocturnos son uno de los síntomas más comunes de la tuberculosis, una enfermedad respiratoria rara pero grave. Si has viajado al extranjero recientemente y tiene síntomas como tos con sangre junto con fiebre, consulte a su médico para verificar si tiene tuberculosis.

Junto con los sudores nocturnos, la fiebre también puede causar síntomas como:

  • Escalofríos
  • Temblores o castañeteo de dientes
  • Cara sonrojada
  • Debilidad
  • Dolores musculares

Si la fiebre se prolonga más de una semana o supera los 40 grados centígrados, consulta a un médico lo antes posible. Es posible que te traten con paracetamol o líquidos intravenosos para la deshidratación.

4. Hipoglucemia

La hipoglucemia ocurre cuando el nivel de azúcar en la sangre cae a niveles anormalmente bajo. Suele estar vinculado a la diabetes, pero también puedes contraerlo si tienes una enfermedad del páncreas o un trastorno alimentario.

"Cuando los niveles de azúcar en la sangre bajan demasiado, esto puede activar la liberación de adrenalina", dice Nesochi Okeke-Igbokwe, médico de medicina interna en la práctica privada.

Cuando esto sucede, se estimulan las glándulas sudoríparas y comienzas a sudar para refrescarte. Esto puede suceder durante el día o por la noche mientras duerme.

Algunos otros signos de hipoglucemia incluyen:

  • Sentirse irritable o ansioso
  • Temblores
  • Confusión
  • Latidos cardíacos acelerados

Si tu nivel de azúcar en la sangre es bajo, puede comer una cucharada de azúcar o miel para ayudar a equilibrarlo. 

Pero si tienes hipoglucemia regularmente, debes acudir al médico para determinar cuál es el mejor tratamiento posible. 

5. Beber alcohol antes de acostarse

Beber alcohol demasiado cerca de la hora de acostarse también puede desencadenar sudores nocturnos, incluso aunque no bebas mucha cantidad. 

Existen diversas razones por las que el alcohol desencadena la sudoración nocturna, que incluyen:

  1. El alcohol relaja las vías respiratorias, lo que puede dificultar la respiración. Este mayor esfuerzo puede hacer que la temperatura de su cuerpo aumente.
  2. El alcohol aumenta el ritmo cardíaco, lo que también eleva la temperatura corporal y provoca la sudoración.
  3. Debido a que el alcohol es una toxina, el organismo suele sudar más para contribuir a eliminarlo de su sistema.

Para evitar los sudores nocturnos, lo mejor es dejar de beber alcohol unas cuatro horas antes de acostarse.

6. Algunos tipos de cáncer

Ciertos tipos de cáncer pueden causar sudores nocturnos como síntoma temprano.

La leucemia puede causar sudores extremos que empapan las sábanas. Casi un tercio de los pacientes con leucemia dicen que este fue un síntoma temprano antes de su diagnóstico. Algunos otros signos de leucemia son:

  • Debilidad o fatiga
  • Pérdida de peso inexplicable
  • hemorragias nasales
  • Dolor de huesos
  • Infecciones frecuentes

El linfoma puede causar sudores nocturnos, junto con síntomas como:

  • Fatiga
  • Ganglios linfáticos inflamados
  • Infecciones frecuentes
  • Moretones con facilidad
  • Pérdida de peso inexplicable

Si tiene alguno de estos síntomas junto con sudores nocturnos, consulte a su médico lo antes posible.

Algunos tratamientos contra el cáncer también pueden causar sudores nocturnos, entre ellos:

  • Quimioterapia
  • Radioterapia
  • Terapia hormonal
  • Otros medicamentos como esteroides

Cuando debes acudir a un médico

Si los sudores nocturnos ocurren con frecuencia o si son intensos, lo que hace que la ropa de dormir o la ropa de cama se empapen, esta es una señal de que debe consultar a su médico, dice Peters.

"Esto es especialmente cierto si ocurren sin factores claros, como una enfermedad o un ambiente cálido", dice Peters.

Un médico puede observar tus síntomas, realizar un análisis de sangre y someterte a un examen físico para ayudar a diagnosticar el problema, dice por su parte Okeke-Igbokwe.

Otros artículos interesantes:

La verdadera razón por la que te despiertas todas las noches a las 3 de la madrugada

Cría conocimientos y échate a dormir: un estudio sugiere que no le quites horas de sueño al estudio si quieres aprender más

Síntomas más allá de roncar que podrían indicar trastorno de apnea del sueño

Te recomendamos