¿Por qué estás acumulando grasa abdominal a medida que te acercas a la menopausia?

grasa abdominal, peso

Ganar peso con la edad es algo bastante habitual en la mayoría de personas. Pero en el caso de las mujeres más inevitable parece aún ver cómo se acumula la grasa abdominal una vez llegada la mediana edad.

“Se trata de un cambio fisiológico que, por desgracia, nos ocurre a prácticamente todas las mujeres a medida que envejecemos”, explica Victoria Vieira-Potter, profesora de nutrición y fisiología del ejercicio en la Universidad de Missouri a The New York Times. “No es algo que tú hiciste”. 

Por lo que  evita los remordimientos de pensar que te descuidaste y eso te llevó a engordar. Más bien se trata de algo natural que ocurre con los años. Mejor aceptarlo con naturalidad. Y no dejar que se descontrole. Ya que puede conllevar riesgos para la salud.

El aumento de la grasa del vientre es mucho más que un problema estético. Este tipo de grasa, que se encuentra en el interior del abdomen y rodea los órganos, está relacionada con problemas más graves que cerrarse los jeans, como riesgo de enfermedades del corazón, diabetes o cáncer.

Aunque no solo se relacionada a la edad y la menopausia. El exceso de contorno de cintura también tiene que ver con la falta de ejercicio, la mala alimentación, el estrés o los problemas de sueño.

¿Por qué tu abdomen aumenta con la edad?

Tu peso está determinado en gran medida por 2 factores principales: las calorías que consumes y las que quemas diariamente.

Si comes demasiado y no te mueves, es probable que aumentes de peso, incluyendo la grasa del abdomen. Y aunque no te lo parezca existe una tendencia generalizada a ser más sedentarios con la edad. 

Además, tu masa muscular disminuye con los años, mientras que la grasa aumenta. Tus músculos son responsables de una buena parte de las calorías consumidas en reposo. Por lo que la pérdida de masa muscular también disminuye la velocidad a la que tu cuerpo utiliza las calorías, dificultando que mantengas tu silueta estable.

Cómo evaluar si tienes un exceso de grasa abdominal que comprometa tu salud

Esto pasa en ambos sexos. Pero en mujeres es normal percibir un aumento de la grasa del vientre a medida que envejecen, incluso si no perciben ganancia de peso. 

Aunque aún no hay evidencia científica que explique el por qué, numerosos estudios apuntan a que la menopausia podría conllevar a esta acumulación de grasa abdominal a partir de la mediana edad.

Menopausia y cambios en la forma corporal

Aunque la menopausia puede no estar directamente asociada con el aumento de peso, en cambio sí podría estar relacionada con cambios en la composición corporal y la distribución de grasa.

Varias investigaciones revelan cómo este proceso desempeña un papel en la transición de muchas mujeres de mediana edad de un cuerpo en forma de pera (caderas y muslos anchos, con más peso por debajo de la cintura) a un cuerpo en forma de manzana (cintura y vientre anchos, con más peso por encima de la cintura).

Un estudio publicado en Nature analizó durante 30 meses a  438 mujeres de entre 44 y 55 años. Los resultados mostraron que menopausia tenía un efecto en el aumento de la masa grasa y de la obesidad central.

Similares conclusiones evidenció un estudio de 2021, que analizó la evolución de los cuerpos de 380 mujeres de mediana edad durante 12 años, incluyendo el tiempo anterior, durante y posterior a su transición a la menopausia. Entre las mujeres blancas y negras, la grasa de la sección media aumentó de media, un 24 y un 17%, respectivamente en ese periodo.

Esto se debe probablemente a una disminución en ciertas hormonas sexuales, que parece influir en el lugar donde se distribuye la grasa en el cuerpo.

Estos alimentos saludables te ayudarán a minimizar los efectos de la menopausia y de la edad en tu salud

"La testosterona, y en general las hormonas masculinas, tienden a acumular grasa visceral mientras que los estrógenos, las hormonas femeninas, tienden a acumular la grasa subcutánea en la zona de los glúteos, de las caderas y de las extremidades", evidencia la doctora Susana Monereo, de la Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital Ruber Internacional (Madrid) 

"De ahí que al perder las hormonas durante la menopausia la grasa tienda a disminuir en las piernas y a ponerse en el abdomen, es un fenómeno normal del envejecimiento", añade la especialista en Infosalus.

Dado que este tipo de grasa se relaciona con problemas de salud graves, es conveniente mantenerla a raya. Hacer ejercicios de fuerza como sentadillas o abdominales puede ser útil. Seguir una dieta saludable,  rica en verduras y fibra), contener el tamaño de las porciones y hacer ejercicio de manera regular, ayudarán también a reducir tu contorno de cintura incluso en la mediana edad.

Otros artículos interesantes:

La dieta recomendada para eliminar los kilos ganados en la menopausia y adelgazar pasados los 50 años

El retraso en la menopausia mejora la salud de los huesos y disminuye el riesgo de diabetes tipo 2, aunque incrementa la probabilidad de cánceres sensibles a las hormonas

6 maneras efectivas de perder barriga avaladas por los médicos

Te recomendamos