13 síntomas silenciosos de que sufres diabetes

Paciente con diabetes.

Getty

  • Los tipos de diabetes pueden condicionar la vida de los pacientes de diferentes maneras, pero algunas afecciones son comunes a los indicios de la enfermedad. 
  • Estos son 13 de los síntomas silenciosos que deberías vigilar si crees que puedes tener diabetes. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Primero en Upday Cintillo

La Diabetes mellitus afecta a entre el 5% y el 10% de la población general. Pero, por cada paciente diabético conocido podría existir otro no diagnosticado. Más si se tiene en cuenta que los síntomas del tipo más común, la diabetes tipo 2, suelen pasar con frecuencia desapercibidos.  

Cada año aparecen alrededor de 386.000 nuevos casos de diabetes en la población adulta en España, cuando la incidencia de diabetes, ajustada por edad, sexo y forma de detección es de 11,6 casos por 1.000 personas al año, según un estudio publicado en Nature en 2020.

No obstante, el estudio distingue entre la incidencia de diabetes conocida —3,7 casos por 1000 personas al año— y la incidencia de diabetes no conocida e identificada en el estudio —7,9 casos por 1000 personas al año—.

Entre los factores de riesgo, los autores del estudio destacan la edad, el sexo masculino, la obesidad, la obesidad central, el incremento de peso y la historia familiar de diabetes.

9 alimentos para bajar el azúcar en sangre

La enfermedad se caracteriza por un aumento de la cantidad de glucosa en la sangre y por la aparición de complicaciones microvasculares y cardiovasculares —lo que podría provocar daños en otros órganos y aumentar la mortalidad asociada con la enfermedad—. 

"Afecta a nivel mundial a millones de personas y cuya prevalencia está aumentando en los últimos años. Existen distintos tipos de diabetes, entre los que la diabetes tipo 2 es la más prevalente y representa el 85% y el 90% de los casos", explica el equipo científico de Melio, una plataforma online de análisis de sangre.

"El final de la enfermedad puede ser el mismo, pero son 2 enfermedades que cursan de forma muy distinta y una se puede prevenir y la otra no", diferencia en una consulta de Business Insider España la nutricionista y consultora de Salud y Bienestar, Laia Colilles.

Los 6 signos que indican que tienes el azúcar en sangre muy alto, incluso aunque no tengas diabetes

"La diabetes tipo I es una enfermedad autoinmune en la cual el sistema inmunológico da ordena a las células beta del páncreas productoras de insulina que se autodestruyan. Como consecuencia el cuerpo no es capaz de producir insulina", explica el equipo dirigido por Francisco García de Valencia Fitness and Health.

Además, de acuerdo con las indicaciones de Colilles, la diabetes tipo 1 es una enfermedad genética, que va a desarrollarse sí o sí entre los 0 y los 30 años. Más teniendo en cuenta que el deterioro progresivo de ciertos sistemas y órganos del cuerpo.

"Este deterioro progresivo que es producido por los hábitos y el ambiente, va a haciendo que poco a poco la enfermedad se vaya manifestando", describe.

En este caso, el paciente puede empezar a tener muchísima hambre, porque los órganos no pueden conseguir la glucosa. También experimenta mucha sed y muchas ganas de orinar.

"Estos serían los 3 síntomas principales que se pueden producir en cualquier paciente que está realizando un debut de diabetes de tipo 1. Aunque puede ser que simplemente se produzca uno", dice.

23 formas en las que tu cuerpo se puede atacar a sí mismo hasta generar enfermedades sin cura

La diabetes tipo 2, la más común sobre todo para mayores de 40 años de edad, está relacionada con la resistencia a la insulina, independientemente de la deficiencia de la misma, y que puede estar presente con muy pocos síntomas durante mucho tiempo. 

"Este tipo de diabetes suele desarrollarse durante mucho tiempo y las personas suelen tener sobrepeso u obesidad, un bajo nivel de actividad física, una dieta no saludable... Y se manifiesta sobre todo en adultos. Es bastante normal no tener síntomas durante años, muchas veces no se detecta si no se realizan análisis de sangre constantes", explican los expertos del equipo.

Colilles aclara que, con cambios en los hábitos, se pueden ver mejoras en la evolución de la enfermedad, dado que principalmente surge por una ingesta exagerada de azúcares o carbohidratos. 

"El páncreas tiene que trabajar más y los órganos se desgastan. Si le estás pidiendo más y más, cada vez irá funcionando peor", advierte. 

Estas son 13 de las afecciones silenciosas que puede sufrir un paciente con diabetes, según la evidencia científica para cada tipo de diabetes.

Sed

Un hombre se echa agua en la cabeza por el calor, en España.

REUTERS/Javier Barbancho

Conforme a las indicaciones del Ministerio de Consumo y de Bienestar Social, la sed es uno de los síntomas silenciosos que puede provocar la diabetes tipo 2 —el tipo de diabetes más diagnosticado—.

Esta se mantiene aunque el individuo beba más de 4 litros de agua, según el medio especializado en salud Health Talk.

"Tiene muchísima sed porque los niveles de azúcar en sangre están tan altos, tan altos, tan altos, que necesita diluir este esta glucosa en sangre", describe la nutricionista.  

Fatiga

Persona enferma, en el sofá, cansada.

Getty

Tal y como varios expertos han señalado con anterioridad a Business Insider España, cabe destacar que la fatiga puede ser una alerta silenciosa de tu cuerpo para diferentes patologías. Por ello, independientemente de que sea o no diabetes, no la debes ignorar.

En el caso de la diabetes, lo que sucede es que tu cuerpo tiene que trabajar más para eliminar el exceso de azúcar y esto impide que la sustancia pueda entrar y energizar a las células. 

De facto, según el equipo médico liderado por Francisco García, es común que por esta razón los pacientes sufran infecciones de vejiga y riñón. 

Aumento de la cantidad de orina

Baño

Getty Images

Para la diabetes tipo 2, que es más frecuente en personas mayores de 40 años —aunque se está extendiendo a población más joven—, también es usual identificar un aumento en la cantidad o la frecuencia de la orina

Ir más de entre 4 y 7 veces al día al baño, sobre todo si te despiertas varias veces en una misma noche puede ser un indicio de que tus riñones están haciendo un esfuerzo extra por regular los niveles de azúcar en sangre. 

"Es la forma que encuentra el cuerpo para eliminar esta glucosa en sangre tan elevada", dice Colilles.

Aumento del apetito

comer arroz blanco o integral
Unsplash

Da igual cuánto hayas comido o cenado, que tu cerebro te va a pedir que le sigas alimentando. Aunque también se puede identificar por las ingestas entre horas. 

Esto suele ser común, según el Ministerio de Consumo y Bienestar Social de España, en pacientes con diabetes tipo 2. Pero también con el tipo 1 o autoinmune.

"Los síntomas más típicos, entre los que se incluyen la polifagia (aumento de apetito), polidipsia (sed excesiva) y poliuria (producción de grandes cantidades de orina), se relacionan tradicionalmente con la diabetes del tipo 1 o autoinmune, que suele afectar a personas jóvenes, y que son muy llamativos", explica en un email a Business Insider España el equipo científico de Melio.

Pérdida de peso inexplicable

Por qué tu peso cambia cada día

Por el contrario, también podrías perder peso sin ningún motivo aparente —haces una dieta o sigues una nueva rutina de ejercicio, por ejemplo—. 

Este síntoma podría estar relacionado con la cantidad de veces que vas al baño a hacer pis y las calorías que pierdes y no absorbes, según explica a The Healthy el Dr. Aaron Cypess, investigador del Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales de los Institutos Nacionales de Salud de EEUU. 

"Hay veces que los pacientes empiezan a comer y a seguir teniendo muchísima hambre. Y comen y empiezan a experimentar una pérdida de peso. Esto es una situación de alarma. Siempre que alguien pierda peso de forma que no sea intencionada habría que revisar qué pasa", advierte la nutricionista.

Picores

Erupciones en la piel.

Getty

Tal y como se ha mencionado con anterioridad, la diabetes puede estar relacionada y provocar afecciones cardiovasculares. Por ello, síntomas como los picores por una mala circulación suelen ser comunes al menos en los casos de tipo 2, según el Ministerio. 

Además, también se podría identificar un exceso de sequedad en la piel. 

Cosquilleos o pinchazos

Mujer con mareos en la cama.

Getty

Al parecer, informa Health Talk, los pacientes con diabetes también podrían sentir un hormigueo o entumecimiento, como un ardor en los pies al despertar. 

Esto se debe a que el exceso de azúcar puede afectar a las terminaciones nerviosas.  

Infecciones

Una mujer enferma se pone el termómetro
Getty

Además de los cambios en la frecuencia a la hora de ir al baño, las personas con indicios de diabetes suelen ser más propensos a sufrir infecciones en el tracto urinario y candidiasis. 

Esto puede identificarse por el ardor o el olor de la orina y por los picores y la secreción en los genitales, respectivamente. 

"Las infecciones bacterianas cutáneas pueden producir orzuelos (infecciones de las glándulas del párpado); forúnculos (protuberancias llenas de pus debajo de la piel); foliculitis (infección de los folículos del pelo) e infecciones alrededor de las uñas", añaden los expertos de Melio.

Visión borrosa

Gafas sucias

Getty images

Si a lo largo del día notas que las luces o las propias pantallas del móvil o el ordenador se desenfocan puede que el nivel de azúcar que permanece en la sangre te esté afectando a la visión

Esto sucede cuando los niveles elevados causan hinchazón en el cristalino del ojo, lo que dificulta que puedas enfocar con claridad. 

"Pueden aparecer problemas de visión. Los pacientes tienen visión borrosa", dice Colilles.

Aunque Cypess destaca que, al empezar el tratamiento, este suele ser un síntoma habitual porque indica que los niveles de azúcar en sangre comienzan a descender a niveles más seguros. 

Problemas para curar heridas e incluso tatuajes

Joven haciéndose un tatuaje
Reuters

Cuando regularmente tienes problemas para cicatrizar heridas, desde un corte con un papel hasta un nuevo tatuaje, puede que tu flujo sanguíneo esté alterado.

Los elevados niveles de azúcar podrían entorpecer la circulación, de ahí también los picores y los cosquilleos.

Ronquidos

Mujer ronca, roncar
Getty

Desde Melio explican que los ronquidos podrían ser un riesgo de padecer diabetes porque "son producidos por la relajación de la musculatura de la vía aérea durante el sueño que impide el paso del aire de la boca a los pulmones disminuyendo la concentración de oxígeno en la sangre (apnea obstructiva del sueño)".

Esto lleva a que disminuyan los niveles de oxígeno y se altere el metabolismo de la glucosa

"Induce la liberación de unas moléculas llamadas citoquinas proinflamatorias que parecen correlacionarse con la resistencia a la insulina y dónde niveles muy elevados conllevan un mayor riesgo para padecer diabetes", advierten.

Afecciones en el cuero cabelludo

Un hombre que pierde pelo se mira al espejo
Getty

El hongo Pityrosporum ovale, que forma parte de la microbiota del cuero cabelludo, suele aparecer de forma excesiva y generando una infección ante una bajada de las defensas del organismo.

"La dermatitis o caspa seborreica es una enfermedad común de la piel que afecta a zonas ricas en glándulas sebáceas como son el cuero cabelludo, la cara y el tórax. Se presenta en forma de escamas de piel de color blanco o amarillo (caspa) y con aspecto untuoso", explican los especialistas.

Cambios de humor

mujer impaciente coche, enfado
Getty

La diabetes también puede ir acompañada de algunos síntomas psicológicos y neurológicos. Entre ellos, la inestabilidad emocional, la falta de energía e incluso tendencias depresivas. 

Otros artículos interesantes:

Los 5 errores de alimentación más comunes si tienes diabetes, según un enfermero experto en nutrición

Los mejores ejercicios para controlar la diabetes y reducir los niveles de azúcar en sangre

Los 6 signos que indican que tienes el azúcar en sangre muy alto, incluso aunque no tengas diabetes

Te recomendamos

Y además