7 problemas de salud que puedes prevenir si duermes boca arriba

Dormir boca arriba

Getty Images

  • Aunque numerosos estudios sobre el sueño coinciden en que dormir del lado izquierdo es la posición más sana para que el cuerpo esté alineado y descansado, hacerlo boca arriba también tiene sus ventajas, especialmente para resolver varios problemas de salud.
  • Esta posición equilibra el peso del cuerpo, ayuda a mantener los órganos internos alineados y previene el dolor de cuello y de espalda, pero tiene muchas más ventajas que puedes descubrir a continuación. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

"Una buena risa y un largo sueño son las dos mejores curas para cualquier cosa", reza un viejo proverbio irlandés. A la hora de dormir, la posición importa, y mucho. Desde luego, la ciencia no recomienda hacerlo boca abajo, ya que perjudica a la columna, ocasionando dolores de espalda y de cuello y contribuyendo a futuros problemas como la hernia de disco.

Dormir boca arriba ofrece numerosos beneficios para la salud y también previene y mejora problemas diversos de piel, respiración, descanso o hinchazón. Desde el Instituto Europeo del Sueño concluyen que esta postura previene los dolores (siempre que la almohada no sea demasiado alta), mantiene los órganos alineados y equilibra el peso del cuerpo. 

Aunque la posición fetal del lado izquierdo es la más saludable, y proporciona alivio de trastornos como el reflujo gástrico y los ronquidos (o apnea obstructiva del sueño), beneficiando el drenaje linfático responsable de limpiar los residuos del sistema nervioso central, hacerlo boca arriba tiene sus ventajas para evitar otros males, tal y como explican desde Healthline.

Estos son los principales beneficios de dormir boca arriba, o en decúbito supino.

Dormir boca arriba

Getty Images

Reduce el dolor de espalda y cuello

Dormir boca arriba ayuda a reducir la presión sobre la columna, ya que es similar a estar erguido, pero en el suelo. La postura decúbito supino mantiene la curva natural y permite dar descanso a la columna vertebral. 

En este aspecto, una investigación de 2017 señaló que dormir boca arriba con ambas manos sobre el pecho o a los lados es la mejor manera de prevenir el dolor. 

Mejora la respiración y el sueño

Dormir boca abajo o de costado implica una respiración menos profunda, ya que comprime el diafragma.

Diversos estudios como este, publicado en la revista Frontiers in Nature, vinculan la respiración diafragmática profunda al despertar con estrés reducido, mejor estado de ánimo y una capacidad óptima de concentración. 

Esto tiene consecuencias directas sobre el sueño: un estudio de 2018 vincula la respiración lenta y profunda con la producción de melatonina, la hormona que promueve la relajación, induce el sueño y aumenta la actividad del sistema nervioso parasimpático.

Previene y alivia los brotes de acné

Para prevenir el acné es importante no tocarse la cara, lavarla con frecuencia o reducir el consumo de azúcar, pero también dormir boca arriba. Tu almohada absorbe el sebo de la piel y el cabello, transfiriéndolo de nuevo a tu rostro y ocasionando espinillas, enrojecimiento e irritación. 

Dormir boca arriba evita este contacto y mantiene tu cara ventilada y fresca durante la noche. 

Evita la formación de arrugas

Si no quieres tener arrugas, no deberías dormir boca abajo. Es una postura que propicia la fricción de la piel de la cara y el cuello directamente sobre la almohada. 

Hacerlo decúbito supino ayuda a que las cremas para el cuidado del rostro permanezcan en la cara, manteniendo el cuello recto y evitando el desarrollo prematuro de líneas. 

Dormir boca abajo puede pellizcar, tirar e irritar la piel y provocar arrugas. Cuando su cara está directamente sobre la almohada, la fricción resultante puede causar arrugas y líneas.

Reduce la hinchazón de ojos y cara

Si te recuestas sobre un lado de tu cara, el líquido se acumula en esa área, provocando hinchazón alrededor de los ojos y en el rostro. Elevando un poco la cabeza y durmiendo boca arriba, remediarás este mal. 

Alivia la mucosidad

Dormir con la cabeza elevada por encima del corazón ayuda a aliviar la congestión y a prevenir la obstrucción de los conductos nasales. Si lo haces boca abajo, la mucosidad se acumula en este lugar.

Al dormir en esta posición equilibrada y con la cabeza un poco levantada, la gravedad ayudará a drenar la mucosidad y mantener despejadas las vías respiratorias.

Además, otra revisión de 2016 publicada en PubMed indica que dormir decúbito supino ayuda con el reflujo ácido, también conocido como enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).

Previene los dolores de cabeza tensionales

Los dolores de cabeza cervicales comienzan en el cuello y a menudo se confunden con migrañas. Sus síntomas abarcan dolores punzantes en un lado de la cabeza, rigidez de nuca, dolor cerca de los ojos, sensibilidad a la luz y al ruido y dolor al toser o estornudar. También visión borrosa y malestar estomacal.

Estas molestias pueden prevenirse manteniendo la cabeza, el cuello y la columna en una posición neutral.

También cabe destacar que cuando se trata de bebés, la Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que los bebés duerman boca arriba para reducir el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). 

Cuando estos duermen boca abajo aumenta el trabajo respiratorio, las secreciones de las vías superiores y la carga bacteriana nasal.

Otros artículos interesantes:

La técnica para dormir 4-7-8: cómo funciona, según expertos

Hoteles originales al borde del mar: estos son los alojamientos de España donde podrás dormir dentro de un faro