9 consejos para ducharte, según los expertos: tu piel lo agradecerá

Hombre dándose una ducha fría.
Getty
  • Por muy sencillo que parezca ducharse, seguro que hay algo que estás haciendo mal.
  • Ya sea lo que tardas en terminar, la temperatura del agua o la frecuencia con la que lo haces, hay ciertos aspectos a los que tienes que prestar atención.
  • Sigue estos 9 consejos y tu piel lo agradecerá.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las duchas despejan, relajan, despiertan por la mañana y dan una sensación de frescor muy necesaria a veces. 

Y, aunque parezca algo evidente, hay que saber cuál es la manera correcta de ducharse: no es lo mismo frío que caliente, el tiempo que se está bajo el agua o cuánto tiempo pasó desde la última vez. 

Ten en cuenta estos consejos que varios dermatólogos han explicado a NBC news, porque tu piel lo agradecerá.

No te duches demasiado a menudo

La frecuencia con la que debes ducharte depende de tu nivel de actividad, por lo que cada persona es un mundo y no hay una regla común. 

Leer más: Esto es lo que le pasa a tu cuerpo si no te duchas en 2 días

Si apenas te mueves, puedes reducirlo a unas pocas veces por semana, pero sin pasarse, que eso no es excusa para descuidarse y empezar a oler. 

Si haces deporte y te duchas un par de veces al día, es importante que sean duchas muy cortas. 

Que sea breve

La exposición al agua puede provocar sequedad en la piel y el cabello, por lo que, cuanto más corta sea la ducha, mejor.

Esto es especialmente importante en pacientes con dermatitis atópica o piel muy seca.

Si hay que elegir, mejor fría que caliente

El agua caliente elimina los aceites naturales y daña la piel más rápido, así que pégate a una ducha tibia o fría (no tiene que estar congelada tampoco).

No te laves demasiado el pelo

El cabello está hecho de células de piel muertas, pero no necesita lavarse tanto como el resto de la piel.

La frecuencia con la que te lo laves dependerá de tu tipo de cabello, pero ten en cuenta que lavarlo demasiado a menudo puede resecarlo.

Tampoco lo laves demasiado poco

Aunque reducir la frecuencia de lavado del pelo es recomendable, tampoco hay que pasarse. De lo contrario, el pelo se empezará a acumular caspa en el cuero cabelludo, además de descamación y enrojecimiento.

Céntrate en limpiar las partes más sucias

Tus brazos y piernas no siempre necesitan jabón. Para una ducha rápida, concéntrate en limpiar axilas, ingle y pies.

Empieza desde arriba

Ducharse de arriba a abajo permite que el jabón vaya cayendo por el cuerpo.

Si eres propenso al acné, procura lavarte la cara, el pecho y la espalda justo después de haberte enjuagado el acondicionador (o la mascarilla) del pelo.

No te frotes para secarte

Acaricia tu piel con una toalla en lugar de frotarla, ya que puede causar irritación y picores. 

Eso sí, asegúrate de secar ciertas áreas, especialmente donde la piel se pliega. 

Termina siempre con crema hidratante

Si aplicas la crema hidratante nada más salir de la ducha, ayudarás a crear una barrera para prevenir la pérdida de agua transepidérmica. 

LEER TAMBIÉN: Pablo González, fundador del mayor ecosistema de talento joven del mundo: “2020 debe ser recordado como un año en el que todos tuvimos la oportunidad de volver a empezar”

LEER TAMBIÉN: Las aerolíneas anticipan un invierno durísimo tras un verano nefasto y reclaman soluciones al Gobierno: "Vamos a perder muchísimo dinero"

LEER TAMBIÉN: La humanidad no ha conseguido cumplir ni un objetivo para detener la destrucción de la naturaleza, según advierte la ONU

VER AHORA: Así va la carrera por las vacunas contra el coronavirus: cuándo estarán las primeras y en qué fase está la investigación en España

    Más:

  1. Consejos
  2. Top