La tecnología detrás de los taxis voladores está casi lista, pero aún queda un importante desafío por delante según Ferrovial y Lufthansa: convencer a la población

Un prototipo de coche volador de la startup alemana Lilium en Múnich.
Un prototipo de coche volador de la startup alemana Lilium en Múnich.
Lilium, cedida a Reuters
  • Los taxis voladores parecen una realidad cada vez más cercana después de que Ferrovial presentara la semana pasada sus proyectos en España y Estados Unidos, que incluyen la construcción de helipuertos para estos vehículos.
  • Dos informes remarcan que la aceptación de la población será crucial para el despliegue de esta tecnología, que podría verse muy perjudicada si el público no la ve con buenos ojos. A continuación, los factores más determinantes que hasta ahora se han identificado. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los coches voladores parecen un medio de transporte un poco más real desde que la semana pasada Ferrovial anunciara que quiere construir y operar 20 helipuertos para estos vehículos en España, para lo que ha pedido fondos europeos.

Está empezando a dejar de sonar solo a ciencia ficción, porque la misma compañía ya ha confirmado que construirá otros 10 de estos vertipuertos (así se llaman los helipuertos con instalaciones para la recarga de baterías eléctricas) en Florida, Estados Unidos. Estos no dependen de financiación externa, sino que están sujetos a un acuerdo con la startup de jets Lilium, una de las más prometedoras en la industria de los taxis voladores.

Aunque aún hay muchos datos que Ferrovial no ha desvelado, sí ha compartido que se tratarán de pistas con 6 u 8 zonas en las que aterrizar, más una terminal que asegure el suministro eléctrico para los coches voladores, y que podrán establecerse en un aeropuerto convencional o en el aparcamiento de una superficie comercial, como ha explicado el director de Innovación de Ferrovial, Rafael Fernández, en una conversación con Business Insider España.

Pero más allá de la financiación, de la tecnología, de la infraestructura y de la regulación, todas imprescindibles para que puedan llegar los coches y taxis aéreos a las ciudades, un elemento fundamental y también determinante es la aceptación del público general de este medio de transporte. 

Un informe de Lufthansa (titulado Are air taxis ready for prime time?) sobre el estado de los taxis voladores en 2021 también remarca que la aceptación del público es algo imprescindible para que estos vehículos lleguen al mercado, lo que justifica, indica el estudio, que los gigantes del sector como Airbus, Hyundai o Porsche no parezca que tengan mucha prisa para lanzarlos e insiste en que un ecosistema "tan sofisticado" aún tiene que desarrollarse y que llevará años de cuidadosa planificación y trabajo.

Artículos sobre taxis voladoresArtículos sobre taxis voladores
Lufthansa

Pero las sensaciones al respecto son buenas: uno de los descubrimientos de dicho estudio va en línea con estudios científicos de la Universidad de Stuttgart, de Airbus y del instituto alemán Fraunhofer Institute, y revela que hoy por hoy la mayor parte de la gente está abierta al concepto y asocia los taxis voladores con ideas positivas. Lufthansa ha analizado el tono de todos los artículos y las publicaciones en redes sociales sobre vehículos de despliegue y aterrizaje vertical y coches voladores y cree que el sentimiento de la población hacia ellos ha cambiado de negativo a positivo en los últimos años.

"Es un cambio importante, porque el miedo y la inseguridad entre la población son sin duda las piedras más grandes en el camino de los coches voladores para convertirse en una opción viable de transporte", remarca el informe. La compañía aérea identifica 2017 como el año del cambio, tras muchos otros de tónica pesimista y crítica con este medio de transporte.

"El cambio parece que viene gracias a los esfuerzos de marketing de las startups y también por muchas empresas de transporte creíbles que han presentado sus primeros prototipos, transformando la pura ficción en una realidad más tangible", incide la compañía aérea alemana. Entre las startups más mencionadas en artículos y redes, y que parece que están liderando este cambio, se encuentran Ehang (50% de las veces), Volopter (31%), Lilium (14%) y Joby Aviation (5%), según el mencionado análisis.

Los factores más determinantes para que la población los mire con buenos ojos: el ruido, que eliminen puestos de trabajo y el precio de los viajes

"El deseo de los ciudadanos de usar vehículos eléctricos de despliegue y aterrizaje vertical (eVTOLs, por sus siglas en inglés) de pasajeros en el futuro será una combinación de sus preocupaciones, que se centrarán en la seguridad y la privacidad", recoge Ferrovial en otro informe que ha elaborado a través de su plataforma de innovación que ha bautizado como Foresight.

"La aceptación y la confianza en la tecnología autónoma y en sus sistemas de seguridad correspondientes será crucial para el desarrollo amplio de soluciones de movilidad aérea urbana, incluyendo que posibles barreras podría ser que la población piense que la tecnología autónoma va a acabar con puestos de trabajo, que les preocupe la contaminación acústica y la estética de la ciudad, también podría llevar a cierta resistencia a la aceptación de los eVTOL.

Los 4 mayores obstáculos que están dificultando la llegada de los coches voladores y las startups con más posibilidades de superarlos

Lufthansa también remarca que la tecnología de reducción de ruido va a "jugar un papel importante para los inversores", ya que "las encuestas y los estudios muestras que bajos niveles de ruido son críticos para la aceptación del público, especialmente en entornos urbanos".

"Desde un punto de vista económico, el precio por viaje que ofrezcan los operadores y los costes de oportunidad asociados con ese precio serán un factor decisivo en la escala de qué servicios de movilidad aérea urbana se adoptan", remarca Ferrovial, que en el mencionado estudio solo valora que los citados coches voladores se utilicen para desplazar a personas y no como vehículos de transporte de mercancías, una realidad que también llegará, aunque con menos obstáculos regulatorios.

LEER TAMBIÉN: Caravelo, la startup española que pretende revolucionar la manera en la que compramos billetes de avión con suscripciones a las aerolíneas al estilo Netflix

LEER TAMBIÉN: El mercado de los taxis aéreos podría estar preparado para su lanzamiento, lo que cambiará los desplazamientos para siempre, según Morgan Stanley

LEER TAMBIÉN: Cuánto cuesta exactamente tener aparcado un avión: el lastre de las aerolíneas en plena crisis del coronavirus

VER AHORA: “España necesita un cambio radical en el modelo educativo" si quiere capacitar a los alumnos para tener éxito profesional en el futuro, según el presidente de ISDI