Acuerdo político en Bruselas para desbloquear una de las principales regulaciones que afectará a las grandes tecnológicas

El comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, y la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager.
El comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, y la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager.

Olivier Matthys/Pool via REUTERS

  • Los principales partidos de la Eurocámara han alcanzado un principio de acuerdo que desbloquea el trámite de la Ley de Mercados Digitales, DMA por sus siglas en inglés.
  • La norma establecerá restricciones a la segmentación de audiencias publicitarias en función de sus hábitos y datos y afectará a más tecnológicas de las inicialmente planteadas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los principales partidos en el Parlamento Europeo han alcanzado un acuerdo con el que se zanja el debate sobre a qué empresas afectará una de las futuras regulaciones tecnológicas de la Unión. Se trata de la Ley de Mercados Digitales (DMA, en sus siglas en inglés) que forma parte del paquete legislativo de Servicios Digitales (DSA) cuyos borradores se presentaron a finales de 2020.

El Financial Times ha sabido de este acuerdo tras consultar a cuatro fuentes anónimas que han tenido conocimiento de estas conversaciones en la Eurocámara. En función de este acuerdo, las empresas que se verán afectadas por el DMA serán aquellas que tienen una capitalización en el mercado superior a los 80.000 millones de euros, y que sean proveedoras de al menos un servicio de internet.

De esta manera la DMA no surtirá efectos únicamente en las grandes tecnológicas como Google, Apple, Facebook, Amazon o Netflix: también repercutirá en el negocio de la holandesa Booking o de la china Alibaba, destaca el diario británico. Lo que pretende regular la DMA es que las tecnológicas no sigan aprovechándose de su posición de dominio sobre sus respectivos mercados.

La semana pasada el Tribunal General de la Unión Europea dictaminó en un histórico auto que la Comisión Europea tenía razón sobre una sanción de más de 2.000 millones de euros que se le impuso a Google y a su matriz Alphabet en 2007. La Comisión sancionó a la compañía al concluir que priorizaba su servicio Google Shopping, un comparador de precios, en sus resultados de búsqueda.

Vía libre en Bruselas: la decisión sobre Google Shopping de la justicia europea ofrece nuevas armas que la Comisión aprovechará contra otras grandes tecnológicas

Entonces varios eurodiputados adujeron también en el Financial Times que una vez prosperasen las regulaciones tecnológicas que se trabajan en Bruselas estos procesos sancionadores serían mucho más ágiles. Sin embargo, la discusión en el Parlamento Europeo se había enquistado, y hace un mes y medio las posturas no habían alcanzado sintonía alguna.

Parece que algo ha cambiado. El acuerdo que da este jueves a conocer el diario económico llega apenas unos días después de que Frances Haugen, la extrabajadora de Facebook que ha filtrado miles de documentos sobre su antiguo empleador, compareciese en la Eurocámara. Haugen urgió a los diputados a alcanzar acuerdos para regular a las tecnológicas ya.

Según el Financial Times, las posiciones estaban alejadas entre los socialdemócratas (S&D) y los populares europeos (PPE), formación a la que se adscriben la canciller alemana saliente, Angela Merkel, o la propia presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen. El Partido Popular Europeo pretendía que la regulación se centrara únicamente sobre las tecnológicas más grandes.

De hecho, a raíz de la consecución de este acuerdo un eurodiputado del PPE, Andreas Schwab, se ha congratulado con las siguientes palabras: "Me satisface que el Parlamento esté enviando un mensaje de unidad al mercado. Game over, se acabaron las prácticas sucias en los mercados digitales".

Otro de los debates que se han mantenido en los últimos meses en Bruselas han tenido que ver con las controvertidas prácticas de las grandes tecnológicas, al utilizar los datos que generan los usuarios con sus hábitos y consumos digitales para segmentar publicidad y ofrecer alcance a agencias y marcas. El DMA finalmente no vetará esa práctica, pero sí la restringirá.

Frances Haugen, la denunciante de Facebook, en el Parlamento Europeo: "Estoy hoy aquí porque creo que los productos de Facebook dañan a los niños, dividen, y debilitan nuestra democracia"

Las restricciones en concreto tendrán que ver con que esta práctica no se podrá ejercer sobre menores de edad y que las tecnológicas que lo practican, como Facebook, deberán ser mucho más transparentes con sus procesos. Facebook se comprometió en julio a segmentar sus audiencias publicitarias de menores de edad solo mediante edad, género y ubicación.

Sin embargo, una coalición de varias asociaciones remitieron una carta dirigida al CEO y fundador de la compañía de la red social, ahora conocida como Meta, al demostrar un experimento de varios investigadores australianos que la plataforma seguía segmentando campañas publicitarias a menores en función de sus propios hábitos y usos de internet.

Los acuerdos alrededor de la DMA podrían desbloquear esta propuesta, que todavía tendrá que requerir la aprobación de los distintos estados miembros de la Unión. La otra pata del paquete DSA es la propia Ley de Servicios Digitales (DSA, de hecho, en sus siglas en inglés). Todavía no se ha alcanzado el necesario acuerdo político entre partidos sobre la misma, destaca el Financial Times.

Otros artículos interesantes:

El buscador de Google y no el metaverso será la pieza clave para el futuro del gigante tecnológico, según Sundar Pichai

Facebook ha cambiado su nombre a Meta y puede seguir el mismo camino de pérdidas millonarias que ya recorrió Google cuando cambió su nombre por Alphabet

Apple al fin te dejará reparar tu propio iPhone

Te recomendamos

Y además