No todo depende de las franjas horarias: con estos 2 trucos también podrás ahorrar en la factura de la luz

Familia poniendo la lavadora en casa
  • La posibilidad de rebajar gratis la potencia contratada en casa es un truco interesante para ahorrar en la factura de la luz.
  • Subcontratar potencias acordes a las horas pico y valle puede ahorrar cientos de euros al año, por ejemplo, en la recarga de coches eléctricos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Da verdadero miedo. Desde el pasado 1 de junio, en España han entrado en vigor unas nuevas tarifas por la luz que ponen el énfasis en la hora a la que los consumidores emplean la energía en sus casas (las conocidas como horas pico y horas vale) y que en más de un hogar han obligado a echar cuentas.

A la espera de que lleguen las primeras facturas y, con ellas, los usuarios comprueben si el temor era infundado, conviene recordar que las franjas horarias no son las únicas novedades en la factura de la luz, pues el nuevo sistema también permite contratar 2 tipos de potencias para un mismo consumidor. 

Esto, explica El Economista, permitirá un consumo más eficiente. Además, hasta mayo de 2022 los consumidores tienen la posibilidad de hacer hasta 2 cambios de potencia de manera gratuita.

La potencia contratada no es otra cosa que la cantidad de kilovatios (kW) que pueden estar en funcionamiento simultáneamente. Cuanta más potencia se tenga contratada, más aparatos eléctricos se pueden poner en marcha al mismo tiempo. Sin embargo, también se pagará más cada mes, ya que la factura eléctrica presenta 2 apartados: consumo, la parte que se puede controlar ahorrando gastos prescindibles, y potencia, un coste fijo que se paga en base a la tarifa que se contrate. 

Cambios gratis en la potencia contratada

Hasta aquí, lo que más o menos puede saber cualquier consumidor. Existen, sin embargo, en la nueva normativa pequeñas ventajas de las que los usuarios se pueden aprovechar para abaratar costes de energía y compensar unas nuevas tarifas que, en la práctica, en muchos casos va a poner la electricidad más cara.

Lo recuerda en un amplio documento en el que explica la nueva factura de la luz la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC), el órgano que se encarga de que las empresas compitan de forma leal entre sí para que mejoren las condiciones por las que ofrecen sus servicios a los clientes.

En él, este ente regulador explica que el consumidor podrá modificar las potencias contratadas en 2 ocasiones en el periodo comprendido entre el 1 de junio de 2021 y el 31 de mayo de 2022. Se trata de una posibilidad que no conviene infravalorar, pues en condiciones normales los consumidores solo pueden bajarse la potencia una vez al año a cambio de un coste de unos 10 euros. Para subir la potencia, el precio a pagar es incluso superior, llegando este coste a rondar los 60 euros. 

Así te va a afectar la nueva factura de la luz si estás teletrabajando: ¿cuánto dinero puedes ahorrar trabajando desde casa?

La CNMC explica al respecto que la mayoría de consumidores tienen más potencia contratada de la que se necesita. Así, conviene al menos valorar la posibilidad de realizar estos cambios de forma gratuita, pues, dado que el objetivo de muchas casas este verano va a ser ahorrar en gasto de luz, es muy posible que la potencia contratada quede obsoleta y se termine pagando por esta parte fija de la factura más de lo que se necesita. 

Eso sí, en caso contrario, la cosa cambia: "En el caso de que la potencia que se desee contratar supere en algún periodo a la mayor de las potencias que tuviera contratada antes del 1 de junio de 2021, deberá abonar los derechos de acceso y extensión que correspondan", recuerda en su documento la CNMC.

Subdividir la potencia contratada

La segunda de las novedades está relacionada con la anterior. La CNMC subraya en un documento donde responde preguntas frecuentes la posibilidad de subdividir la potencia contratada y adaptarla a las horas pido y horas valle. En este caso, la potencia pasaría a facturarse en función de 2 periodos horarios: la más barata, de 12 de la noche a 8 de la mañana y todas las horas del fin de semana y los festivos nacionales; y la más cara, de 8 de la mañana a 12 de la noche. En concreto, el precio por la potencia contratada en periodo de valle puede ser hasta un 95% inferior al del periodo de punta.

Tener 2 potencias contratadas permite ajustar el uso de la electricidad de un consumidor a las zonas donde el consumo es más barato. Así, la CNMC recomienda, por ejemplo, contratar una potencia menor para las horas más caras y otra mayor para las más baratas. Así, poniendo la lavadora, la plancha, el horno o cargar el coche eléctrico durante el fin de semana permitirá ahorrar no solo porque la electricidad es más barata, sino también porque la potencia contratada también lo es.

Un ejemplo

La recarga del coche eléctrico es un buen ejemplo. La diferenciación de potencias por periodos posibilita contratar 0 kW en punta (periodo 1). Esto permite la contratación de un segundo punto de suministro más barato cuando no es posible la carga en el domicilio habitual. Cargar el vehículo en horario nocturno tiene un coste de peajes y cargos estimado de 24 euros al año. La diferencia entre cargar el vehículo eléctrico a cualquier hora del día o por la noche supera, según cálculos de El Economista, los 300 euros al año.

LEER TAMBIÉN: 7 consejos para ahorrar en la factura de la luz con la llegada del verano

LEER TAMBIÉN: 5 enchufes programables baratos para ahorrar con la nueva factura de la luz

LEER TAMBIÉN: Cómo ahorrar con la factura de la luz: consejos domésticos para pagar lo menos posible

VER AHORA: Qué es Twitch y por qué está tan de moda