Gano 9.000 euros al mes alquilando mi casa en Airbnb mientras mi familia vive en una caravana: así monté mi negocio

Perri Ormont Blumberg
| Traducido por: 
Alexi McKinley
Alexi McKinley

Morgan Riley Photography

  • Alexi McKinley alquila su vivienda y vive en una caravana en la entrada de su casa durante unas semanas cada mes.
  • Su familia gana hasta 9.500 dólares (9.000 euros) al mes con plataformas de alquiler vacacional como Airbnb y VRBO.
  • Su consejo para montar un Airbnb es utilizar fotos claras y luminosas y dar prioridad a una buena comunicación.

En septiembre de 2018, me despidieron de mi trabajo como gerente de cuentas para una empresa de consultoría de ciberseguridad y comencé como gerente de ventas corporativas para un hotel Marriott. Aprendí sobre hostelería, estrategia de ingresos, dónde establecer contactos, contratos y negociación, y que la experiencia del cliente lo es todo.

En enero de 2020 me cogí la baja por maternidad y ya no volví. Mi marido es autónomo y nos mantenía con su empresa de construcción y servicios para tractores.

Volver a tener un salario de una sola familia no fue fácil, así que monté un negocio de consultoría y empecé a publicar en las redes sociales sobre mi experiencia con el acné quístico, lo que hizo crecer mi número de seguidores en TikTok hasta los 480.000 seguidores.

Airbnb bloquea el acceso a usuarios estrechamente relacionados con personas ya vetadas en la plataforma

También empezamos a alquilar nuestra casa para conseguir unos ingresos extra. Ahora pasamos unas 2 semanas al mes viviendo en nuestra caravana para poder alquilar nuestra casa en Airbnb y VRBO.

Nuestra tarifa media por noche es de 600 dólares (570 euros) en temporada alta y de 450 dólares (427 euros) en temporada baja. En nuestro primer año de alquiler a corto plazo de nuestra casa, casi hemos sustituido por completo mis antiguos ingresos corporativos de 45.000 dólares (42.700 euros). Así fue como montamos el negocio.

Después de nuestra boda en 2017, compramos un KZ Coyote 2008 de 5,5 metros por 7.000 dólares (6.640 euros) antes de nuestro viaje anual de campamento con amigos

Principalmente usamos este remolque para acampar, pero vivimos en él durante un par de meses mientras se construía nuestra casa.

El remolque en el que vivieron los McKinley durante la construcción de su casa.
El remolque en el que vivieron los McKinley durante la construcción de su casa.

Riley McKinley

Cuando llegó el siguiente viaje de acampada, estábamos esperando nuestro segundo hijo y necesitábamos algo que pudiera acomodarnos a los 4. En concreto, buscamos una caravana con literas y una puerta que se cerrara, para que pareciera que teníamos 2 dormitorios.

En octubre de 2020, apareció la caravana perfecta en Craiglist: una caravana de viaje MPG 2018 de 9,75 metros. Nos enamoramos inmediatamente de ella y la compramos por 23.000 dólares (21.800 euros) el mismo día, gracias a un préstamo de mis abuelos.

En julio de 2020, mi prima me habló de una familia que conocía en Alaska que alquilaba su casa en verano y ganaba 60.000 dólares (57.000 euros)

Nos pareció una locura de dinero, y a esas alturas necesitábamos ingresos desesperadamente. Estábamos en plena pandemia y el futuro era muy incierto. Nuestro objetivo era pagar la hipoteca todos los meses con Airbnb.

Airbnb exige 5 fotos para empezar. Utilizamos fotos de iPhone para nuestros anuncios, y la clave es que sean lo más claras, limpias y luminosas posible. Subimos las fotos a Airbnb y VRBO y publicamos los anuncios. Tan solo 48 horas más tarde, teníamos 2 reservas consecutivas de una semana y nuestra hipoteca pagada para ese mes.

Amueblamos todas las habitaciones con sábanas nuevas, edredones nuevos, marcos de cama a juego y decoración. Fuimos a Costco y compramos ollas, sartenes, utensilios, un toallero de papel y agua para llenar la nevera. Compramos paquetes de esponjas, jabón, champú, acondicionador y secadores de pelo para los cuartos de baño. Todo lo que sustituimos encontró un nuevo hogar en la caravana, lo cual fue agradable porque ya nos resultaba familiar al hacer la mudanza.

Trasladamos todos nuestros objetos personales al dormitorio principal, cerrado con llave, o al garaje, que utilizamos como almacén personal. Simplificamos la casa y nos deshicimos de todo lo frágil o importante para nosotros. Vaciamos la despensa y el frigorífico, excepto para artículos como harina y especias.

Creé sistemas para nuestras pertenencias diarias que viajaban de un lado a otro, como un carrito de ducha para el cuidado de la piel, el cuidado bucal, los utensilios para el pelo y los accesorios. Transportamos toda nuestra ropa de un lado a otro en bolsas de la compra reutilizables gigantes.

El último paso fue limpiar la casa del suelo al techo. Nuestros primeros inquilinos nos comentaron que teníamos el alquiler más limpio en el que se habían alojado, y esa sigue siendo una respuesta común en la mayoría de nuestras reseñas hoy en día.

Crear anuncios en Airbnb y VRBO es muy fácil 

Lo primero que quieren saber es cuántas camas, baños y dormitorios tiene, y qué servicios ofrece. ¿Qué te hace destacar en la zona? ¿Qué se puede hacer en la zona? Todo esto determina tu posición frente a la competencia local.

Recomiendo tematizar la casa. Nuestra casa está decorada con una temática relacionada con la cultura local, el verde y el ambiente boscoso en general. No hace falta que empieces con todo montado, pintado o perfecto. Empieza con lo que puedas y ve añadiendo cosas a medida que aumenten tus ingresos. Mi marido y yo reinvertimos todo en la casa. También aumenta el valor de la casa si alguna vez decides venderla.

Prefiero Airbnb porque parece que me cubre más las espaldas como anfitrión. Por ejemplo, hemos tenido un par de invitados que han organizado fiestas no autorizadas y Airbnb nos ha ayudado mucho más a resolver el problema que VRBO.

Tu foto de portada y el título del anuncio deben destacar tus servicios más interesantes para atraer a los huéspedes potenciales

Tenemos un espacio al aire libre con una hoguera y una bañera de hidromasaje que los huéspedes pueden utilizar durante todo el año. Describe detalladamente a los huéspedes lo que pueden esperar desde el primer momento en que entren en tu casa. Explica lo que hace que tu espacio sea especial y responde a las preguntas que puedan tener.

 

En cuanto a los precios, busca Airbnbs en tu zona. ¿Quiénes son tus competidores y cómo te posicionas? ¿Pincharías en tu anuncio? Sé realista sobre tu posición en el mercado y fija un precio acorde con el extremo inferior o superior de ese espectro.

También es importante crear una estrategia de ingresos para fines de semana, vacaciones y descuentos en reservas. Aprendí a hacerlo cuando trabajaba para Marriott. Nos reuníamos todos los martes para estudiar las tarifas de nuestros competidores, evaluar los eventos que se celebraban en la zona, los días festivos y modificar nuestras tarifas en consecuencia. Todo esto se puede configurar automáticamente en Airbnb.

No me importa vivir en nuestra caravana, pero puede resultar incómodo

La casa y la caravana de los McKinley.
La casa y la caravana de los McKinley.

Alexi McKinley

A ninguno de nuestros invitados parece importarle que estemos en la entrada, y muchos de ellos incluso nos invitan a pasar el rato con ellos en el patio trasero. Mi marido suele aceptar, pero yo soy un poco más introvertida y prefiero mantener las distancias por motivos de trabajo.

Tenemos que ser estratégicos a la hora de aprovechar el espacio. Yo trabajo en el coche o en Starbucks. Hemos comprado cosas para mantenernos organizados, como un joyero colgante y cubos para bolígrafos, libretas, correo y mi maquillaje. Tenemos un sitio para cada cosa, pero aún así el espacio es estrecho.

No hay muchos sitios donde estirarse, las paredes son muy finas y, a veces, salir al exterior no es una opción, sobre todo en los lluviosos inviernos de Washington. También es duro no tener lavadora ni secadora. Acabamos llevando la colada a casa de todos nuestros amigos y familiares y lavando los platos a mano.

El interior de la caravana.
El interior de la caravana.

Alexi McKinley

Una de las cosas más bonitas de este negocio es que hemos podido viajar mucho. El año pasado viajamos a Nashville, Maui, Huntington Beach, Nueva York, Idaho y Arizona.

De media, ganamos entre 3.000 y 5.700 dólares (entre 2.850 y 5.400 euros) al mes, siendo nuestro mes más alto el de julio de 2021, con más de 9.500 dólares. Nuestra hipoteca es de 2.700 dólares (2.560 euros) al mes, así que siempre está cubierta. Pagamos a nuestro limpiador 150 dólares (142 euros) por estancia, pero a veces acabamos haciéndolo nosotros mismos para ahorrarnos un dinero.

Estos son mis 3 mejores consejos para los nuevos anfitriones

  1. Una buena comunicación te salvará a largo plazo: sé transparente en lo que tu anuncio ofrece, tus expectativas como anfitrión, y lo que el huésped debe esperar de ti. Responde a las buenas críticas, pero también a las malas. Establecer una secuencia automática de mensajes te ahorrará tiempo, hará que tu huésped se sienta apoyado y fomentará una buena comunicación.
  2. No te olvides de los detalles: una nota escrita a mano, un regalo de bienvenida, artículos de aseo adicionales e incluso un buen olor marcarán la diferencia. La gente quiere saber a qué se va a enfrentar, y tú estableces el tono desde el momento en que lee tu descripción. Los detalles que se añaden cuando llegan a la casa mejoran la experiencia de los huéspedes.
  3. Busca un buen limpiador: especialmente si planeas viajar mientras tienes invitados en casa. Deben ser capaces de hacer un recorrido, comprobar si hay daños e informar entre huéspedes. Esto puede ser crítico si algo sucede entre huéspedes y no se detecta.

Este artículo se basa en una conversación con Alexi McKinley, una empresaria de 26 años de Marysville (Washington). Business Insider ha verificado sus ingresos con documentación. Lo que sigue ha sido editado para mejor longitud y claridad.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.