Pasar al contenido principal

La alternativa a Madrid Central del PP: esto es lo que plantea Almeida para reducir la contaminación en la capital

Madrid Central
REUTERS/Juan Medina
  • Martínez-Almeida anunció este miércoles que tras el verano presentaría la alternativa de su equipo en Madrid Central.
  • Remitió al programa electoral del PP para las elecciones municipales, pero los puntos que plantean no son concretos.
  • Insiste en que Madrid Central es una zona reducida y por tanto no es efectiva en la lucha contra la contaminación.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La alternativa del PP para Madrid Central se conocerá después del verano. Así lo ha confirmado el alcalde de la capital, el popular José Luis Martínez-Almeida, en una entrevista en Antena 3 realizada este miércoles. También ha adelantado que se basará en varios puntos del programa electoral con el que concurrió a las elecciones.

Almeida ha contestado además a unas declaraciones de Ada Colau sobre la moratoria de multas que impulsó el PP sobre Madrid Central, que fue paralizada por un juzgado debido a unas medidas cautelares solicitadas por la plataforma vecinal.

"Que se informe primero". Es lo que ha zanjado el alcalde de Madrid tras escuchar las palabras de Colau, quien acusó al equipo de Gobierno municipal de la capital de estar poniendo "en peligro la vida de las personas" con "unos terribles pasos atrás".

Leer más: Bruselas exige más implicación y medidas concretas para combatir la contaminación en Madrid y Barcelona

El plazo inicial para que finalizase la moratoria de multas sobre Madrid Central era el próximo 30 de septiembre. Aunque esta moratoria está suspensa, es de preveer que el Ayuntamiento de Madrid presente un plan alternativo a esta zona baja de emisiones a partir de este día.

El alcalde Martínez-Almeida también ha confirmado que recurrirán la decisión judicial que suspende provisionalmente la moratoria de multas.

Por qué presentar una alternativa a Madrid Central

En su entrevista en Antena 3, el regidor ha reconocido que la lucha contra la contaminación es uno de los principales desafíos de la administración local, y que en ningún momento se debe discutir eso. "Lo que se discute es la eficacia de la medida".

Aunque mucho de su electorado le votó pensando que desmantelaría Madrid Central, tanto el popular como su socia de gobierno, Begoña Villacís (Ciudadanos) han dicho que lo que van a hacer es reformar la zona de bajas emisiones.

A juicio de Almeida, el problema de Madrid Central es que era una zona muy limitada por la que "no pasa tanto tráfico" y por lo tanto su capacidad de revertir la situación de contaminación en la urbe era "limitada".

Por este motivo, Martínez-Almeida ha vuelto a apuntar a las entradas y accesos a la capital en vehículo, y a la circunvalación que rodea toda la capital, los túneles de la M-30.

Una de las medidas que Martínez-Almeida ha prometido estudiar esta legislatura viene precisamente de uno de sus aliados más incómodos en el Pleno Municipal: Vox. Se trata de soterrar los carriles de la Gran Vía, lo que por otro lado implicaría meter más tráfico en el centro.

Los ejes para presentar una alternativa a Madrid Central

El Consistorio presentó a finales de junio los tres puntos de partida para el proyecto alternativo para Madrid Central: reforzar la flota de la Empresa Municipal de Transportes, reunirse con afectados y conceder ayudas para renovar el parqué de vehículos.

Almeida ha remitido a consultar su programa electoral. Durante los meses de verano, su equipo continuará estudiando qué alternativa proponer. Pero en su programa están las siguientes pistas —propuestas— para rebajar la contaminación y mejorar la calidad del aire:

  • Intensificar y aumentar la capacidad del transporte público.
  • Renovar el parqué de vehículos.
  • Crear 10.000 plazas de aparcamiento disuasorio.
  • Impulsar la eficiencia energética de los edificios.
  • Eliminar las calderas de carbón y gasoil de los pisos.
  • Crear azoteas verdes.
  • Reducir la contaminación acústica.

Pero por ahora, nada más concreto. Solo en campaña advirtió que destinaría 200 millones de euros a renovar parte de esa flota —autobuses, taxis— y otros 50 para hacer lo propio con esas calderas.

Y además