"Hice 8 entrevistas en Amazon antes de ser contratada": así conseguí el puesto de asistente de dirección en el gigante del comercio electrónico

Tara Larsen presentó su candidatura a unos 20 puestos de asistente de dirección antes de ser admitida en Amazon.
Tara Larsen presentó su candidatura a unos 20 puestos de asistente de dirección antes de ser admitida en Amazon.
Tara Larsen

El proceso de selección para entrar en Amazon es muy duro y mi experiencia no fue una excepción. Sin embargo, conseguí el puesto y acabé convirtiéndome en una de esas reclutadoras que me entrevistaron a mí. 

Voy a explicar cómo fue el proceso de contratación en mi caso y lo que recomiendo a cualquiera que haga una entrevista para ser asistente de dirección en Amazon.

Conseguí clavar la entrevista en la compañía porque una chica me hizo un cumplido sobre mis zapatos en el supermercado. La charla derivó en que ella trabajaba en Amazon y yo tenía una entrevista la semana siguiente. Intercambiamos nuestros teléfonos y empezamos a enviarnos mensajes y notas de audio sobre lo qué esperar en una entrevista con Amazon

Ya es hora de que replique el favor, así que imagina que acabo de felicitarte por tus zapatillas en el pasillo donde están las frutas y verduras, y permíteme que te cuente cómo preparar una entrevista en el gigante del comercio electrónico.

Así fueron mis 8 entrevistas, paso a paso 

La primera fue una contacto telefónico con el reclutador. Me presenté en frío a muchos puestos de asistente de dirección. Sin referencias internas, en la era de las redes sociales y los mensajes de LinkedIn, me sorprendió recibir una llamada de un reclutador. Me presenté por lo menos a 20 puestos de asistente de dirección y sólo me contestaron de uno. 

Tuve incluso que pedirle al reclutador que me volviera a enviar la descripción porque no recordaba para qué puesto era. Me alegro mucho de haber preguntado porque también me confirmó cuáles eran las aptitudes más importantes que quería validar el responsable de contratación

  • Habilidades de corrección de textos con especial atención a la redacción y la edición de documentos legales.
  • Estar familiarizado con las herramientas Boardvantage y DocuSign.

Pensé que era el momento de hablar sobre mi época de estudiante de Edición —realmente, sólo fueron do semestres— y confirmar que estaba acostumbrada a firmar contratos vía DocuSign —por mi experiencia en buscar apartamento—. "Perfecto", dijo el reclutador por teléfono. "Realmente quiere un editor. El puesto es para nuestro departamento legal, así que habla de tus habilidades gramaticales en la entrevista". 

Recomiendo hacer muchas preguntas sobre la vacante, ya que los reclutadores quieren contratarte porque cubrir el puesto les hace quedar bien. Pregunta si el responsable de contratación está buscando algo específico para mejorar el flujo de trabajo o cualquier información no incluida en la descripción del puesto: es probable que el reclutador te dé pistas que te hagan conseguir el trabajo.

A continuación, tendrás una entrevista individual con un asistente de dirección como yo. Es importante, pero no la más importante. La persona que te entrevista no forma parte del equipo de selección y no decide. En mi experiencia, en esta fase nos dijeron que buscáramos personas que pudieran resolver problemas desconocidos y ejercer como primer punto de contacto de un directivo. 

Tras esta conversación, el asistente recomienda o rechaza al candidato haciendo algunas anotaciones y seleccionando un emoji con un pulgar hacia arriba o hacia abajo en el portal del candidato. Sí, en serio. Un emoji puede determinar si sigues adelante en el proceso.

Aquí es donde tu experiencia se convierte en amazónica: la espiral de entrevistas. Estas incluirán preguntas conductuales basadas en los 16 principios de liderazgo de Amazon. ¿No has oído hablar de ellos? Buena suerte si llegas a olvidarlos después de este proceso. 

Mi espiral consistió en 5 entrevistas de 45 minutos con el responsable de la contratación (el vicepresidente del departamento legal), con un asistente de dirección de otro equipo y con otros 3 asesores de la compañía.

Estas son las preguntas ilegales que jamás deben hacerte en una entrevista de trabajo (y cómo debes responderlas si aun así te las hacen)

Memoriza los principios de liderazgo que imperan Amazon como la palma de tu mano

Cada entrevistador en la espiral me hizo preguntas conductuales basadas en 2 o 3 principios de la compañía. Amazon utiliza estos principios para medir tu potencial éxito dentro de la cultura corporativa. Familiarízate con ellos, tenlos en mente cuando respondas a las preguntas y prepárate para decirle al entrevistador con qué principio te identificas más.

Algunas preguntas pueden ser:

  • Háblame de una situación en la que hayas tenido que profundizar para llegar a la raíz del problema. ¿Cómo supiste que te estabas centrando en lo que debías? 
  • Describe una ocasión en la que querías abordar algo de una forma, pero el equipo de trabajo decidió ir en otra dirección. ¿Presionaste para que te hiciesen caso? 
  • Describe algo innovador que hayas hecho y cómo ha servido para simplificar ese problema en cuestión.

Una búsqueda de Google te mostrará las preguntas más frecuentes relacionadas con cada principio de la compañía y preparar las respuestas puede ayudarte a sentirte con más confianza. Sin embargo, el truco no consiste en adivinar el principio por el que van a preguntarte, sino en demostrarles que sabes cómo actuar basándote en ellos

Quieren a alguien que reme en el barco en movimiento del señor Bezos y saber actuar dentro de los parámetros de éxito de su cultura es lo que hace que un candidato destaque como un amazónico.

Dado que las entrevistas siguen el mismo formato: (1) preguntas conductuales basadas en los principios de liderazgo; (2) preguntas sobre el método S.T.A.R. (ahora hablaremos de ello), las entrevistas empiezan a confundirse entre sí, de ahí lo de la espiral. Las únicas diferencias eran los principios que guiaban las preguntas de cada una.

Al menos dos veces en cada entrevista les hice saber exactamente qué principio de liderazgo me vino a la mente al responder. No me preocupé de si era el adecuado a esa pregunta, ya que todo amazónico sabe que estos principios funcionan mejor cuando están emparejados entre sí.

A lo largo del proceso dije cosas como: "...donde puse en práctica un poco de Inventar y Simplificar", o "...que me recuerda al principio de Ganar Confianza, porque..." y "... donde aprendí una o dos cosas sobre Bucear Profundamente". Ellos sabían perfectamente lo que estaba haciendo, pero les demostraba que me había preparado para ser una amazónica

No te harán preguntas hipotéticas ni de ingenio. Los reclutadores están obligados a seguir este estilo de preguntas conductuales, pero el responsable de contratación puede tomarse libertades. Especialmente para un puesto de asistente de dirección, suelen confiar en otros entrevistadores para calibrar hasta qué punto un candidato es competente mientras conversan contigo para valorar tu habilidades de comunicación. 

Mi jefe me hizo preguntas que no estaban relacionadas con el trabajo, como si creía que la escritura era más importante en el arte o en los negocios (al ver que era licenciada en Literatura Inglesa). Le dije que el arte era mi primer amor, pero que hay poder en hablar de forma clara, concisa y correcta, algo que no tiene precio en los negocios

"Clara, concisa y correcta. Eso me gusta", aseguró. Y respiré tranquila por primera vez en todo el proceso.

Si no respondes utilizando el 'método Amazon', te seguirán preguntando hasta que lo hagas

El método S.T.A.R. (estrella, en inglés) se refiere a Situación, Tarea, Acciones, Resultados. Cuando respondas a una pregunta conductual, ten clara la situación, la tarea que debes completar, las acciones que pusiste en práctica y los resultados de esas acciones. Es probable que el reclutador te aconseje que utilices este formato durante el proceso de selección.

"Prepárate para responder a preguntas conductuales utilizando el método S.T.A.R. (Situación, Tarea, Acción, Resultado). Esto nos permite saber si tu método de trabajo coincide con nuestros principios", me dijo el reclutador por correo electrónico. 

Al prepararme, hice una lista de experiencias laborales que podía compartir en la entrevista e intenté hablar de ellas utilizando el formato S.T.A.R. Utilizar este método me ayudó a ver claramente el impacto que tuve en mis anteriores funciones, tanto cuantitativa como cualitativamente. 

Una semana después de mi espiral de entrevistas, me citaron para una última, la octava, con el asistente de dirección del vicepresidente senior de la empresa. 

Me preguntó sobre Excel, cuando rara vez lo he usado una vez que conseguí el trabajo. Sobre cómo se sumaba la cantidad de varias celdas. Era algo básico, pero no podía recordar qué teclas había que pulsar. Me inventé algo, diciendo "ctrl. esta celda y comando, mayúsculas aquella". Fue el momento de la entrevista en el que supe que había patinado.

Por suerte para mí, no me hizo ninguna pregunta de seguimiento y pasó a hablar de otras herramientas de software en las que tenía que ponerme al día: Salesforce, Visio y Word (las funciones más técnicas de Word que crees que nunca vas a utilizar, sí, las utilizan los asistentes de dirección de Amazon).

Con independencia de la empresa, existe una cierta camaradería entre los asistentes de dirección y puedes aprovecharla para conectar con tu reclutador. En esta última entrevista, hablamos de la naturaleza de ser asistente de dirección, de los tipos de ejecutivos con los que he trabajado y bromeamos sobre lo desamparados que estarían sin nosotros

Mi mayor consejo para una entrevista de asistente de dirección en Amazon, además de usar el método S.T.A.R. y estudiar los principios de liderazgo, es mostrarles que eres amazónico. Eres el tipo de asistente que se adapta para aprender y hacer de todo, que puede ser gestor de proyectos, responsable de negocio y asistente de dirección. Demuéstrales que eres un solucionador de problemas. Explícales cómo haces más fácil la vida a un equipo. Cómo te organizas, tú y a los demás. 

Prepararse para una entrevista en Amazon ya es, en esencia, practicar para ser amazónico. Es lo que realmente quieren, que sean eres un inventor y un facilitador.

Tara Larsen es escritora y editora freelance.

Otros artículos interesantes:

En una entrevista de trabajo se espera que hagas preguntas: esto es lo tienes que decir, según una veterana reclutadora

Estas son las preguntas ilegales que jamás deben hacerte en una entrevista de trabajo (y cómo debes responderlas si aun así te las hacen)

Por qué no debes revelar tu salario actual en una entrevista de trabajo (y qué responder para huir del aprieto)

Te recomendamos