Amazon está introduciendo modelos de Alexa junto a las camas de los hospitales en un movimiento que podría reducir la cantidad de veces que los sanitarios tienen que entrar en las habitaciones

Una enfermera revisa el estado de un paciente de coronavirus
REUTERS/Benoit Tessier
  • Amazon dice que equipará a los hospitales con Alexa, su siguiente paso en el sistema sanitario estadounidense.
  • Hospitales como el Boston Children's Hospital y el Houston Methodist pronto utilizarán la tecnología, afirma la empresa.
  • Los pacientes podrán utilizar Alexa para hablar con el personal sanitario y controlar los dispositivos de su habitación, según Amazon.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El siguiente paso de Amazon en el sistema sanitario estadounidense será equipar a los hospitales con Alexa, su asistente virtual.

Amazon ha explicado este lunes que hospitales como el Boston Children's Hospital, el Cedars-Sinai de California, el BayCare de Florida y el Houston Methodist pronto utilizarán dispositivos Alexa, que incluyen su altavoz Amazon Echo, para ayudar a los pacientes a comunicarse con el personal sanitario y controlar el resto de aparatos electrónicos de su habitación. 

Amazon ha detallado al respecto que el uso de dispositivos Alexa en la atención médica podría suponer que el personal sanitario necesite entrar menos veces en las habitaciones de los pacientes.

"Esto permite a los hospitales aumentar la productividad, conservar suministros médicos y equipos de protección como las mascarillas, los guantes y las batas, y liberar tiempo del personal para proporcionar una atención más personalizada", ha comentado la empresa.

Los hospitales utilizarán Alexa a partir del próximo mes, ha contado Amazon, que añade que los proveedores de atención médica también podrán habilitar funciones que cumplen con la HIPAA (La Ley de Portabilidad y Responsabilidad de los Seguros Médico, por sus siglas en inglés, la ley que regula en EEUU la relación entre pacientes y aseguradoras), como el seguimiento de la medicación para los dispositivos.

10 robots por cada trabajador: el último centro logístico de Amazon lleva un paso más allá la automatización de los almacenes

Entre otras muchas funciones, esta Ley de Portabilidad y Responsabilidad del Seguro Médico de 1996 protege legalmente los registros médicos, así como otra información personal de los pacientes en EEUU. 

Amazon ha revelado además que algunas residencias de ancianos también empezarán a utilizar Alexa, incluidas algunas gestionadas por los proveedores Atria y Eskaton. El sistema ya se utiliza en hoteles y oficinas. 

El gigante tecnológico ya se ha introducido en la sanidad estadounidense con su farmacia online y su nuevo negocio de atención primaria.

Durante la pandemia de COVID-19, Amazon probó sus dispositivos con Alexa en sistemas sanitarios de todo el mundo, incluido EEUU. En mayo de 2020, donó dispositivos Echo Show y tabletas Fire para conectar virtualmente pacientes y trabajadores sanitarios.

Un portavoz de Amazon ha relatado a Quartz que los hospitales rápidamente opinaron que la prueba no se ajustaba a lo que los pacientes y los proveedores estaban pidiendo.

"Utilizando esa retroalimentación, creamos una solución adaptada específicamente para hospitales y proveedores de soluciones con características para abordar sus necesidades como la adición de la funcionalidad Drop In y la capacidad de habilitar y administrar las propiedades de HIPAA en los dispositivos", ha dicho este portavoz, según Quartz. La función de llamada sin cita previa permite además a los cuidadores revisar a los pacientes a distancia. 

Peachy Hain, directora ejecutiva de servicios médicos y quirúrgicos del Cedars-Sinai, explica en el comunicado de prensa que la tecnología suponía un "cambio total".

"Independientemente de la edad o de los conocimientos tecnológicos", los pacientes pueden usar Alexa para "conectarse con sus médicos y enfermeros y mantenerse entretenidos tan pronto como se instalen, mientras que los sanitarios pueden agilizar sus tareas para tener más tiempo para cuidar a estos mismos pacientes", detalla.

Business Insider informó en abril de 2020 de que un dispositivo Echo Show grabó los gritos de ayuda de una paciente de una residencia de ancianos antes de que muriera por COVID-19. 

Amazon ha expresado al respecto en un comunicado de prensa compartido este lunes que Alexa no requiere que se comparta ninguna información personal y que las grabaciones de voz de los pacientes no se guardan.

Otros artículos interesantes:

Una mujer piratea el dispositivo de Alexa de su exnovio: acosa a su nueva pareja y publica sus fotos íntimas en Internet

Alexa dentro del coche: documentos filtrados revelan los planes de Amazon para llevar el sistema de seguridad doméstico a los vehículos

Amazon sufre para implementar en coches su asistente digital, Alexa, haciendo que empleados y exempleados cuestionen el modelo de negocio

Te recomendamos

Y además