Los anticuerpos generados con la pauta completa de Pfizer caen hasta niveles de una sola dosis 6 meses después, según un estudio

Los anticuerpos generados con la pauta completa de Pfizer caen hasta niveles de una sola dosis 6 meses después, según un estudio

Lucy Nicholson/Reuters

  • Dos dosis de Pfizer producen "una fuerte respuesta de anticuerpos" y células T contra el coronavirus y 5 variantes de preocupación, incluida la delta, a la semana de la inyección, pero disminuye a partir de entonces, de acuerdo con un nuevo estudio.
  • A los 6 meses después de la segunda dosis, los niveles de anticuerpos contra la proteína de pico eran similares a los niveles en las personas vacunadas con una dosis o en los individuos convalecientes de COVID-19", afirman los autores.
  • Además, apuntan que experimentar menos efectos secundarios en el momento de la vacunación podría estar relacionado con una respuesta de anticuerpos más débil, encontrada en las personas vacunadas de mayor edad.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las dos dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech producen una fuerte respuesta contra el coronavirus y variantes como delta, pero los niveles de anticuerpos disminuyen 6 meses después de la segunda vacuna.

Esa caída llega hasta cantidades similares a las que se obtienen tras una sola vacuna, lo que se ha demostrado en algunos casos que podría no ser suficiente para prevenir la infección de la cepa delta, con mayor capacidad de transmisión y que ya es la dominante en muchos países.

La vacuna de Pfizer, elaborada con ARNm, "induce una fuerte respuesta de anticuerpos" y células T contra el coronavirus y 5 variantes de preocupación (alfa, beta, gamma, delta y kappa) a la semana de la inyección, pero esta disminuye a partir de entonces, recoge un nuevo estudio, realizado con 122 personas voluntarias.

"Los niveles de anticuerpos disminuyeron a las 12 semanas y a los 6 meses después de la vacunación, lo que indica una disminución de la respuesta inmunitaria con el tiempo. A los 6 meses después de la segunda dosis, los niveles de anticuerpos contra la proteína de pico eran similares a los niveles en las personas vacunadas con una dosis o en los individuos convalecientes de COVID-19", afirman los autores.

Los investigadores apuntan a la necesidad de "monitorizar la posible vacunación de refuerzo", sumándose a un debate sobre las terceras dosis en el que las autoridades solo se han mostrado de acuerdo con administrarlas a personas inmunodeprimidas y "frágiles de edad avanzada", pero aún no a la población general.

Además, el estudio ha encontrado que "la respuesta de anticuerpos se correlaciona negativamente con la edad y positivamente con la puntuación total de los efectos secundarios de la vacunación".

En otras palabras, experimentar menos efectos secundarios en el momento de la vacunación podría estar relacionado con una respuesta de anticuerpos más débil, encontrada en las personas vacunadas de mayor edad.

"Nuestros resultados apuntan a la necesidad de vigilar la respuesta a la vacunación y de considerar protocolos de vacunación individualizados, en particular para las personas mayores", señalan.

En una línea similar, una investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Virginia en Estados Unidos ha comparado la respuesta de anticuerpos de las vacunas de Pfizer y de Moderna, y ha descubierto que las personas de 50 años o más que recibieron Pfizer produjeron menos anticuerpos que los receptores más jóvenes después de la segunda dosis (31,1 ug/ml frente a 59,0 ug/ml), mientras que no se dio esa diferencia de edad con Moderna.

Otros artículos interesantes:

Nuevos hallazgos confirman que la efectividad de la vacuna disminuye con el tiempo: algunos países ya están recomendado inyecciones de refuerzo

La vacuna de Moderna crea el doble de anticuerpos que la de Pfizer, según un estudio

La vacuna de Moderna muestra más eficacia contra delta y otras variantes que la de Pfizer