El Apple Car contaría con faros de luz infrarroja para tener una mayor visibilidad cuando no hay luz

Faros del coche de noche

c1a1p1c1o1m1 / Getty Images

Apple se ha fijado para un futuro no demasiado lejano el objetivo de construir su propio coche eléctrico autónomo, un proyecto de lo más interesante que pocas personas esperaban por parte de Apple, pero que parece ser una de sus ambiciones. Y, como hace la compañía con el resto de sus productos, le quiere poner un mimo especial al que sería seguramente el producto más caro de su catálogo.

Esto está haciendo que Apple se enfrente a nuevos desafíos con los que la empresa no estaba familiarizada, y uno de ellos es el de los faros del coche, ya que al tratarse de un automóvil autónomo, es de vital importancia asegurar una buena visibilidad para permitir que la Inteligencia Artificial del vehículo sea capaz de reaccionar lo antes posible ante cualquier estímulo.

Ahora, según un informe de AutoEvolution, parece que Apple habría decidido implementar en su coche unos faros infrarrojos que mejorarían la visibilidad hasta tres veces respecto a los faros convencionales, ya que permitiría ver en la oscuridad total para detectar obstáculos, aunque estos no sean visibles.

De BMW a Toyota: esto es lo que opinan sobre el Apple Car sus rivales potenciales y los analistas de Wall Street

Una patente de Apple describe un sistema de visión nocturna que utilizaría sensores de luz visible, infrarrojo cercano e infrarrojo de onda larga para mejorar la visibilidad, por lo que se trataría de un aspecto que la compañía quiere dejar bien cubierto. Y no es para menos.

"El nivel de iluminación proporcionado por los faros de un vehículo durante la noche puede estar limitado por leyes o reglamentos, que pueden limitar el alcance efectivo de un sensor de espectro visible (por ejemplo, una cámara) utilizado para detectar objetos en el camino", afirma la patente de Apple.

La firma podría lugar un alcance visible de hasta 200 metros desde el coche, permitiendo un gran nivel de detección de obstáculos, permitiendo que el coche haga mejores cálculos y que reaccione más rápido ante cualquier tipo de decisión que este deba tomar.

Por el momento, solo se trata de una patente, pero lo cierto es que es de lo más interesante que Apple, tras introducir su tecnología infrarroja en sus iPhone 12 Pro habría decidido hacer lo propio en su coche autónomo, en el que esta tecnología cobraría aún más importancia.

Otros artículos interesantes:

Es hora de acabar con las comparaciones entre Apple y Tesla de una vez por todas

Foxconn o Magna podrían ser los socios de Apple en su proyecto de coche eléctrico tras el rechazo de varios fabricantes de automóviles, según Bloomberg

Te recomendamos