Apple apuesta el futuro de sus Mac a un chip, lo que ya la hizo pionera con el iPhone, y podría lograr lo que la industria del PC lleva años intentando

Tim Cook

Reuters

  • Apple ha anunciado su chip M1, y los primeros ordenadores que lo montarán: el nuevo MacBook Air, un nuevo MacBook Pro de 13 pulgadas, y un nuevo Mac Mini.
  • La compañía ya anunció en junio que terminaba su relación con Intel y que produciría su propio chip, basándose en la misma arquitectura que usan los semiconductores de los iPhone.
  • No es la primera vez que una compañía lanza portátiles con chips para móviles, pero estos suelen diseñarse así para tareas ligeras, no para editar vídeos o programar.
  • Apple dejó claro que este no es el caso de sus nuevos chips para Mac, que se presentan como el futuro de los portátiles y de los sobremesas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Apple compartió este martes su visión del futuro de los ordenadores con la presentación del M1, su primer chip para Mac diseñado por ellos mismos, así como los primeros dispositivos que lo ensamblarán: nuevas versiones del MacBook Air, del MacBook Pro de 13 pulgadas, y del Mac Mini.

El movimiento permite a Apple terminar, tal y como ya había anunciado, su acuerdo con Intel. También les da más libertad en el diseño, desarrollo y ciclo lanzamiento de sus propios Mac. Con sus propios chips, Apple traslada el 'secreto' de sus iPhone a sus ordenadores: chips propios que permitirán a los Mac ir más allá en sus rendimientos y características.

Es una apuesta importante. Apple no es el primer gigante tecnológico que lanza portátiles con chips basados en arquitectura ARM, la misma que utilizan chips de muchos teléfonos móviles. Pero Apple hace una aproximación radicalmente distinta a este fenómeno.

Los PC con Windows y con arquitectura ARM, como los propios Surface Pro X de Microsoft, permiten trabajar con una amplia duración de la batería y con ligerísimos diseños, pero se suelen quedar cortos en rendimiento en comparación con los portátiles tradicionales con chips de Intel.

Estos son los precios de los nuevos Mac de Apple y los hay para todos los bolsillos

Apple asegura que los nuevos dispositivos que disfrutarán del M1 son los mejores en diversos ámbitos. El nuevo MacBook Air no tiene ventiladores y promete ser el MacBook más silencioso hasta la fecha, mientras que el MacBook Pro promete amplias mejoras en la batería. Más allá, Apple defiende que el nuevo M1 le da a estas máquinas, también al nuevo Mac Mini, mejor rendimiento que sus predecesores montados con chips de Intel.

Si Apple dice la verdad, entonces este es un punto y a parte para un prometedor futuro de toda la familia Mac. Pero si estos dispositivos y el chip que les da vida no cumplen con las expectativas, entonces el negocio de ordenadores de Apple estará en riesgo.

Windows ya se ha estado moviendo en esta dirección

En los últimos años, tecnológicas como Lenovo, Microsoft o Samsung han presentado portátiles con chips que utilizan la arquitectura ARM: un chip licenciado por la firma británica del mismo nombre. Conocidos por su equilibrio entre eficiencia energética y poder de procesado, los chips ARM han revolucionado el mercado móvil, pero ya se pueden encontrar en cualquier tipo de dispositivo: desde drones a centros de datos.

En el mundo de los portátiles, estos procesadores han ayudado a dispositivos con Windows, como el Samsung Galaxy Book S, el Lenovo Yoga 5G o el Microsoft Surface Pro X ofrecer ordenadores muy delgados que pretenden contar con la portabilidad de un móvil o de una tableta con la versatilidad de un portátil tradicional. De hecho, estos tres dispositivos ofrecen conectividad móvil, y los de Lenovo y Microsoft también hacen las veces de tableta con Windows 10.

La historia de Windows con ARM todavía es algo inestable: Microsoft lanzó su tableta con ARM en 2012 y con un sistema operativo diseñado específicamente para ella, el Windows RT, con base en Windows 8. El dispositivo y Windows RT fueron fracasos en gran parte por los problemas de rendimiento y compatibilidad con apps. La mayoría de las apps de Windows están desarrolladas para procesadores Intel y Windows RT no las podía ejecutar. Cuando lo podían hacer, rara vez funcionaban bien.

Sin duda, las cosas han mejorado en este ámbito. Microsoft ha invertido en la tecnología necesaria para hacer funcionar la mayoría de las apps basadas en Intel en máquinas con ARM, haciendo de esta una propuesta mucho más razonable.

Merece la pena recordar una review de The Verge publicada sobre la nueva Surface Pro X, que felicitaba a Microsoft por su trabajo con la compatibilidad de las apps y el diseño del hardware, pero que también reportaba algunos dolores de cabeza por el hecho de que no es un dispositivo basado en Intel.

La principal apuesta de Apple es que el M1 es bueno o mejor que los chips de Intel

Los chips M1 de Apple se basan en la arquitectura ARM, como los que se han encontrado en PC con Windows. Aquí, sin embargo, terminan de largo las similitudes. M1 es un chip personalizado y diseñado por Apple, tras una década de experiencia diseñando chips para iPhone o iPad. Estos semiconductores para móviles y tabletas suponen buena parte del éxito de los dispositivos del fabricante.

Esta puede ser la razón por la que Apple está tan segura de sí misma al declarar que los M1 son el futuro de los Mac. Y punto. Mientras que la industria de PC con Windows todavía explora las posibilidades de usar la arquitectura ARM en lugar de la arquitectura x86 de Intel, Apple espera ver cómo la línea completa de Mac utiliza sus propios chips en menos de dos años, empezando por los dispositivos anunciados, que saldrán a la venta el martes que viene.

Todos los modelos compatibles con macOS Big Sur, el nuevo sistema operativo de Apple que saldrá a la luz el 12 de noviembre

Esta es una diferencia importante, porque implica que los M1 son para Apple tan buenos o incluso mejores que los que se ensamblaban en sus modelos anteriores, de Intel, para editar vídeo, procesar fotografía, crear música, programar o cualquier otra tarea que consuma muchos recursos del ordenador. De hecho, en la presentación, Apple presentaba el potencial de su nuevo chip precisamente con estas tareas.

Al contrario que con los Mac, es difícil recomendar un PC con Windows 10 y arquitectura ARM para ninguna otra cosa que no sea simplemente navegar por internet, editar documentos o ver series en Netflix.

La recompensa de Apple podría ser grande

La decisión de romper con Intel puede ser dramática, pero la compensación también puede ser alta.

En lugar de depender de los calendarios de desarrollo de Intel, Apple puede contar con la flexibilidad de diseñar sus nuevos procesadores que ensamblará en sus nuevos Mac. Esto implica también que Apple podrá ofrecer nuevas características en sus Mac que antes no eran posibles.

Por ejemplo, este martes Apple enseñó lo rápido que el MacBook con M1 puede encenderse tras estar en suspensión, en unos tiempos similares a los de un iPhone. Los Mac también se podrán beneficiar de los procesados de imagen de Apple, que la compañía utiliza para conseguir imágenes más limpias y nítidas en iPhone. De hecho, los nuevos Mac con M1 podrán hacer funcionar apps de iPhone o iPad, gracias a la similitud del chip con los AX Series que monta en los móviles.

Todavía hay preguntas en el aire sobre lo bien que funcionarán estos dispositivos. No habrá respuestas hasta que la semana que viene se comiencen a despachar las primeras unidades de estos portátiles con chip M1. Para empezar, será interesante comprobar lo bien que funcionan algunas apps antiguas de Mac en el nuevo chip, especialmente tras recordar las dificultades que hubo en dispositivos ARM con Windows.

Después de todo, Catalyst, el programa de Apple para permitir a desarrolladores portar apps de iPad para todo el ámbito Mac tuvo algunos problemas en sus primeros días, según informó Bloomberg.

Con todo, parece claro que el llevar este chip M1  a los ordenadores más potentes de Apple, como el MacBook Pro, sugieren que la firma está segura de su apuesta, y ve este riesgo como un paso necesario para el futuro de sus ordenadores Mac.

LEER TAMBIÉN: Spotify compra la compañía de tecnología para podcasts Megaphone por casi 200 millones de euros en su esfuerzo por destacar en una industria en auge

LEER TAMBIÉN: Por qué los resultados de Pfizer son una buena noticia para las demás vacunas contra el coronavirus

LEER TAMBIÉN: TikTok reclama la orden de Trump que le obligaba a vender su negocio en EEUU un día antes de que se acabe la prórroga

VER AHORA: El Black Friday del año del coronavirus: una antesala de las compras navideñas con un consumo contenido

    Más:

  1. Apple
  2. Ordenadores
  3. Trending