Pasar al contenido principal

APR Madrid Central: los diésel anteriores a 2000 y gasolinas de antes de 2006 no podrán pasar ni para aparcar

Madrid Central: así se cerrará el centro de Madrid a los coches
La Gran Vía, ahora en obras, se cerrará totalmente al tráfico de vehículos no autorizados. Vicente Cano.
  • Madrid Central fusionará y ampliará las cuatro áreas de prioridad residencial ya existentes. 
  • La nueva área Madrid Central se reservará en exclusiva a residentes y vehículos autorizados. 
  • Los coches diésel anteriores a 2006 y los gasolinas previos a 2000, no podrán acceder ni siquiera para ir a un aparcamiento.
  • La medida estará activa desde noviembre y se empezará a multar en enero. La prohibición a los coches más contaminantes eliminará el 13% de la polución y afectará a 1,8 millones de conductores. 

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado todas las medidas alrededor de la nueva Área de Prioridad Residencial Centro. Como se sabía Madrid Central —así se llamará oficialmente— es la nueva zona de exclusión al tráfico que se creará en la capital y que abarcará las cuatro áreas de prioridad residencial (APR) ya existentes, ampliadas incluso en algunas zonas. 

Además, los coches diésel anteriores a 2006 y los gasolinas previos a 2000, los más contaminantes de lejos, no podrán acceder ni siquiera para ir a un aparcamiento. Según los cálculos del propio Ayuntamiento de la capital, esta medida eliminará el 13% de la polución y afectará a 1,8 millones de conductores que a diario acceden al interior de Madrid.

Leer más Así es el nuevo Plan VEA de ayuda a la compra de coches eléctricos

Por otro lado, el resto de vehículos que no sean cero emisiones o ECO, es decir, los que llevan la calificación B (etiqueta amarilla) o C (etiqueta verde), únicamente podrán pasar a Madrid Central para estacionar en un parking público o privado.

Así, como puede apreciarse en el mapa de abajo, Madrid Central abarcará todo el distrito centro de la capital. Este verano, comenzarán a implementarse las primeras medidas por parte del ayuntamiento, que pintará todas las plazas del servicio de estacionamiento regulado (SER) que ahora son azules y que pasarán a ser verdes. 

Madrid Central
Los vehículos solo podrán circular en las calles que delimiten Madrid Central. Madrid.es

De hecho, la medida comenzará a llevarse a cabo este mes de mayo en el barrio de Justicia —Chueca y Malasaña—, donde existen unos 700 estacionamientos de larga estancia, aunque proseguirá a lo largo de todo el verano de manera que, para septiembre, las plazas azules hayan desaparecido de todo el distrito centro de Madrid, que se convertirá en un área de prioridad residencial

Además de los residentes, los únicos vehículos que podrán acceder al centro de Madrid serán las motocicletas, coches de cero emisiones, vehículos VTC, los de la EMT, los autorizados para efectuar repartos y, como gesto de buena voluntad y última sorpresa, los coches con calificación ECO. Según el Ayuntamiento de Madrid, esto se ha introducido como premio a sus propietarios por hacer el esfuerzo de renovar su coche. 

Para hacer posible todo esto, el Ayuntamiento de Madrid desplegará un sistema de cámaras en todos los accesos a Madrid Central. También se instalará un sistema de señales verticales con el logo de esta nueva gran área de exclusión de coches de Madrid.

logo madrid central
Este es el logo que distinguirá la nueva área Madrid Central. Madrid.es

Como ya sucede en las cuatro áreas de prioridad residencial, estas cámaras serán capaces de leer las matrículas de todos los vehículos que penetren en  esta área. Es posible que este sistema automático de detección de matrículas tarde algunos meses en estar listo, en ese caso, inicialmente, la vigilancia de Madrid Central correrá a cargo de Policía Municipal y de los Agentes de Movilidad. 

Leer más Un radar que mide las emisiones reales comenzará a operar en Madrid

En todo caso, a partir del mes de noviembre, los conductores no autorizados que accedan a Madrid Central recibirán una notificación como aviso o una advertencia verbal por parte de los agentes. Aproximadamente desde enero, lo que obtendrán será una sanción de 90 euros.  

La nueva ordenanza que regula el tráfico de vehículos a motor en Madrid establece una nueva velocidad máxima para las vías de un único carril, que serán 30 km/h. Quienes se desplacen por la ciudad con un patinete eléctrico tipo B —segway y otros patines de cierta potencia y peso— deberán llevar casco, timbre, luces y elementos reflectantes homologados. 

A consecuencia de lo anterior, también desaparecerán numerosas calles de libre circulación —salvo Bailén que está parcialmente soterrada—, por lo que el Ayuntamiento de Madrid espera conseguir alcanzar una importante mejora en la calidad del aire de toda la capital. Según un estudio de la Universidad Politécnica citado por Eldiario.es, con estas medidas, solo en lo referente a las emisiones de NOx, el descenso que se espera obtener para 2020 es del 30% respecto a las cifras de 2012. 

Te puede interesar