Pasar al contenido principal

Una desconocida startup de movilidad aérea ha estado operando en secreto y cree que podrá probar su propio vehículo eléctrico de despegue y aterrizaje vertical en 2021

Archer's eVTOL rendering.
Un render del eVTOL de la estadounidense Archer. Archer
  • Una nueva startup de movilidad aérea urbana llamada Archer se ha dado a conocer este jueves: busca crear un avión eléctrico de despegue y aterrizaje vertical (VTOL).
  • Brett Adcock y Adam Goldstein han fundado Archer junto a ingenieros de empresas líderes del sector como Joby, Wisk y Airbus.
  • El nuevo eVTOL será capaz de volar 100 kilómetros con cuatro pasajeros a velocidades de unos 240 kilómetros por hora, según han contado los fundadores de la compañía a Business Insider.
  • Descubre más historias en Business Insider España

El sector de la movilidad aérea urbana tiene un nuevo jugador desde este jueves: una nueva empresa llamada Archer, que ha estado operando en la sombra pero cuenta con un nuevo avión de despegue y aterrizaje vertical que estará listo para funcionar en 2021.

Archer se ha dado a conocer oficialmente este jueves, anunciando su objetivo de fabricar una aeronave eléctrica de despegue y aterrizaje vertical, que ha llamado eVTOLs (del inglés de Vertical Take-Off and Landing, "despegue y aterrizaje verticales"), con la que busca ayudar a impulsar un terreno ahora dominado por los helicópteros. 

La compañía se une al sector de la movilidad aérea urbana en un momento de gran inversión e interés por parte de empresas como Uber, Blade, Airbus y Boeing.

Brett Adcock y Adam Goldstein son quienes han fundado Archer. Juntos han explicado a Business Insider en una entrevista que este anuncio es probablemente el más importante de sus 12 años trabajando mano a mano.

A pesar de contar con una formación limitada en el campo de la aviación, ambos han decidido asumir el reto tras darse cuenta de la necesidad de ampliar la movilidad aérea urbana para hacer frente al tráfico de las grandes ciudades.

Archer's founders Brett Adcock and Adam Goldstein.
Los fundadores de Archer, Brett Adcock y Adam Goldstein. Archer

Adcock y Goldstein también fundaron la web para encontrar trabajo Vettery, que luego vendieron por unos 100 millones de dólares a una empresa europea mayor del mismo sector.

Alrededor de los dos empresarios ahora hay grandes compañías de toda la industria que ayudarán a diferenciar a Archer de sus competidores.

Así, el equipo ha reconocido en una entrevista con Business Insider que los eVTOLs son "un producto difícil de llevar al mercado". Parte de su equipo de 44 ingenieros incluye a extrabajadores de Joby, Airbus, e incluso la NASA.

Leer más: Las empresas de carsharing se dividen entre aprovechar la desescalada para aumentar usuarios y el miedo a propagar contagios

La movilidad aérea urbana es un campo cada vez más concurrido, pero, aun así, los vehículos de despegue y aterrizaje todavía tienen que cumplir la mayoría de sus promesas.

La mayor parte de las aeronaves que están siendo desarrolladas por líderes de la industria como Joby Aviation, Jaunt Air Mobility y Leonardo aún no han sido certificadas ni tampoco llevan a cabo vuelos de pasajeros en el entorno de la movilidad aérea urbana, aunque sí se están realizando pruebas de vuelo y certificación para aeronaves como el Leonardo AW609.

De esta manera, fichando algunos de los mejores en el campo de los VTOL y de la movilidad aérea urbana, Archer ya cuenta con Tom Muniz, ex vicepresidente de ingeniería en Boeing y la sociedad de Kitty Hawk Wisk; y Geoff Bower, el ex ingeniero jefe del proyecto eVTOL de Airbus Acubed, Vahana.

También está respaldada por Marc Lore, que dirige la división de comercio electrónico de Walmart y fundó Jet.com tras conseguir acuerdos para sus empresas por más de 3.000 millones de dólares.

La puesta en marcha del proyecto está todavía en sus primeras etapas, pero Archer prevé arrancar las pruebas de vuelo de la nueva aeronave en 2021 en sus instalaciones, en el área de la bahía de San Francisco, una zona conocida por la innovación de VTOL.

La región fue el último mercado en el que la división de movilidad aérea urbana de Airbus, Voom, se expandió antes de dejar de operar por la pandemia de coronavirus.

A helicopter formerly of Airbus' Voom.
Un helicóptero de la división de movilidad aérea urbana de Airbus, Voom. NELSON ALMEIDA/AFP/Getty

Archer planea diseñar, fabricar y operar los nuevos VTOL, de los que se conoce muy poco, pero, según la empresa, van a poder volar a velocidades de unos 240 kilómetros por hora hasta 100 kilómetros.

La aeronave eléctrica también puede transportar cuatro pasajeros con un peso medio de alrededor de 100 kilos, cada uno llevando 10 de equipaje adicional, han apuntado los empresarios a Business Insider, volado con un solo piloto.

Entre viaje y viaje, el avión empleará unos 20 minutos para descargar, recargar y volver a cargar para el vuelo de vuelta. La compañía planea revelar el diseño final más adelante, con un plazo de unos cinco años antes de la entrada en el mercado.

Leer más: Las bicicletas públicas de Madrid registran 300 nuevas altas al día desde abril y el Ayuntamiento prevé un "cambio radical" a favor de la movilidad ciclista tras la pandemia

A diferencia de las empresas rivales, Archer se está centrando principalmente en el transporte interurbano y se está centrando en adaptar su eVTOL a ese mercado primero, antes de considerar la expansión entre ciudades.

Los fundadores aseguran que Dallas, Texas y Los Ángeles serán probablemente los primeros mercados gracias a sus climas y a la necesidad de la región de contar con formas de transporte alternativas.

Y además