Una artista de la generación Z forma un negocio en TikTok con 40.000 seguidores: cuánto gana gracias al fondo de creadores y a los acuerdos con marcas

Manasi Arya ha hecho crecer su número de seguidores en redes sociales en 2 años gracias al arte y al bricolaje.
Manasi Arya ha hecho crecer su número de seguidores en redes sociales en 2 años gracias al arte y al bricolaje.

@nivedhamphotography

Los días laborables, Manasi Arya, de 25 años, se levanta temprano para llegar antes de las 7 y media de la mañana a la escuela concertada donde trabaja. A las 8 ya está enseñando a pintar y a dibujar a niños de infantil y primaria. 

Arya tiene por delante un día ajetreado, ya que este es solo uno de sus trabajos. Cuando se está desplazando de un lugar a otro y entre una clase y la siguiente se dedica a editar y publicar vídeos en Instagram y TikTok, así como a pensar en los próximos contenidos que va a crear.

Las cuentas de "ArtwithManasi" de Arya tienen ahora mismo más de 40.000 seguidores en TikTok y cerca de 20.000 seguidores en Instagram. En ambas plataformas promociona su línea de chaquetas vaqueras pintadas de colores, sus calcomanías de pared, sus pegatinas y el resto de sus obras, que presentan diseños principalmente influidos por la cultura del sur de Asia. 

Sus obras de arte siguen siendo su contenido principal en redes, pero este se ha diversificado en los 2 años que han pasado desde que comenzó a publicar. Ahora también genera contenido sobre moda, sobre su identidad como mujer estadounidense de ascendencia india y sobre citas y encuentros amorosos.

 

"Mi mayor preocupación cuando empecé fue intentar encontrar mi lugar en internet, pero descubrí que no se necesita un nicho para tener éxito", declara Arya a Business Insider. "Mi contenido es como mi personalidad: multifacético, con el arte en el centro". 

Lo que empezó como una forma de intentar enseñar y comercializar su arte se ha convertido en un negocio en sí mismo. En los últimos 8 meses, Arya ha ganado 10.484 dólares (10.608 euros) gracias a colaboraciones pagadas, al programa de incentivos para creadores de Instagram y al fondo de creadores de TikTok, según ha podido verificar Business Insider.

Una afición de toda la vida se convirtió en una carrera tras la universidad

Mientras crecía en Indiana, la influencer dio varias clases de arte impulsada por su madre, también artista: cerámica, carboncillo, óleo... "Echando la vista atrás, no me ilusionó tanto como me gustaría reconocer, pero fue entonces cuando adquirí las habilidades necesarias para hacer lo que hago ahora", afirma Arya.

La ahora artista mantuvo el arte como un pasatiempo mientras estudiaba neurociencia y psicología en la Universidad de Indiana (EEUU) con el objetivo de convertirse en médico. Sin embargo, cuando se graduó en mayo de 2019, decidió que la medicina no era para ella y se presentó a la iniciativa educativa Teach for America. Durante los 2 años siguientes, Arya se formó para ser maestra de infantil.

Esta formación implicó aprender mucho sobre arte y oficio, dada la naturaleza de las clases de la escuela primaria, y pronto comenzó a publicar sus proyectos en una cuenta de Instagram. Arya había abierto su cuenta justo después de graduarse como forma de obligarse a generar y compartir el arte que creaba.

Al principio publicaba fotos de las obras terminadas (tanto de sus manualidades escolares como de lo que hacía en su tiempo libre), pero luego, cuando Instagram lanzó Reels en 2020, empezó a publicar vídeos que documentaban cómo creaba su arte. 

Los 'influencers' explotan contra TikTok: los bajos pagos de su Fondo de Creadores están afectando a su salud mental, y algunos están abandonando por completo

Su contenido para Reels ?sus vídeos más populares incluyen cómo pintar unos pantalones vaqueros y cómo hacer dibujos personalizados? tuvo mucha aceptación, así que la artista dirigió su atención a TikTok, red social a la que se unió en marzo de 2020. 

Algunos vídeos, como sus notas adhesivas, se volvieron virales y la sección de comentarios pronto se inundó de usuarios pidiéndole que crease contenido similar y mostrándole cómo otros creadores estaban replicando lo que ella hacía.

"A la gente parecía gustarle mucho los vídeos en los que enseñaba cómo pintaba o cómo hacía las cosas, así que empecé a centrarme en ese tipo de contenido tanto en Instagram como en TikTok", explica. "Sentía que estaba dando una clase online con cada vídeo que publicaba".

También empezó a recibir peticiones a través mensajes directos de Instagram y de los comentarios de sus vídeos de TikTok de personas que querían adquirir su arte personalizado, lo que la inspiró a crear un negocio online. En junio de 2020 lanzó una tienda en Etsy y en marzo de 2021 lanzó su propia página web. En lo que va de 2022 ha ganado 13.493 euros vendiendo arte.

Esto es lo que ha ganado con sus perfiles en redes sociales en lo que va de año:

Fuente de ingresosBeneficios (en euros)
Acuerdos con marcas 9.121
Programa de incentivos para creadores de Instagram922
Fondo de Creadores de TikTok574

A principios de 2021, empezó a recibir ingresos a través del programa de incentivos para creadores de Instagram, que paga a los influencer cuando las publicaciones alcanzan altos niveles de participación. Casi al mismo tiempo, alcanzó los 10.000 seguidores en TikTok y solicitó ingresar en el fondo de creadores de la plataforma.

La mayor parte de sus ingresos en redes sociales este año provienen de una única colaboración remunerada. Ganó más 9.000 euros por crear un único vídeo para el canal estadounidense de televisión por satélite DirecTV que se publicó en TikTok e Instagram.

El negocio de Manasi Arya, ArtWithManasi, se basa principalmente en la cultura del sur de Asia.

El arte sigue siendo primordial, pero el contenido ahora es polifacético

Arya ya no basa sus perfiles de redes exclusivamente en el arte. Aunque sus vídeos sobre su faceta artística siguen funcionando, la artista se ha diversificado y ha empezado a publicar contenido sobre moda, identidad racial y representación, y citas y cuestiones relacionadas con consejos amorosos.

"Todo el mundo me hablaba de que tenía que encontrar un nicho", cuenta la influencer. "Sinceramente, no hace falta tener un nicho para tener éxito y ganar dinero, solo hay que ver lo que yo estoy haciendo". 

El sueño de cualquier influencer: esta empresa te permite asegurar tu cuenta de Instagram en caso de robo

En el pasado, ha trabajado con marcas como Bed Bath and Beyond, Home Depot y Adobe. Cada una de estas marcas le ofreció colaborar gracias a su manera de enfocar el arte y las manualidades, pero espera que las colaboraciones pagadas en el futuro se centren en otros aspectos sobre los que ha empezado a publicar.

"Como cualquier otro ser humano, tengo talento en distintos aspectos", defiende. "El arte es el principal y siempre lo será, pero si me sigues, vas a conocer todas las facetas de mi personalidad".

Otros artículos interesantes:

14 trucos para triunfar en TikTok y ganar miles de seguidores

Así es un día en la vida de una 'influencer' con 100.000 seguidores en Instagram: comida gratis, 'selfies' y trabajo, mucho trabajo

4 'microinfluencers' explican cómo ganan miles de euros con pocos seguidores y cómo negocian con las marcas

Te recomendamos