Pasar al contenido principal

Bonos de más alto riesgo: la alternativa de inversión más destacada para obtener rentabilidades más allá de la bolsa en este entorno

Trader operando en Wall Street.
Reuters
  • El clima de la inversión se ha vuelto más complejo desde la propagación del coronavirus: sus repercusiones se han trasladado a las bolsas, ya no solo en China, sino también en Europa, con descensos importantes en el Ibex 35 y en Wall Street.
  • Sin embargo, la pregunta clave es si hay posibilidad de generar retornos más allá de las bolsas hasta que la situación vuelva a tener una mayor normalidad.
  • Una de esas apuestas, según explica Carl Whitbeck, Head of HY and US Active Fixed Income, en AXA IM, ante los vaivenes de la actualidad pueden ser los bonos high yield.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El clima de la inversión se ha vuelto más complejo desde la propagación del coronavirus. Sus repercusiones se han trasladado a las bolsas, ya no solo en China, sino también en Europa, con descensos importantes en el Ibex 35 y en Wall Street

Esto ha provocado que muchos hayan decidido alejarse de la renta variable y paralizar las posibilidades de obtener rendimientos en el largo plazo

Sin embargo, la pregunta clave es si hay posibilidad de generar retornos más allá de las bolsas hasta que la situación vuelva a tener una mayor normalidad. Dentro del ámbito financiero existen otras alternativas de inversión que pueden generar beneficios a los ahorradores y que, en muchas ocasiones, no se tienen en cuenta.

Según explica Carl Whitbeck, Head of HY and US Active Fixed Income, en AXA IM, como inversores, muchas veces “somos responsables de pensar en ciertos tipos de cestas de activos en vez de tomar una visión más amplia del universo de inversión”. Con todo, tomar una visión transversal de varios activos cruzados puede “permitir opciones de inversión y partidas más inteligentes”. 

Una de esas apuestas, ante los vaivenes de la actualidad pueden ser los bonos high yield. Y es que el experto incide en realizar una comparativa de estos con la renta variable estadounidense: “Mientras que existen muchas similitudes en sus características, también hay claras diferencias– siendo la principal la distinción por clase de activo”, afirma. Y dentro del mundo de la inversión, “las cestas de clases de activos tienden a ser inflexibles”, analiza. 

Eso sí, al observar las características de riesgo-rendimiento, los bonos high yield y las acciones son mucho más similares “de lo que la mayoría imaginan” y podrían ser vistos como “clases de activos que compiten entre sí”, comenta. Tanto, que se podría decir que estos activos deberían “ser considerados como una alternativa a la renta variable, pero con una volatilidad menor”, describe. 

Leer más: 21 maneras de ganar dinero sin hacer prácticamente nada

La volatilidad es el elemento diferenciador

En 2019 los bonos high yield estadounidenses obtuvieron una rentabilidad del 14,41%. En comparación, el S&P 500 obtuvo una rentabilidad del 31,48% durante el mismo período. Por el contrario, si te fijas en un horizonte temporal mayor, estos bonos mantuvieron en gran medida “el mismo ritmo que la renta variable, mientras que obtuvieron menores caídas durante períodos de volatilidad”, resalta Whitbeck. 

Por ejemplo, durante la crisis financiera de 2007/2008, la mayor caída del índice de bonos high yield estadounidense, el ICE BofA ML High Yield fue de -33,23% en comparación con el descenso del 50,95% obtenido por S&P 500. 

Por tanto, para generar retornos con la renta variable, se necesita un crecimiento de beneficios o una expansión del múltiplo, según expone el experto. 

Sin embargo, como inversor en bonos high yield, su retorno “será más fiable” ya que proviene del pago del cupón y las tasas de impago “no se acercan ni de lejos al pico de 2009 en el que llegaron a ser del 12,1% o de su máximo de 2016 que fue del 4,3%”, añade. Las expectativas para 2019 están en el 2,9%, con un aumento esperado al 3,0% en 2020, ambos permanecen por debajo de la media a largo plazo del 3,4%.
 

Y además