Pasar al contenido principal

Borrox, la fintech española que anticipa el pago de facturas a las empresas, registra un alza del 25% en la demanda de financiación por el coronavirus

Juan Carlos Ugarteche, consejero delegado de Borrox.
Borrox

  • Borrox es una fintech española que adelanta el pago de facturas a empresas. En lo que llevamos de crisis del COVID 19, ha visto crecer un 25% la demanda de financiación. 
  • "Nosotros adelantamos el dinero a la empresa", explica Juan Carlos Ugarteche, su consejero delegado, que recuerda que tanto la Administración pública como muchas compañías pagan a un plazo determinado, en algunos casos 90 días o más, pero la compañía puede necesitar el dinero antes. 
  • Todo se hace "a distancia", de una manera "rápida" y sin interacción física, explica el directivo. Algo especialmente importante en tiempos de confinamiento. 
  • La comisión que cobra Borrox por adelantar una factura depende del deudor, la cuantía y el historial de la compañía que solicita el adelanto. 
  • Para poder adelantar el dinero de las facturas, Borrox se financia de dos maneras. Por un lado cuenta, con inversores privados, como pueden ser family offices, y por otro, tienen un socio financiero, EBN Banco, con el que han creado un fondo de titulización. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

La liquidez es uno de los puntos clave para el buen funcionamiento de las empresas y ahora, en medio de la crisis del coronavirus y con la actividad paralizada, se vuelve imprescindible para garantizar la viabilidad. En este contexto, se mueve Borrox, una fintech española que adelanta el pago de facturas a empresas. En lo que llevamos de crisis del COVID-19, ha visto crecer un 25% la demanda de financiación. 

El funcionamiento del negocio es relativamente sencillo: una empresa tiene una factura con la Administración o con una empresa privada que todavía no puede cobrar y Borrox le adelanta el dinero a cambio de un porcentaje, explica Juan Carlos Ugarteche, consejero delegado de la empresa. 

"Nosotros adelantamos el dinero a la compañía", afirma Ugarteche, que recuerda que tanto la Administración pública como muchas firmas pagan a un plazo determinado, en algunos casos 90 días o más, pero la empresa puede necesitar el dinero antes. Es una forma de comprarle la factura a un precio más bajo y luego cobrarla ellos asumiendo el riesgo de un posible impago. 

Trámites digitales sin necesidad de interacción física

Todo se hace "a distancia", de una manera "rápida" y sin interacción física, explica el directivo. Algo especialmente importante en tiempos de confinamiento. En unas 24 o 48 horas, la compañía que ha pedido el adelanto de su factura puede ver reembolsado su dinero. Un plazo que depende de si es una empresa que ya ha trabajado con ellos o si es la primera vez y necesitan hacer más comprobaciones. 

Leer más: Las fintech se enfrentan a un examen decisivo: el coronavirus pone a prueba su modelo de negocio en un escenario cada vez más digital

¿Cuánto cobra Borrox por adelantar el pago de una factura? El ejecutivo señala que depende de varios factores, pero no da una horquilla de costes. Por un lado, señala que depende de quién sea el deudor, a lo que se suman el importe de la factura y el historial de trabajo que tengan con la empresa que ha solicitado el adelanto. 

Aunque trabajan con deudores privados, su punto fuerte es la Administración pública porque conocen los mecanismos necesarios para cobrar las facturas. 

"Tenemos dos ventajas frente a los bancos", apunta Ugarteche, que explica que normalmente las entidades piden una "cesión genérica" de todas las facturas que tiene una empresa con ese deudor, algo que no hacen ellos. A esta ventaja, añade que no realizan ningún tipo de venta cruzada de productos. 

El cliente tipo: una pyme con una factura de 20.000 euros 

Los clientes que acceden a los servicios de esta fintech son generalmente pymes con una factura media de entre 15.000 y 20.000 euros, aunque financian a partir de 5.000 euros. Por sectores, destacan las empresas de la construcción, por delante de aquellas que operan en el sector sanitario y en la alimentación. 

Para poder adelantar el dinero, Borrox se financia de dos maneras. Por un lado cuenta con inversores privados, como pueden ser family offices, que a cambio de una rentabilidad financian estos adelantos de facturas y, por otro, tienen un socio financiero, EBN Banco, con el que han creado un fondo de titulización. El funcionamiento de esta segunda pata consistiría en reunir todas las facturas de cada uno de los deudores, como puede ser un ministerio o un ayuntamiento, y luego dividir en participaciones. 

Borrox lleva funcionando desde 2017 y forma parte del grupo Ideon, que aglutina también también la app de finanzas personales Fintonic o la empresa especializada en el acceso a financiación a través de canales alternativos a la banca Summa Investment Solutions. 

Y además