Pasar al contenido principal

Las cifras detrás de Cabify: duplica su facturación e incrementa su plantilla un 53% en 2018

Varios coches de Cabify en Barcelona
Europa Press / David Zorrakino
  • Cabify cerró el ejercicio 2018 un incremento de la plantilla del 53%, hasta alcanzar los 330 trabajadores en España.
  • En el plano económico, la compañía logró casi duplicar (+98%) su cifra de negocio hasta los 144 millones de euros. 
  • El resultado bruto de explotación fue no obstante negativo en 1,14 millones de euros, aunque supone recortar en un 71% las pérdidas de un año antes.

Cabify cerró el ejercicio 2018 con una plantilla de 330 trabajadores en España, lo que supone un incremento del 53%, de 115 empleados, en comparación al ejercicio anterior, según recoge la memoria de sostenibilidad de la plataforma de movilidad.

La compañía generó además el pasado año 6.300 empleos indirectos, fundamentalmente en el segmento de conductores de vehículos de alquiler con conductor (VTC) a través de las empresas que prestan este servicio a la plataforma.

En cuanto a su plantilla directa, presenta una edad media de algo más de 31 años, el 37% son mujeres y un 88%, millenials.

En el plano económico, la compañía fundada y dirigida por Juan de Antonio logró casi duplicar (+98%) su cifra de negocio en 2018, un ejercicio marcado por la guerra  abierta entre este tipo de empresas y el sector del taxi.

Cabify ingresó así unos 144 millones de euros el pasado año, tras más que duplicar tanto el número de viajes (+116%) como el número de pasajeros transportaros (+114%) en comparación al ejercicio precedente. Según sus datos, medio millón de usuarios utilizan cada mes sus opciones de transporte.

Leer más: Cabify ya permite contratar taxis en Madrid y Valencia con su aplicación

La firma también achaca este crecimiento a la extensión de su negocio a nuevas ciudades, de forma que ya está presente en una decena de capitales españolas, así como a la integración en su plataforma del servicio de taxi, a su oferta de otros modos de transporte como motos eléctricas y patinetes y a la introducción del pago en efectivo para adaptarse a todo tipo de usuarios.

En la senda hacia la rentabilidad

El resultado bruto de explotación fue no obstante negativo en 1,14 millones de euros, si bien este dato supone recortar en un 71% la pérdida contabilizada un año antes, lo que, según la empresa, "muestra una clara senda hacia la rentabilidad".

Cabify asegura que pagó 8 millones de euros en impuestos y cotizaciones sociales en España el pasado año, importe que casi dobla al de 2017 "debido al fuerte aumento de la plantilla".

Su tributación directa e indirecta alcanzó los 40 millones, según la memoria de la plataforma, que ratifica que paga "el 100% de los impuestos que le corresponde en España, sin ningún tipo de ingeniería fiscal".

Leer más: Duro golpe para el taxi en Barcelona: el TSJC suspende de forma cautelar la hora de espera para contratar un Cabify o Uber

De la memoria de Cabify, verificada por Aenor, también se desprende que el pasado año la compañía invirtió 6,3 millones de euros en I+D+i en España, importe equivalente al 4,4% de su facturación. Este porcentaje es, según la firma, cuatro veces superior a la media de esta inversión en España.

De esta forma, la plataforma de movilidad acumula una inversión total de 11,3 millones de euros en I+D+i en los últimos tres años y cuenta con patentes en España sobre diez desarrollos tecnológicos.

La compañía enmarca este esfuerzo inversor en su "compromiso de aportar a la economía española y a la construcción de un ecosistema de emprendimiento en el campo de la tecnología".

Además de en España, Cabify está presente en una docena de países y noventa ciudades, fundamentalmente de Latinoamérica, de forma que emplea a un total de 1.500 personas.

Y además