¿Te sientes más cansado en verano? Esta es la explicación

Tres hombres descansan tirados en el suelo

gettyimages

  • Si sufres de cansancio en verano, querrás saber que es normal y que tiene una explicación. 
  • Cuando el termómetro se dispara, el cuerpo trata de adaptarse a esta subida de temperatura, lo que requiere un esfuerzo por parte del cuerpo que provoca agotamiento.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Si eres de los que no aguantan las altas temperaturas será mejor que te prepares: esta semana llega la ola de calor más intensa del verano, en la que se espera alcanzar los 46ºC en algunas zonas de la Península.

Cuando te expones a temperaturas muy elevadas tu cuerpo se calienta muy rápidamente y esto compromete su capacidad para regular su temperatura, lo que puede resultar en una cascada de enfermedades, que incluyen calambres, agotamiento e hipertermia, advierte la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por ello, seguramente hayas notado sensación de fatiga e incluso de somnolencia cuando el termómetro se dispara.

Los terribles efectos que el calor excesivo del verano puede tener sobre tu cuerpo

Como señala El Español, esto se debe a que el cuerpo humano se agota intentando mantenerse fresco.

Según Michele Casey, directora médica de Duke Health, el organismo humano trabaja sin descanso para mantener una temperatura corporal homogénea y constante para que todos los procesos corporales se lleven a cabo sin problemas. Por eso mismo, cuando se enfrenta a estas temperaturas, dicho esfuerzo se incrementa haciendo que el organismo consuma más recursos para mantenerse fresco. 

¿Cómo se ajusta para mantener la temperatura? Dilatando los vasos sanguíneos para hacer fluir más sangre en la superficie externa corporal y así enfriar el cuerpo; liberando calor cerca de la piel. 

Además de la dilatación, el cuerpo regula la temperatura a través de la sudoración corporal, que a su vez aumenta el ritmo cardíaco y su tasa metabólica, provocando sensación de fatiga, cansancio y somnolencia. 

La doctora Casey añade que la leve deshidratación típica de la temporada estival también se revela en forma de fatiga corporal.

La solución es clara: hidratarse. Pero, ojo, con agua, nada de alcohol. 

Si la sensación persiste en el tiempo o se agrava, lo recomendable es, como siempre, acudir al médico para que aconseje sobre lo más adecuado en cada situación.

Otros artículos interesantes:

Estas son las recetas de ensaladas fáciles y originales que te acompañarán durante todo el verano

20 libros increíbles que deberías devorar este verano recomendados por la redacción de 'Business Insider España'

Cuánta agua hay que beber en verano para mantenerte hidratado, según expertos

Te recomendamos

Y además