Facilitar la carga en casa es un paso clave para impulsar el coche eléctrico, según un estudio de la startup española Wallbox

Imagen del cargador de casa PulsarPlus de Wallbox
Imagen del cargador de casa PulsarPlus de Wallbox
Wallbox
  • El 84% de los españoles que planean comprar un coche eléctrico valoran instalarse un cargador en casa, según una encuesta de la startup española Wallbox, que concluye que facilitar la carga en el domicilio es "un factor clave" a la hora de impulsar su crecimiento.
  • "La gente se plantea cargar en casa, pero se decide por no hacerlo (...) Tenemos que mejorar la regulación y ponerlo más fácil", reclama la directora de marketing de la startup catalana, Bárbara Calixto.
  • Según los datos de este estudio, quienes buscan un coche eléctrico tienen como razón principal la preocupación medioambiental, pero los que ya lo conducen destacan el ahorro económico como su primer motivo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El 84% de los consumidores españoles que se plantean comprar un vehículo eléctrico en los próximos tres años valoran la posibilidad de instalarse un cargador en su domicilio. El dato, superior a países como Suecia (76%), Alemania (65%) y Francia (73%), revela un interés por la carga a domicilio, que luego no se traduce a la compra: solo un 58% de los españoles que tienen un coche eléctrico cuentan con un cargador en su casa, bien porque lo hayan adquirido o bien porque estuviera incluido con el vehículo.

Los datos, procedentes de un estudio encargado por la startup española de cargadores para coches eléctricos Wallbox y realizado en nueve países (Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Portugal, España, Suecia, Reino Unido y Estados Unidos), reflejan una tendencia general: el 78% de los consumidores de esos países que valoran tener un cargador en casa lo hacen antes de comprar el coche eléctrico (un 91% en el caso de los españoles que se interesan por esta posibilidad).

Su conclusión es que la solución de carga se ha convertido en "un factor clave a tener en cuenta en la compra" de un coche eléctrico y la dificultad para contar con una solución de recarga en el domicilio puede ser "un factor detractor de compra" y por lo tanto, un freno al desarrollo de los vehículos eléctricos.

"Mucha gente considera comprar un eléctrico, pero por no tener claro cómo de sencillo será recargar sus coches, muchos acaban optando por no ir al eléctrico. Sabemos que el cambio al eléctrico se va a acelerar cuanto más fácil lo hagamos", añade la directora de marketing de Wallbox, Bárbara Calixto, en una entrevista con Business Insider España

Cargador para vehículo eléctrico de la startup española Wallbox.
Cargador para vehículo eléctrico de la startup española Wallbox.

Imagen cedida por Wallbox.

"Lo que hemos aprendido en esta investigación es que la gente se plantea cargar en casa, pero se decide por no hacerlo. Si no aparco en un garaje propio, sino que vivo en una comunidad de vecinos, no sabes cómo proceder, ni a quién pedir autorización... Tenemos que mejorar la regulación y ponerlo cada vez más fácil", señala Calixto, apuntando el primero de los cuellos de botella de esta situación en España: la regulación. El segundo es un aspecto técnico: en muchos aparcamientos colectivos hay que hacer adaptaciones en la infraestructura eléctrica para colocar el cargador y el coste de estas adaptaciones es "demasiado alto". "Aquí tiene que haber coinversiones y subsidios a las fincas más antiguas", añade.

Wallbox duplica ventas y contrata a 150 empleados pese a la pandemia: "España tiene que hacer una apuesta más ambiciosa por el coche eléctrico"

Porque la tecnología está preparada, insiste la portavoz de la empresa catalana. "Nosotros ofrecemos la opción de instalar el punto de recarga en un aparcamiento colectivo, medir el consumo que realiza con precisión y cobrárselo al consumidor. Incluso puedes compartir el punto con otros vecinos y que cada uno pague por su consumo con un login personal con contraseña", explica Bárbara Calixto.

Dentro del panorama internacional del estudio, Estados Unidos es el país con más dueños de cargadores (un 71% de los dueños de vehículos eléctricos), seguido por el Reino Unido (68%) mientras que sorprende que en países en los que la movilidad eléctrica es más avanzada el porcentaje de conductores de eléctricos con cargador en casa descienda (un 56% en Países Bajos, 54% en Alemania, o un 47% en Suecia), algo que se debe a que las infraestructuras de carga pública están más desarrolladas.

Cómo cambian las motivaciones del conductor: de la preocupación medioambiental al ahorro económico

El eléctrico Renault Zoe en un concesionario de Reino Unido.
El eléctrico Renault Zoe en un concesionario de Reino Unido.

REUTERS/Nick Carey

Un elemento curioso de la encuesta realizada por Wallbox es que cuando se pregunta acerca de los motivos por los que las personas se plantean comprar un vehículo eléctrico, aquellas que todavía no lo tienen apuntan en primer lugar a motivos medioambientales, pero los que ya conducen un vehículo eléctrico destacan el ahorro económico.

"Una vez tienes el coche, el beneficio medioambiental pasa a ser menos valorado porque ya lo tienes, mientras que el ahorro económico lo notas. Al mismo tiempo, los que tienen el coche disfrutan mucho más la experiencia. Es interesante ver cómo conforme tienen el coche baja el beneficio medioambiental y sube la experiencia", apunta la ejecutiva de Wallbox. Entre los españoles, la experiencia de conducción sube de ser el quinto motivo al tercero cuando pasamos de alguien interesado a un conductor de eléctricos.

Por eso, Calixto considera que las automovilísticas deberían fomentar la idea de que la experiencia de conducción de un coche eléctrico es placentera, igual que lo han hecho durante décadas los vendedores de vehículos de combustión tradicionales o las empresas tecnológicas.

2021 podría ser el año del despegue de los coches eléctricos: se espera que sus ventas crezcan un 70% solo en Estados Unidos

"Los consumidores de manera masiva adoptan los productos que les gusta utilizar, la gente se compra un iPhone no es porque es barato, sino por la experiencia, que es bueno y funciona bien. Pero es importante que evolucionemos el ecosistema: el coche no solo tiene que ser bueno, la experiencia de recarga también", añade Calixto.

La compañía catalana, que recibió recientemente una ronda de financiación de 33 millones de euros, ha puesto en marcha una campaña de marketing con la que quiere impulsar la adopción de los cargadores, acompañada de un material educativo sobre el coste de la carga, el tiempo o la autonomía. "Son dudas que están en la cabeza de la gente y a las que queremos dar respuesta", explica su directora de marketing. La iniciativa se ha puesto en marcha en España, Reino Unido, Francia y Países Bajos, y en marzo irá a Estados Unidos, Alemania y los países nórdicos.

Otros artículos interesantes:

Wallbox, la startup española de cargadores para coches eléctricos, levanta una ronda de 33 millones de euros para aumentar producción, oficinas y contratar a 400 personas

2021 podría ser el año del despegue de los coches eléctricos: se espera que sus ventas crezcan un 70% solo en Estados Unidos

Toyota, de los híbridos a los eléctricos puros: lanzará un todocamino 100% eléctrico en Europa en 2021

Te recomendamos

Y además