El CEO de Airbnb reflexiona sobre los peores momentos de la pandemia: "Tuve que tomar 10 años de decisiones en solo unas semanas"

Brian Chesky, CEO y cofundador de Airbnb.
Brian Chesky, CEO y cofundador de Airbnb.
Reuters
  • El reto al que se enfrentó el CEO de Airbnb Brian Chesky esta primavera debido a la crisis del coronavirus fue muy complicado: su negocio cayó un 80% en 8 semanas.
  • La crisis le obligó a tomar "10 años de decisiones en 10 semanas" que impactaron en el futuro de su empresa y en el de los administradores de propiedades que dependen de su servicio.
  • "La experiencia nos hizo más fuertes y creo que estamos listos para cualquier tipo de desafíos y oportunidades que se nos presenten", explica Chesky a Business Insider en una entrevista.
  • El negocio ha repuntado, pero ha sido desigual: los viajes internacionales y de negocios siguen siendo escasos, mientras que los viajes de ocio y domésticos en ciertos mercados se han fortalecido, dijo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En comparación a lo que tuvo que enfrentar la pasada primavera, el CEO de Airbnb Brian Chesky cree que dirigir una empresa cotizada seguramente no será un camino de rosas, pero sí mucho más fácil que lo vivido durante todos estos meses.

Airbnb vio cómo su negocio se venía abajo a medida que los países de todo el mundo empezaban a limitar el movimiento de sus ciudadanos. En cuestión de semanas, Chesky se vio obligado a tomar numerosas decisiones que tenían una influencia directa en el futuro de su empresa —que acaba de presentar su plan de salida a bolsa— y también en el sustento de cientos de miles de propietarios que dependen de los ingresos de estos inmuebles. 

A pesar de que recurrió a otros ejecutivos en busca de consejo, el desafío al que se enfrentó —en particular por la velocidad a la que se hundió el negocio— era toda una novedad.

"Los ejecutivos me dijeron: 'Nada de lo que vas a experimentar como CEO de una empresa cotizada superará al hecho de dirigir una empresa de viajes que perdió el 80% de sus ingresos en 8 semanas y que tuvo que gestionar la crisis a través de Zoom'", ha confesado Chesky en una entrevista con Business Insider

"Es un desafío sin precedentes. Así que creo que eso nos fortaleció... Y creo que estamos listos para cualquier tipo de desafío y oportunidad que se nos presente", añade.

Airbnb, que Chesky cofundó en 2008, podría estrenarse en el parqué en los próximos meses, tras anunciar en agosto que había presentado confidencialmente la documentación para salir a bolsa. Aunque Chesky no ha dado más detalles sobre este punto, sí que ha compartido importantes actualizaciones sobre la situación de la compañía.

Chesky no había hablado hasta ahora de la fuerte caída de los ingresos de Airbnb durante la crisis. En mayo, pronosticó que los ingresos de Airbnb para 2020 serían menos de la mitad de lo que fueron el año pasado. Y Bloomberg publicó el mes pasado que los ingresos de la compañía bajaron un 67% en el segundo trimestre.

Chesky se enfrentó a "10 años de decisiones" en solo unas semanas

Los ingresos de la Airbnb cayeron en picado cuando el mundo cerró sus economías esta primavera para tratar de evitar la propagación del COVID-19. No sólo la compañía experimentó una caída en las nuevas reservas, sino que Chesky permitió a los clientes cancelar las reservas existentes.

Esa fue una de las muchas decisiones críticas que tomó durante la crisis. Airbnb también despidió al 25% de sus empleados a tiempo completo, detuvo sus gastos de marketing y firmó operaciones que han endeudado a la compañía en 2.000 millones de dólares.

"Siento que tomé 10 años de decisiones en 10 semanas", explica Chesky. "Nunca en mi vida había tomado decisiones más serias que las que tomé durante ese período de 10 o 12 semanas".

La decisión más importante que tomó fue reenfocar la compañía hacia su negocio principal de alquileres a corto plazo. Antes de la pandemia, la compañía estaba trabajando en una función que permitiría a los clientes buscar y reservar vuelos a través de Airbnb. También se había metido en el negocio de las reservas de hotel. Y había desarrollado un servicio especial para viajeros que buscaban alojamiento de primera clase.

"Dijimos... necesitamos volver a lo básico", señaló. "Creo que ese enfoque ha ayudado a la compañía a recuperarse".

Esta temporada de vacaciones de verano no se parece a ninguna otra que haya visto Airbnb, reconoce Chesky. La gente está evitando tanto los viajes internacionales como las grandes ciudades que eran populares en el pasado y, en cambio, han viajado a zonas más rurales cerca de sus casas. Muchos clientes buscan alojamiento donde puedan sentirse como en casa al menos temporalmente, lugares que tengan cocinas, que permitan tener mascotas y que tengan piscinas.

Pero hay otras tendencias novedosas que están apareciendo. Algunas personas se están mudando a alojamientos de Airbnb con el objetivo de estar más cerca de sus familias. Algunos estudiantes están alquilando inmuebles para formar "burbujas" en las que viven y estudian juntos, dice. En Estados Unidos, además, está creciendo el número de familias que se han mudado a lugares remotos puesto que cada vez más distritos permiten la educación a distancia, algo que permite la salida de la ciudad según explica Chesky.

"La pandemia está cambiando la forma en que la gente quiere trabajar, viajar y vivir", sentencia.

La recuperación de Airbnb ha sido geográficamente desigual

El negocio de Airbnb —y el mercado de alquileres a corto plazo en general— ha ido repuntando desde principios de mayo. A finales de ese mes las reservas de alquiler vacacional —a pieza clave del mercado— se han recuperado un 127% desde el punto más bajo que alcanzaron a principios de abril. Mientras tanto, Airbnb informó que había registrado un millón de reservas de noches el 8 de julio, la primera vez que alcanzaba ese umbral desde principios de marzo.

Leer más: Las reservas en Airbnb avanzan con fuerza durante el verano en las ciudades costeras españolas, con subidas de precio incluidas, pero la recuperación es asimétrica

"La recuperación ha sido desigual", explica Chesky. Se están realizando pocos viajes de negocios, pero los de ocio sí han aumentado. Los viajes internacionales siguen en niveles muy bajos. Y las estancias de negocios son muy débiles en América del Sur, América Latina o Asia. Sin embargo, esa parte del negocio sí ha experimentado una mejora en Brasil y los viajes nacionales en países como Estados Unidos, Reino Unido y Francia gozan de muy buena salud, según explica el CEO.

"Aunque hay menos gente cruzando las fronteras dentro y fuera de estos países, tienen un negocio doméstico tan fuerte que están haciendo crecer el negocio en general", señala. "Es sorprendente la fuerza de Estados Unidos", añade. 

Airbnb se ha beneficiado de un cambio en la demanda: menos gente en general está viajando, pero más gente está reservando alojamientos para periodos más largos que van de una semana a dos meses.

Con la pandemia limitando las opciones de entretenimiento y de restauración, así como otros atractivos de la vida urbana, muchos habitantes se han desplazado temporalmente a lugares remotos donde no siempre hay hoteles disponibles. Incluso cuando hay hoteles, las personas que se dirigen a esos destinos a menudo quieren un lugar más hogareño para alojarse, con cocinas y otras comodidades, apunta Chesky.

"Estamos ganando mucho terreno con todos estos nuevos casos de uso", afirma. "Yo diría que todo eso ha sido inesperado".

Airbnb entró en el 2020 planeando salir a bolsa a finales de este año. Dejó esos planes en pausa cuando la pandemia golpeó. Sin embargo, la empresa ha retomado los preparativos después de ver que su negocio se ha recuperado, según Chesky. Airbnb presentó confidencialmente el mes pasado el formulario S-1 que incluye la documentación necesaria para empezar a cotizar.

"Nos sorprendió gratamente la resistencia de la comunidad, así que desempolvamos los documentos y los presentamos", cuenta. "Básicamente dije que cuando el mercado estuviera preparado, Airbnb estaría preparada. Y creo que vamos a aprender mucho sobre cómo de preparado está el mercado para Airbnb".

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

LEER TAMBIÉN: Por qué no deberías estresarte por contagiarte de COVID-19 en un Airbnb

LEER TAMBIÉN: Las reservas en Airbnb avanzan con fuerza durante el verano en las ciudades costeras españolas, con subidas de precio incluidas, pero la recuperación es asimétrica

LEER TAMBIÉN: Airbnb anuncia un estricto protocolo de limpieza: cómo saber si un anfitrión participa en esta iniciativa

VER AHORA: Así va la carrera por las vacunas contra el coronavirus: cuándo estarán las primeras y en qué fase está la investigación en España

    Más:

  1. Viajes
  2. Turismo
  3. Airbnb
  4. Bolsa
  5. BI PRIME
  6. CEO Insider
  7. Trending