Pasar al contenido principal

Por qué no deberías estresarte por contagiarte de COVID-19 en un Airbnb

A Rhode Island Airbnb.
Airbnb

  • Los expertos dicen que el riesgo de contagiarte de COVID-19 durante una estancia en un Airbnb es bajo si el alojamiento se limpia adecuadamente.
  • Las partículas virales pueden sobrevivir durante un tiempo en superficies de alto contacto como picaportes, mandos a distancia y telas, pero el coronavirus no se propaga fácilmente desde las superficies.
  • Algunos alojamientos de Airbnb pueden ser más seguros que un hotel, ya que los huéspedes no comparten áreas como los vestíbulos o los mostradores de recepción.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La idea de alojarse en una casa ocupada recientemente por otros huéspedes puede ser aterradora, pero los expertos dicen que el riesgo de contagiarse de COVID-19 durante una estancia en Airbnb es bajo, siempre y cuando la propiedad se limpie adecuadamente. 

Eso es porque el coronavirus no se propaga normalmente a través de las superficies.

Leer más: Las reservas en Airbnb avanzan con fuerza durante el verano en las ciudades costeras españolas, con subidas de precio incluidas, pero la recuperación es asimétrica

"En este momento, los datos indican que la propagación directa de persona a persona a través de gotitas es la principal vía de transmisión, seguida de los aerosoles. La propagación a través de las superficies, aunque todavía es posible, parece ser un factor menos importante de la propagación", dijo Caitlin Howell, ingeniero químico y biomédico de la Universidad de Maine, a Business Insider

"Si el Airbnb se limpia y desinfecta adecuadamente — y quizás más importante, se ventila adecuadamente — entonces los datos sugieren que el riesgo es probablemente bajo", añadió.

Es poco probable que las partículas de virus en las superficies causen infecciones

A Four Seasons Sultanahmet Hotel staff member disinfects a room in Istanbul, Turkey, on May 21, 2020.
REUTERS/Umit Bektas
REUTERS/Umit Bektas

En teoría, una persona puede contraer el coronavirus si toca una superficie u objeto que tenga partículas virales y luego se toca la boca, la nariz o los ojos. La vida útil del virus en los objetos depende del tipo de material: un estudio reveló que el virus permanece 3 días sobre plástico y acero inoxidable, mientras que otras investigaciones sugieren que las partículas virales pueden vivir hasta 2 días en un tejido de tela y 4 días en vidrio.

Pero según Howell, el ARN viral en esas superficies probablemente no puede infectar a las personas. "Es necesario tener un virus activo presente para que eso suceda", explica. 

De hecho, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades dicen que el virus "no se propaga fácilmente" desde las superficies contaminadas, aunque recomiendan que la gente "limpie y desinfecte rutinariamente" las superficies de alto contacto por si acaso.

Rachel Graham, epidemióloga de la Universidad de Carolina del Norte, dijo a Business Insider que es poco probable que el virus permanezca en una habitación de hotel o en un Airbnb después de haber sido limpiado como para llegar a enfermar al siguiente huésped. "Eso es cierto incluso si alguien se hubiera quedado allí anteriormente mientras estaba enfermo", dijo.

An illustration accompanying Airbnb's new cleaning guidelines for hosts.
Airbnb

En junio, Airbnb publicó protocolos de limpieza mejorados para que los anfitriones los sigan durante la pandemia, que incluyen lavar todos los platos, limpiar todas las superficies duras con agua y jabón, y lavar toda la ropa blanca a la temperatura más alta.

"Este virus se inactiva de manera bastante eficiente con desinfectantes y agua y jabón, por lo que mientras se limpie adecuadamente, el riesgo es bajo", dijo Howell.

Airbnb también recomienda que las personas encargadas de la limpieza usen guantes, delantales o batas desechables, además de mascarillas, mientras desinfectan la propiedad. Las habitaciones también deben estar bien ventiladas antes de ser limpiadas. Como precaución adicional, Airbnb recientemente prohibió las fiestas en todas sus propiedades en todo el mundo y limitó la capacidad de invitados de cada propiedad a 16 personas. 

Las mejores prácticas para minimizar el riesgo durante una estancia en Airbnb

Según Howell, algunos alojamientos (los que se reservan enteros y no se comparten con nadie) pueden ser más seguros que los hoteles.

"Cualquier cosa que hagamos que nos exponga a otras personas es potencialmente arriesgada", dijo, y añadió, "por lo tanto, situaciones que se pueden dar en hoteles como hablar con otros clientes o hacer ejercicio en un espacio pequeño con otros, son más arriesgadas que dormir en una habitación".

A young woman in an elevator wears a face mask to prevent coronavirus spread.
Getty Images

Graham sugirió que para minimizar el riesgo de COVID-19, los huéspedes de Airbnb deberían limpiar las superficies de alto contacto como los mandos de la TV y los pomos de las puertas y comprobar la ropa blanca: "Las sábanas deben estar impecables y oler a fresco".

"Personalmente, yo también lavaría los cubiertos", añadió Graham.

A hotel staff member sanitizes a door knob.
Getty Images/FG Trade

También recomienda a los potenciales viajeros que sean exigentes con las propiedades que reservan.

"Hoy en día, hay que revisar las calificaciones de los clientes para ver qué comentarios han hecho otros huéspedes sobre la limpieza", dijo Graham, y añadió, "no es momento de quedarse en Airbnbs descuidados".

Y además