Este es el plan del Gobierno para impulsar el coche eléctrico en España: 24.000 millones de euros, 250.000 vehículos eléctricos matriculados y 140.000 puestos de trabajo

La fabricación de baterías de litio es la razón principal del alto volumen de emisiones de carbono inicial.
La fabricación de baterías de litio es la razón principal del alto volumen de emisiones de carbono inicial.

Felix Ordonez/Reuters

  • El Consejo de Ministros ha aprobado el primer Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica, que busca impulsar la fabricación del vehículo eléctrico y conectado y "democratizar" el acceso al mismo por parte de la población.
  • "España se pone, por primera vez, a la vanguardia de la transformación de la industria del automóvil", ha asegurado Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo, que lo ha descrito como un "hito histórico".
  • Este plan estratégico contará con una inversión total de unos 24.000 millones de euros en el periodo 2021-2023. Gracias a ella se espera alcanzar los 250.000 vehículos eléctricos matriculados, 140.000 puestos de trabajo y una contribución del 1,7% al PIB, entre otros objetivos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

España da un paso adelante en la fabricación de coches eléctricos. El Consejo de Ministros ha aprobado este martes 13 su primer PERTE (Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica), centrado en la reconversión del sector del automóvil para impulsar la fabricación del vehículo eléctrico y conectado, así como para "democratizar el acceso" a este.

"España se pone, por primera vez, a la vanguardia de la transformación de la industria del automóvil", ha asegurado Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el primero tras el cambio de Gobierno.

La ministra lo ha calificado de "hito histórico", que permitirá que "la movilidad del futuro, que tiene que ser verde, se escriba también desde España". "El plan de recuperación empieza ya a rodar", ha afirmado, después de que el Ecofin haya aprobado los primeros desembolsos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya presentó este lunes 12 los principales aspectos del PERTE —fórmula para acogerse más rápido a los fondos europeos— del vehículo eléctrico y conectado, el primero de varios en los que trabaja el Ejecutivo. 

Moncloa lo presentó este martes como "un proyecto basado en la colaboración público-privada y centrado en el fortalecimiento de las cadenas de valor de la industria de la automoción española, un sector estratégico" para el país.

"Nuestra prioridad es la recuperación económica, social y territorial. Y, para lograr una recuperación vigorosa, no podemos conformarnos con regresar al punto de partida previo al COVID, sino [que hay que] transformar nuestra economía", subrayó Pedro Sánchez.

"Esta revolución que hoy [por el lunes 12] presentamos se vertebra en torno a 2 ejes del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia: las llamadas revoluciones gemelas verde y digital, claves para acelerar el avance hacia una España mejor. Hablamos de un nuevo modelo de movilidad para un nuevo modelo de país tras la pandemia", declaró el presidente.

Estas son las claves principales del primer PERTE del Gobierno, centrado en la transformación del sector de la automoción y el impulso del vehículo eléctrico y conectado:

Una inversión de 24.000 millones de euros hasta 2023

El desarrollo del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica centrado en los vehículos eléctricos prevé una inversión total de unos 24.000 millones de euros en el periodo 2021-2023.

Para alcanzar esta cifra, el Gobierno acudirá a los fondos europeos Next Generation en su mayoría: se contará con una inversión privada de 19.700 millones de euros, que se sumará a una "inversión pública histórica" de 4.300 millones (lo que representa cerca de 1 de cada 5 euros), ha compartido la ministra de Industria y Comercio.

Objetivo: impulsar el sector y destacar a España en la electromovilidad

"Con esta inversión para impulsar el vehículo eléctrico, creemos que el sector puede aumentar hasta un 15% su peso en el PIB para 2030", ha avanzado el jefe del Ejecutivo sobre este PERTE, para el que se creará una Alianza para el Vehículo Eléctrico y Conectado, en la que estarán representados los ministerios implicados (al menos, 7) y la mesa de automoción donde están presentes las asociaciones representativas del sector de la automoción, los sindicatos y las comunidades autónomas.

¿El objetivo? "Crear en España el ecosistema necesario para el desarrollo y fabricación de vehículos eléctricos y conectados a la red y convertir a nuestro país en el hub europeo de la electromovilidad", formula Moncloa. "Es una de las palancas tractoras" de España en esta etapa de recuperación, según Maroto.

España es el segundo fabricante europeo de vehículos y el noveno a nivel mundial, con 17 fábricas en el territorio español. Además, representa el 11% de la cifra de negocios del total industrial. La automoción supone el cuarto sector exportador y representa el 15% del total de las exportaciones españolas, según datos del Gobierno.

Asimismo, de acuerdo con una memoria ejecutiva publicada este lunes, solo las líneas industriales vinculadas al vehículo eléctrico generan un impacto en el PIB de entre 10.095 y 17.835 millones de euros, además de la generación de entre 68.000 y 141.000 empleos, informa El País.

Más vehículos eléctricos y puntos de recarga

Este plan contará con la ayuda de los fondos europeos para la recuperación, cuyos primeros desembolsos acaban de ser aprobados por el Ecofin (ministros de Economía y Hacienda de la UE), según ha publicado recientemente el Consejo Europeo.

Con ellos, buena parte de la inversión total de 24.000 millones de euros destinada al plan, el Gobierno espera alcanzar en 2023 los 250.000 vehículos eléctricos matriculados.

Además, para ese mismo año se prevé haber desplegado entre 80.000 y 110.000 puntos de recarga.

Creación de empleo y formación

La creación de empleo generada por el PERTE podría alcanzar los 140.000 puestos de trabajo y la contribución al PIB se situaría en torno al 1,7%, según ha informado Reyes Maroto.

Este, según ha explicado el presidente, contribuirá a la creación y consolidación de puestos de trabajo de calidad, recoge el Ejecutivo, que informa asimismo de la formación de "cientos de miles de jóvenes" a través de los nuevos programas de FP dirigidos al sector, así como de los programas de cualificación digital, que se financiarán con los fondos europeos.

"España es el primer país en el que se va a poner en marcha una Academia para las Baterías. Una iniciativa que permitirá la formación de unas 150.000 personas en los próximos años en los diferentes ámbitos relacionados con el desarrollo y fabricación de baterías para coches eléctricos", explicó Pedro Sánchez.

Desarrollo a través de 2 vías de actuación

Este plan estratégico para impulsar el vehículo eléctrico en España se desarrollará a través de 2 vías:

  • Medidas transformadoras de impulso de la cadena de valor del vehículo eléctrico y conectado, enfocadas a los segmentos centrales de la cadena de valor industrial que garanticen la fabricación de estos vehículos (actuaciones integrales de la cadena industrial del vehículo eléctrico, un plan tecnológico de automoción sostenible o un programa para integrar la inteligencia artificial en procesos productivos, entre otros).
  • Medidas facilitadoras, que contribuyan tanto a la creación de una nueva movilidad como al desarrollo del vehículo eléctrico. Entre estas se incluyen el plan Moves (para la adquisición de vehículos eléctricos y la implantación de puntos de recarga, con 800 millones de euros) y el plan Moves singulares (300 millones, para desarrollar la movilidad sostenible), que ya están en marcha, junto a la Ley de Cambio Climático, la regulación de servicios de recarga de vehículos eléctricos, la hoja de ruta del 5G y su despliegue y un plan de formación profesional.

Participación de las empresas

Una vez publicado el PERTE en el Boletín Oficial del Estado, las empresas interesadas podrán registrar las agrupaciones para participar en él y, en septiembre, iniciar el proceso de las convocatorias para solicitar recursos a la Unión Europea, informa El País

A este respecto, ya se da por hecha la participación de compañías automovilísticas como Seat, que ha solicitado fondos europeos para ayudar al desarrollo de una red de puntos de carga para coches eléctricos y para infraestructuras industriales. 

Los próximos PERTE por llegar

El de los vehículos eléctricos será el primer PERTE, pero está lejos de ser el único. Como recoge el medio español, el Gobierno ha contemplado en un inicio hasta 7 proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica.

A este enfocado en el sector de la electromovilidad se espera que se añadan uno de electrónica (en torno al diseño de chips), uno con base en la economía circular y el reciclaje de baterías y otros relacionados con la industria de las energías renovables, la agroalimentación, la salud y la aeronáutica.

Este primero ha sido "el más costoso", pero también el que marcará "el paso" para continuar con los siguientes, según Maroto.

Otros artículos interesantes:

Bruselas destinará a España 19.000 millones de euros en 2021, casi un 25% del desembolso previsto por el fondo europeo de recuperación para este año

El próximo impulso al coche eléctrico podría ser la normativa europea Euro 7, que convertirá fabricar vehículos de combustión en un "desafío tremendo", según un directivo de Volkswagen

Telefónica, Iberdrola o Seat, entre las grandes empresas españolas a la caza de ayudas del fondo europeo contra el coronavirus