Cómo ahorrar más de la mitad de los ingresos: 7 estrategias de personas "superahorradoras"

Dólares

Un dicho popular atribuido a Robert Kiyosaki relacionado con el dinero asegura que "no se trata de cuánto dinero ganas, sino de cuánto dinero conservas"

El autor de Padre Rico, Padre Pobresostiene que no importa lo grande que sea el sueldo, si el dinero que hay detrás de esa cifra no se gestiona adecuadamente, podría desaparecer antes de lo que parece. 

En otras palabras, el ahorro es esencial si se quiere alcanzar la riqueza a largo plazo. Por ese motivo Business Insider ha reunido 7 tácticas de ahorro elaboradas por "superahorradores", es decir, personas que ahorran más del 50% de sus ingresos.

1. Reducir o eliminar el coste de la vivienda

El house hacking es una táctica que consiste en alquilar una parte de la casa y utilizar los ingresos para cubrir parte (o la totalidad) de los gastos de la vivienda.

Implica comprar una propiedad, lo que requiere ahorros, pero si se tienen los medios para comprar un dúplex o una casa plurifamiliar, vivir en una planta o una habitación y alquilar las otras partes de la vivienda a terceras personas puede ser una excelente manera de ahorrar. 

Ali y Josh Lupo utilizaron esta estrategia para pagar una deuda. Pasaron de deber más de 1.200 euros de alquiler al mes a vivir gratis al norte del estado de Nueva York, donde compraron un dúplex para vivir en una planta y alquilar la otra mitad. 

A día de hoy son propietarios de 2 dúplex y perciben el 100% de lo que ganan con sus trabajos, gracias a mantener al mínimo los gastos principales, como la vivienda, y a crear múltiples fuentes de ingresos.

Ali y Josh Lupo, fundadores de The FI Couple.

Todd Baldwin también empleó el house hacking para empezar a construir una cartera inmobiliaria con la que en 2021 ganó más de 1,4 millones de euros. La primera propiedad que compró fue una casa de 6 camas y 4 baños a las afueras de Seattle, en el estado de Washington. 

Baldwin vivía en el dormitorio principal y alquilaba 4 de las otras habitaciones. Los ingresos del alquiler cubrían con creces el pago mensual de la hipoteca, lo que significaba que no sólo vivía gratis, sino que obtenía beneficios.

Si la compra de vivienda no despierta interés, siempre se puede considerar la posibilidad de vivir con compañeros de piso o de mudarse a un espacio más pequeño para reducir el alquiler. La vivienda supone un gasto enorme y si se puede encontrar una forma de reducirlo, se puede liberar mucho dinero.

2. Centrarse en recortar los otros 2 gastos principales: la comida y el transporte

Los "superahorradores" suelen centrarse en recortar "los tres grandes gastos": vivienda, comida y transporte.

Una vez controlada la vivienda, hay que pasar a la alimentación y el transporte. Avery Heilbron, que ahorra hasta el 80% de sus ingresos, cree que recortar estos grandes gastos es mucho más eficaz que obsesionarse con lo que se gasta en las pequeñas cosas.

Avery Heilbron, "superahorrador" de Durham, Carolina del Norte.

Reducir el consumo de alimentos puede ser tan sencillo como salir menos a comer fuera o borrar del teléfono aplicaciones de comida a domicilio. Si lo que se intenta es ahorrar dinero en transporte, puede utilizarse el transporte público que haya disponible en la zona. 

Si no existe esta posibilidad, se pueden intentar combinar trayectos, o utilizar la bicicleta o los pies de uno mismo para desplazarse. Usar menos el coche —o, mejor aún, venderlo y no usarlo— puede suponer un ahorro significativo en gasolina, además de ser bueno para el medio ambiente.

3. Controlar los gastos para saber a dónde va el dinero 

Brennan y Erin Schlagbaum pagaron su hipoteca de más de 222.000 euros en 5 años, además de afrontar unos 36.000 euros de deuda estudiantil y de estar ahorrando en la actualidad hasta el 86% de sus ingresos. Uno de los cambios fundamentales que aplicaron fue revisar sus gastos para entender a dónde iba su dinero y de dónde podían recortar.

El matrimonio se dio cuenta de que gastos aparentemente pequeños, como los suministros del hogar, las compras o las comidas fuera de casa, se acumulaban rápidamente. Con el simple hecho de revisar los extractos de sus tarjetas de crédito, detectaron casi 1.000 euros al mes en gastos que podían redirigir a sus créditos bancarios.

Los Lupo tuvieron una experiencia similar. "Hace unos años, pensábamos que controlábamos lo que ganábamos y gastábamos", señala Josh, "pero cuando empezamos a hacer un seguimiento real, nos dimos cuenta de que nuestros números no cuadraban".

Cuando comprendieron a dónde se marchaba su dinero, pudieron adoptar cambios en su estilo de vida que les permitieron ahorrar considerablemente. "Es realmente importante tener una perspectiva clara de: ¿Cuánto gano cada mes? ¿Cuánto gasto? ¿Qué deudas tengo? ¿Qué activos tengo?", asegura Ali. "Debes tener idea de adónde va tu dinero para poder optimizarlo".

Solo 1 de cada 10 españoles no está recortando gastos ante la escalada de la inflación: en qué partidas intenta ahorrar la población

4. Establecer objetivos financieros concretos

Los Schlagbaum se pusieron objetivos financieros muy concretos, entre los que incluyeron, por ejemplo, cuándo querían pagar cada una de sus deudas para ayudarse a sí mismos a seguir un rumbo.

Brennan Schlagbaum escribe sus metas financieras en una pizarra.

El matrimonio se dio cuenta de que, al escribir y recordar cada día esos objetivos, se encontraban más motivados para lograrlos. Como resultado de este proceso, aumentaron de manera natural su porcentaje de ahorro para conseguir sus objetivos cuanto antes.

Brennan utiliza una pizarra para hacer seguimiento de sus objetivos. En ella incluye sus metas a uno, 5 y 10 años, además de una agenda diaria. "Cuando pongo algo ahí, se hace", sostiene.

5. Encontrar formas de aumentar los ingresos

En última instancia, existe un límite en la cantidad que se puede ahorrar; sin embargo, si se aumentan los ingresos y se mantiene el mismo estilo de vida, se puede aumentar el ahorro de forma significativa.

"Un gran equipo no juega sólo al ataque o a la defensa", afirman los Lupo. "Juegan a las dos cosas y suelen saber cuándo priorizar una sobre la otra". El matrimonio gana dinero con el sueldo de su trabajo diario, con sus propiedades inmobiliarias y a través de su marca de finanzas personales, The FI Couple

"En definitiva, lo que todos buscamos es agrandar la brecha entre los ingresos y los gastos. La situación de cada persona es única, pero jugando al ataque y a la defensa simultáneamente es como se hace crecer esa brecha", defienden.

Los Schlagbaum hicieron algo similar: negociaron aumentos en el trabajo y ambos obtuvieron ingresos adicionales por otro lado, principalmente a través de Budgetdog, una compañía que Brennan fundó en 2019 para ayudar a otras personas a tomar el control de sus finanzas. 

"Centrarse en los ascensos laborales y en los ingresos adicionales es muy importante", aclara Brennan. "Fijar nuestro presupuesto no fue lo único que hicimos para pagar la deuda, fue absolutamente esencial, pero no fue lo único".

6. Invertir el dinero extra

Una forma sencilla de conservar una mayor parte de las ganancias es destinar el dinero sobrante a inversiones. De ese modo no se tendrá la tentación de gastarlo.

El inversor inmobiliario, Todd Baldwin, que ganó más de 1,4 millones de euros en 2021.

Baldwin reinvierte los ingresos por alquiler que obtiene en más inmuebles, además de invertir en fondos indexados. El 5 de noviembre contaba con casi 1,2 millones de euros en el fondo S&P 500 de Vanguard, según una copia del saldo de su cuenta de broker a la que ha tenido acceso Business Insider

Los Lupo también emplean una cuenta para invertir su dinero en fondos indexados y fondos cotizados (ETF). Los Schlagbaum, además de invertir en bolsa, destinan sus ahorros a varios planes de pensiones.

Hay que tener en cuenta que invertir siempre implica asumir cierto riesgo, pero la inversión en fondos indexados puede ser una buena forma de poner el dinero a trabajar sin arriesgar tanto.

Para asegurarse de invertir los ahorros extra se pueden establecer aportaciones automáticas a esas cuentas de inversión. En otras palabras, hacer que una determinada cantidad de dinero se retire automáticamente de la cuenta corriente o de la cuenta de ahorro cada mes y se envíe directamente a tu cuenta de inversión. Con el tiempo se aprende a vivir sin ese dinero.

7. Encontrar el disfrute en la vida sencilla

Steve Antonioni lleva años ahorrando la mayor parte de sus ingresos, lo que le ha permitido acumular unos ahorros de 85.000 euros en 4 años y abandonar su trabajo de oficina para dedicarse a su carrera como creador de contenido.

Asegura que su aprecio por la simplicidad hace que sea bastante fácil ahorrar un montón de dinero: "Me gusta mucho hacer cosas por mí mismo, en lugar de que me las hagan". Por ejemplo, prefiere ir al supermercado, elegir los ingredientes y cocinar su propia comida en lugar de salir a comer a un restaurante. 

"Eso, naturalmente, te hace ahorrar dinero. Si pagas a otra persona para que haga algo por ti, siempre va a costar más dinero", señala. Aplicando la misma filosofía, se ahorra cientos de euros al mes yendo al trabajo en bicicleta, en lugar de tener coche o usar el transporte público.

"No necesito muchas cosas para estar contento", confiesa.

Otros artículos interesantes:

7 trucos para ahorrar en la cesta de la compra de cara a los meses de verano

Ahorro o inversión, ¿cuál es más importante para mejorar tus finanzas personales?

El reto del céntimo, o cómo ahorrar 670 euros cada año con esa moneda que nadie quiere

Te recomendamos