Pasar al contenido principal

Un CEO que ha negociado directamente con Jeff Bezos revela cómo es Amazon como inversor estratégico y comprador

Cómo es Amazon como inversor y comprador.
Cliff Owen/AP
  • Además de ser una de las compañías más grandes del mundo, Amazon también es un poderoso inversor y adquisidor corporativo, actualmente en posesión de 2.100 millones de dólares en acciones de otras empresas.
  • Recientemente, ha liderado una ronda de inversión masiva de 575 millones de dólares en la empresa británica de reparto de comida Deliveroo.
  • Business Insider ha hablado con Simon Calver, un inversor británico y ex director ejecutivo de LoveFilm, empresa en la que Amazon invirtió y finalmente adquiría, para descubrir qué se siente al tener al gigante a bordo.
  • Calver explica que Amazon es un inversor prudente y cuidadoso, que selecciona a las personas y tecnologías que considera adecuadas para su negocio.
  • Descubre más historias en Business Insider.

¿Qué hace que una de las compañías más valiosas del mundo se convierta en tu inversor estratégico?

Amazon es un activo inversor corporativo que está invirtiendo dinero en otras compañías directamente o a través de su fondo Alexa. De acuerdo con su último informe trimestral, del pasado mes de mayo, ahora posee 2.100 millones de dólares en acciones de otras compañías.

Un número que ha aumentado después de que Amazon liderara una inversión de 575 millones de dólares en la empresa británica de reparto de comida Deliveroo en mayo de 2019.

Amazon realmente no ha explicado la razón detrás del acuerdo, pero la idea es que Deliveroo y su red de proveedores de alimentos podrían ser una solución interesante al problema de la "última milla" en logística.

Así es Amazon como inversor y comprador
Reuters

Superficialmente, parece una buena noticia cuando un adinerado gigante de la tecnología se interesa en tu startup. Pero la historia de Amazon sugiere que la realidad puede ser más complicada.

En 2016, Amazon invertía en una startup llamada Nucleus, que había creado un intercomunicador vídeo para Alexa. Un año más tarde, Amazon lanzó un producto muy similar, el Echo Show. El CEO de Nucleus, Jonathan Frankel, estaba furioso y le dijo a CNET que su propio inversor "probablemente les había copiado".

Amazon no siempre es tan agresivo. La firma invirtió en la empresa de timbres de puerta, Ring, nuevamente a través de su fondo Alexa, y después la adquirió por 1.000 millones de dólares en una de sus mayores acuerdos hasta la fecha. Esto funcionó bastante bien tanto para la startup como para sus inversores.

Los rumores de oferta de adquisición de Amazon y posterior inversión en Deliveroo sigue un patrón similar al de un acuerdo anterior con otra compañía británica: LoveFilm.

Business Insider ha hablado con Simon Calver, un inversor en tecnología británico para BGF Ventures y ex director ejecutivo de LoveFilm.

Amazon primero intentó comprar LoveFilm a principios de la década del 2000, acabó invirtiendo en 2008 y más tarde realizó otra oferta con éxito para comprarla por 317 millones de dólares en 2011. LoveFilm se convirtió en la base de lo que ahora es Amazon Prime Vídeo, el popular rival de Netflix.

Leer más: Esto es global y estratégico: qué significa la megainversión de Amazon en Deliveroo para Uber y para el resto del mundo

Calver fue el hombre que negoció con Jeff Bezos y el resto de la cúpula de Amazon en el acuerdo, lo que significa que tiene una visión fascinante de cómo es sentarse frente a la compañía cuando quiere ampliar su cartera.

"Amazon tiene una visión a largo plazo de su negocio, y de cómo quiere que se vean las partes que lo componen. Por lo tanto, son bastante prudentes en su pensamiento en términos de qué tecnología, qué personas, qué capacidades necesitan", afirma. 

"Hay otros adquisidores corporativos que son mucho más oportunistas y pensarían: 'Consigamos sus capacidades y veamos qué podemos hacer con eso'. Por lo general, Amazon tendrá un plan muy bien pensado y detallado, por lo que no entran en nada a la ligera aunque estén sentados en grandes montones de efectivo ".

La compañía que se convirtió en Amazon Prime Vídeo era originalmente una inversión estratégica

LoveFilm fue un precursor de Netflix y en aquel momento era muy innovador. La firma fue pionera en el concepto de lanzar DVDs de alquiler para el público. Ahora mismo suena anticuado, pero en su momento fue un éxito.

LoveFilm era básicamente la unión de un grupo de diferentes compañías británicas, todas esencialmente haciendo lo mismo. Los diversos competidores se fusionaron con la marca LoveFilm a mediados de la década de 2000 y dominaron el espacio de alquiler de películas en el Reino Unido y en gran parte de Europa. Poco después de estas fusiones, la nueva entidad rechazó una primera oferta de adquisición de Amazon.

Según Calver, LoveFilm no se habría vendido en su viaje tan pronto "a menos que fuera a un precio estúpido". También creía que estaba cambiando la forma en que la gente veía películas en casa.

Calver cree que lo que sucedió después fue único en la historia de Amazon.

Amazon tenía su propio negocio de alquiler de DVD, que era muy secundario a LoveFilm en toda Europa, pero tenía una sólida base de clientes en Alemania. LoveFilm decidió acercarse a Amazon sobre un acuerdo, y finalmente su negocio de DVD fue adquirido en el Reino Unido y Alemania.

"Nos acercamos a ellos para combinar fuerzas en 2008", ha dicho Calver. "Se convirtieron en nuestros accionistas y unimos Amazon DVD y LoveFilm. Adquirimos los clientes, pero realmente no adquirimos la gente. No conozco ninguna otra situación en la que Amazon haya vendido un conjunto de clientes, fue único."

El acuerdo implicaba que Amazon se convertía en el mayor accionista de LoveFilm (con más del 35% del negocio) y que aportaría dinero en efectivo a la comprañía. El entonces jefe de medios globales de Amazon, Greg Greeley, tomó asiento en el consejo. La investigación de la competencia resultante también le costó a LoveFilm casi 1 millón de libras en honorarios legales.

Leer más: Amazon tienta a las empresas: ¿cómo funciona Amazon Business?

La situación no es diferente a la de Deliveroo. Amazon fue el mayor inversor en la última ronda de Deliveroo, tiene un puesto en el consejo y es probable que ahora sea un importante accionista.

Eso puede tener riesgos. "Estás en una situación en la que potencialmente tienes a tu mayor adquisidor estratégico sentado en tu mesa directiva", afirma Calver.

Tanto como inversor estratégico como potencial comprador, un accionista tan poderoso puede "mantenerte como rehén" en el futuro, especialmente si es el único comprador potencial. Calver añade que Amazon nunca ha abusado de su poder. "Nunca jugaron esa carta. Nunca fueron violentos. Sin embargo, era un riesgo", ha dicho.

Tener a Amazon a bordo fue incómodo ya que LoveFilm consideró estrategias de salida alternativas como la salida a Bolsa

amazon como inversor y comprador
Simon Calver. BGF Ventures.

Alrededor de 2010, el servicio de streaming de LoveFilm despegó y estuvo disponible en plataformas de terceros como la Xbox. También comenzó a considerar su estrategia de salida. Esto se produce cuando las startups venden a un comprador o salen a Bolsa para que sus inversores y accionistas originales puedan recuperar su dinero.

"Nuestra ruta de salida preferida era a través de una salida a Bolsa", ha confesado Calver. Pero dado que LoveFilm estaba evolucionando en su negocio de alquiler de DVD y en el desarrollo del streaming, teníamos que averiguar cómo se iba a conseguir suficiente efectivo para comprar contenido.

Netflix tiene un problema similar y quema una cantidad considerable de dinero en efectivo para poder comprar contenido original como "Bird Box".

"Lo que se hizo cada vez más evidente es que si teníamos que recaudar 100 millones de dólares cada dos años para invertir en contenido digital como una empresa de rendimiento relativamente pequeño, iba a ser muy difícil", cuenta Claver.

"Así que empezamos a estudiar opciones estratégicas, idealmente una asociación con alguien que fuera propietario de contenido, donde podríamos usar la distribución de LoveFilm para distribuir su contenido".

Como Netflix continuaría haciendo, LoveFilm comenzó a hablar con los estudios de Hollywood.

Birdbox película
Netflix

Mientras tanto, Amazon estaba considerando su estrategia en torno a lo que se convertiría en Amazon Prime Vídeo. El éxito de la aplicación de LoveFilm en diferentes plataformas digitales como Xbox, y su sólido conjunto de clientes, la convirtió una vez más en una tentadora propuesta de adquisición.

"Fue un negocio digital exitoso y en crecimiento lo que despertó el interés", explica Calver.

Varias cosas complejas comenzaron a suceder simultáneamente.

LoveFilm inició conversaciones con Amazon como posible comprador. Al mismo tiempo, comenzó a explorar una salida a Bolsa, reflexionando sobre otros posibles compradores. Todo mientras Amazon formaba parte de su junta directiva. Mientras tanto, algunos de los accionistas de LoveFilm intentaban sacar provecho del negocio mediante la venta de sus acciones a Amazon en una transacción secundaria, mientras que, sin saberlo, Amazon también estaba tratando de comprar toda la compañía.

Leer más: Estas son las adquisiciones que han marcado el destino de Amazon como compañía

"Aquí es donde tener un elemento estratégico a bordo puede ser un desafío", dice Calver con ironía. "Cuando estás en una etapa inicial, administrar a tus accionistas internos puede ser un desafío tan grande como administrar un comprador externo. Creo que ahí es donde [el cofundador de LoveFilm] Saul Klein y yo sonreímos sobre las experiencias que tuvimos juntos.

"Teníamos algunos miembros de la base de accionistas que no sabían que estábamos negociando con Amazon por un acuerdo mayor, a quienes se les había ofrecido menos dinero de Amazon por sus acciones y no les permitimos que vendieran a un precio más bajo, porque sabíamos que estábamos negociando un acuerdo a un precio más alto para ellos y no podíamos avisarles".

Estos accionistas expresaron su frustración con la cúpula de LoveFilm, explica Calver. Después de algunos meses de escarceos, Amazon tuvo éxito en su oferta. En última instancia, según Calver, el resultado fue el correcto para LoveFilm.

Bezos le dijo a los ejecutivos de LoveFilm: 'Es ir a lo grande o irse a casa'

Él se quedó durante un año en Amazon después de la adquisición y reconoce los méritos de Amazon por liberar dinero para desarrollar el negocio. Recuerda una reunión en la que él y otros ejecutivos se dirigieron directamente a Jeff Bezos para invertir en comprar contenido.

"Realmente se comprometieron a crear contenido, para que pudiéramos competir", dice Calver. "Hubo una reunión con Jeff Bezos, en la que presentamos un plan de propuesta de contenido [que necesitaba] 100 millones de dólares en dos años. Y me dijo: 'Es ir a lo grande o irse a casa, nosotros la hemos adquirido para ir a lo grande'. Estaba listo, aquí hay 100 millones de dólares. Si hubiéramos tratado de recaudar eso en un mercado público, nos habría llevado toda una eternidad".

En cuanto a lo que esto significa para Deliveroo, Calver dice que LoveFilm finalmente ayudó a Amazon a construir un nuevo producto: su negocio de transmisión de vídeo.

"La pregunta para Deliveroo es si se convertirá en un producto de Amazon, un producto de marca de Amazon, o si se mantendrá como un producto y servicio separado", expone. "No conozco su decisión estratégica, pero cuanto más integrada esté con su propuesta central, más probable es que termine siendo Amazon".

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Y además