Cuidado cuando te alojes en un Airbnb: así puedes detectar cámaras ocultas

Cámara oculta.

En los últimos años se han dado casos de anfitriones de Airbnb pillados por haber instalado cámaras ocultas en sus propiedades sin previo aviso, algo que va en contra de la política de la compañía.

Es más, casi el 60% de los estadounidenses afirmó estar preocupado por las cámaras ocultas en las casas de Airbnb en 2019.

Y el 11% de los inquilinos aseguró haber descubierto una cámara oculta durante una estancia, según los datos de una encuesta de la empresa de inversión inmobiliaria IPX1031 que recoge CNBC.

Este tipo de cámaras no sin ninguna novedad en las casas de alquiler en general, ya que en Corea del Sur se denunciaron a la policía más de 30.000 casos de filmación con cámaras ocultas entre 2013 y 2018, según la organización sin ánimo de lucro Human Rights Watch, con sede en Nueva York.

Airbnb repartirá casi 9,5 millones de euros para ayudar a 100 personas a construir "los espacios más locos del mundo"

Ante este problema, la plataforma de alquiler vacacional asegura tomar medidas contra los huéspedes que no revelan en sus anuncios que sus hogares cuentan con dichas cámaras.

Los anfitriones de Airbnb están autorizados a tener cámaras en sus casas, pero deben informar a los huéspedes y las cámaras no deben colocarse en espacios privados, según la compañía.

Si no te fías de la palabra del anfitrión y quieres averiguar por ti mismo si hay alguna cámara escondida dentro de tu alojamiento, estos son algunos trucos que da Medium para descubrirlo. 

Presta atención a los objetos que parezcan estar fuera de lugar

Lo primero que debes hacer es detectar cualquier artilugio extraño o que parezca fuera de lugar, ya que podría contener una cámara oculta: casi todas están ocultas en dispositivos domésticos, como luces o termostatos. 

Es recomendable comenzar la búsqueda en zonas como los baños y las habitaciones. Es bueno saber que la mayoría de las cámaras están conectadas a una fuente eléctrica o a un dispositivo electrónico, lo que esto puede facilitar tu búsqueda.

Pero hay que admitir que no es tan sencillo detectar un aparato que contenga una cámara oculta que parezca fuera de lugar, porque las cámaras se han vuelto tan pequeñas que pueden esconderse en prácticamente cualquier aparato, como despertadores, hasta relojes de pared, detectores de humo, plantas, espejos, bombillas, altavoces e incluso enchufes.

Pero siempre llama la atención encontrar una planta o un despertador en un baño. 

Usa una linterna para comprobar si hay lentes de cámara

Otro truco que se puede usar para detectar visualmente las cámaras ocultas es el truco de la linterna. Una cámara oculta necesita que su lente esté incrustada en un objeto normal. Normalmente, esa lente está hecha de vidrio y el objeto en el que se oculta está hecho de plástico u otros materiales que no son de vidrio.

El vidrio es generalmente más reflectante que otros materiales, por lo que las lentes de las cámaras ocultas pueden ser bastante fáciles de detectar si se enciende una luz, ya que es más reflectante que el objeto que la rodea.

Utiliza aplicaciones que detectan si hay dispositivos con wifi

Si los pasos anteriores no son suficientes, existe otra manera de poder encontrar dichas cámaras ocultas. 

Para el visionado de las imágenes por parte del anfitrión, la mayoría de estas cámaras cuentan con conexión a internet. 

El hecho de que estos dispositivos estén usando una señal inalámbrica los hace vulnerables a ser detectados. 

Existen aplicaciones como Fing que pueden mostrar todos los dispositivos inalámbricos conectados a la misma red wifi que tu móvil. Úsala para escanear la habitación y descubrir si hay algo que no debería estar allí. 

Si todo lo demás falla, los detectores de cámaras pueden escanear las frecuencias de radio conectadas a las cámaras ocultas, aunque los baratos no suelen ser muy fiables.

Usar un detector de RF

Si el anfitrión cuenta con una segunda red inalámbrica privada a la que tú no tienes acceso, el truco anterior no serviría de nada.

Pero hay otra solución. Puedes usar un detector de RF (la radiofrecuencia que emiten todos los dispositivos inalámbricos) y así notar todas las señales inalámbricas del alojamiento. 

Si el detector nota una señal en un espejo...hay de lo que preocuparse.

Qué hacer si encuentras una cámara oculta

Después de localizar una cámara, desconéctala inmediatamente sin dañarla porque el firmware de la cámara puede contener información de identificación, como las credenciales de acceso y la red Wi-Fi a la que estaba conectada, indican desde CNBC.

Lo primero que debes hacer es contactar con el anfitrión y con Airbnbdirectamente para informar de la situación. Puedes plantearte presentar una denuncia a la policía si así lo deseas.

Si no te preocupa y quieres permanecer en el alojamiento, puede desenchufar la cámara o poner algún objeto delante que bloquee la visión.

Además de las cámaras, hay que prestar atención a los altavoces inteligentes como Amazon Echo y Google Home.

Otros artículos interesantes:

Esta pareja consigue hasta 25.000 euros al mes en ingresos realquilando casas en Airbnb y Booking: estos son sus consejos para empezar

Brian Chesky, CEO de Airbnb, acaba de anunciar que los empleados podrán teletrabajar para siempre: considera que las oficinas son "de una época predigital"

Airbnb cerrará su negocio doméstico en China a partir del 30 de julio

Te recomendamos