Pasar al contenido principal

Cómo se enfrenta Porsche al reto de digitalizar el lujo, según el responsable del proyecto de coche conectado de Porsche Ibérica

Iván Burgos Porsche
Iván Burgos Murillo, Connected Car Manager de Porsche. Porsche
  • La digitalización de los vehículos es la única forma de dar soluciones a las necesidades de las personas, según Iván Burgos Murillo, Connected Car Manager de la marca alemana.
  • "Estamos al 1% de la potencialidad de la tecnología del coche conectado", comenta Burgos.
  • Las funciones bajo demanda disponibles en los vehículos de Porsche estarán en constante ampliación sin necesidad de ir a un centro de servicios.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Iván Burgos Murillo es Connected Car Manager de Porsche Ibérica y líder del área de digitalización de la marca, un puesto de responsabilidad creado hace 5 años en todos los países del mundo en los que opera Porsche.

Esta figura es responsable de los servicios y aplicaciones digitales de la marca, 'apps' que funcionan tanto en los smartphones como dentro del vehículo e "incluso en otros dispositivos que aportan valor en formato digital a la experiencia de conducir un Porsche", explica.

Burgos dirige todo este ecosistema: desde los desarrolladores locales, hasta el marketing de estos servicios, ocupándose también de lograr los objetivos de este mercado como el número de descargas o de usuarios activos.

"Este puesto requiere unos conocimientos que no vienen del sector del automóvil, sino de mis épocas en HERE Technologies, Samsung o Nokia. Sin la experiencia anterior yo no podría haber desarrollado este trabajo. No era un perfil que existiese en las empresas de automoción, por lo que ha habido un trasvase de profesionales entre empresas tecnológicas que se dedican al software y desarrollo de servicios digitales y empresas del sector del automóvil, como es mi caso", cuenta Burgos.

Leer más: Estos son los perfiles profesionales mejor pagados en España

La potencialidad del coche conectado

"Estamos al 1% de la potencialidad de la tecnología del coche conectado" comenta Burgos y añade que "Porsche está liderando el vagón de cabeza de esta tecnología". 

Para este ejecutivo, dotar de valor añadido a los vehículos pasa por digitalizarlos, "más aún en una sociedad tan conectada como la de ahora". El coche conectado es una tecnología dentro de una tendencia más amplia que es el Internet de las cosas. Esto a a su vez permite que existan proyectos relacionados con la movilidad como las smart cities.

"En un mundo en el que las ciudades van a ser inteligentes y donde las necesidades de movilidad van a ser muy diversas, la digitalización de los vehículos es la única forma de dar soluciones a las necesidades de las personas", comenta Burgos en una entrevista para Business Insider España. Aunque, indica, lograr esto pasa porque la conexión sea alta y lo más rápida posible, solo posible gracias al 5G.

Leer más: Las smart cities se pueden convertir en las próximas grandes oportunidades de inversión a largo plazo

Predecir las necesidades de futuro pasa por estudiar el comportamiento de las personas, por eso, parte de los servicios que Porsche ofrece a sus clientes están basados en la información que estos les proporcionan. "Estamos lejos de hablar de lo que va a ser el Big Data de aquí a 10 años. Hace un año no teníamos pensado trabajar con bots y ahora lo hacemos, pese a que parecía un proyecto muy lejano", comenta Burgos. La compañía logró esto "en muy pocos meses y con muy pocos recursos" gracias a las startups con las que colaboran en el Porsche Smart Mobility Lab.

Los dos grandes horizontes de la generación de ingresos

Digitalizar los vehículos trae nuevas oportunidades de negocio para la marca: permite hacer un diagnóstico remoto del vehículo e introducir las funciones bajo demanda. Estas se desarrollan bajo un sistema de plataformas, por lo que "da igual si hay un cliente o un millón, el coste de la plataforma es el mismo. Depende de tener precios justos y hacer atractiva nuestra oferta".

Los servicios bajo demanda estarán en constante ampliación sin necesidad de ir a un centro de servicios. Burgos pone de ejemplo la posibilidad de escoger un modo de conducción (más urbano, más deportivo…) y adquirirlo de forma definitiva o temporal, como para los meses de verano, cuando los desplazamientos son más largos que cuando se conduce solo por la ciudad. "Los vehículos siempre vienen con un nivel de servicio altísimo, pero se podrán añadir funciones con posterioridad a la venta", puntualiza. 

En 2025 Porsche espera tener un millón de coches conectados, generando ingresos mensuales. 

Y además