Pasar al contenido principal

Es menos probable que contraigas el coronavirus al aire libre: lo que más puede aumentar el riesgo de contagio es la cantidad de tiempo que pases cerca de otras personas

Los clientes son vistos en Puckett's Grocery & Restaurant el 27 de abril de 2020 en Franklin, Tennessee.
Los clientes son vistos en Puckett's Grocery & Restaurant el 27 de abril de 2020 en Franklin, Tennessee. Jason Kempin/Getty Images

A medida que los el mundo comienza a flexibilizar las medidas de confinamiento y el clima se calienta en algunas del planeta, incluida España, la gente se anima a salir a la calle, a los parques y a las playas en la medida que es posible en cada caso. Ese tiempo al aire libre es probablemente una actividad de bajo riesgo, de acuerdo con algunas pruebas preliminares, siempre y cuando estés solo o con los miembros de tu hogar — y lejos de todos los demás.

"A este virus le gusta mucho que la gente esté en un espacio cerrado durante períodos prolongados de contacto cara a cara", explica William Schaffner, profesor de medicina preventiva de la Universidad de Vanderbilt (Tennessee, Estados Unidos), a Business Insider.

Pero solo porque el virus se propaga mejor en ambientes interiores no significa que grupos de personas deban congregarse en la playa.

"Son los grupos de gente a los que hay que poner especial atención", cuenta Schaffer.

El lugar donde se reúne un grupo no tiene importancia si la gente no se mantiene lo suficientemente separada.

"No hay formas seguras de hacer las cosas; 'seguro' implica algo absoluto. En su lugar, se trata de reducir el riesgo", añade Schaffer.

Leer más: Rociar las calles con desinfectante no elimina el coronavirus y puede ser perjudicial para la salud, según alerta la OMS

La mayoría de las transmisiones de coronavirus se producen en interiores, según lo que sugieren las primeras investigaciones

Una mujer con un protector facial camina a lo largo de la playa de Copacabana en Río de Janeiro, Brasil, el 29 de abril de 2020.
Una mujer con un protector facial camina a lo largo de la playa de Copacabana en Río de Janeiro, Brasil, el 29 de abril de 2020. Pilar Olivares/Reuters

El coronavirus se propaga principalmente a través de gotitas que vuelan por el aire cuando una persona infectada tose, estornuda o habla. Así que el riesgo de infección tiene que ver principalmente con lo cerca que se está de la gente, y por cuánto tiempo.

No es sorprendente, entonces, que la evidencia muestre cada vez más que el riesgo de infección es mayor en áreas poco ventiladas y atestadas.

Los peores núcleos de casos de coronavirus en Estados Unidos están ligados a espacios que obligan a la gente a permanecer en lugares cerrados durante largos períodos de tiempo. Según una página actualizada en tiempo real del New York Times que rastrea los brotes en todo el país, todos menos uno de los 12 lugares más afectados en Estados Unidos son prisiones, cárceles e instalaciones de procesamiento de carne. Varias residencias de ancianos también están en lo alto de la lista, al igual que sucede en España.

Las oficinas y los restaurantes también pueden ser focos de infección. Un estudio de un brote en un centro de llamadas en Seúl, Corea del Sur, reveló que casi la mitad de los empleados de una planta se infectaron. Casi todos se sentaron en la misma sección.

Por el contrario, un estudio preliminar que ha exminado 318 grupos de contagios de coronavirus en China ha descubierto que la transmisión de coronavirus al aire libre es inusual. En todos esos brotes, excepto en uno, que involucró 3 o más casos cada uno, el virus se propagó entre las personas en ambientes cerrados.

"El principio general debería ser: fuera es mejor que adentro; abierto es mejor que cerrado; menos es mejor que más personas; y mantenerse alejado de las personas enfermas", explicó en su día a Business Insider el doctor Erich Anderer, neurocirujano y miembro fundador del grupo North Brooklyn Runners.

Según Schaffner, las razones por las que las posibilidades de infección pueden ser menores fuera de casa son que es más fácil mantener la distancia social en el exterior, y el virus tiene que lidiar con el viento, el calor y la humedad para saltar de una persona a otra.

Pero Schaffner advierte que los hallazgos de este estudio preliminar chino (que no ha sido revisado por pares como exige la investigación científica) deben "tomarse con una pizca de sal", ya que la mayoría de los incidentes que los investigadores analizaron ocurrieron mientras gran parte de China estaba bajo confinamiento. Esa cuarentena limitó las oportunidades de los residentes de salir al exterior, "por lo que, por supuesto, todos los brotes ocurrieron en el interior, entre familias", cuenta Schaffner.

Leer más: Probar ropa con realidad aumentada, robots asistentes en la tienda y automatización en los almacenes: así será ir de compras en la 'nueva normalidad'

Evita cualquier reunión que ponga a la gente en contacto cercano y prolongado

Almuerzo en un restaurante de Estocolmo el 21 de abril de 2020
Almuerzo en un restaurante de Estocolmo el 21 de abril de 2020 Jonathan Nackstrand/AFP via Getty Images

Según Schaffner, el comportamiento importa más cuando se trata de riesgo de coronavirus.

"Lo que haces individualmente se convierte en lo más importante, independientemente del ambiente en el que estés", explica.

Sugiere ser muy cuidadoso cuando estés en o cerca de reuniones de personas de cualquier tamaño, y "cuando tengas dudas, no seas cabezota y usa una mascarilla".

Las mascarillas protegen a otras personas de cualquier germen que el portador pueda estar llevando, por lo que son imperativas en situaciones en las que es difícil mantener 2 metros de distancia, añade Schaffner.

Personas con mascarillas caminan por el mercado de Saxe-Breteuil junto a la torre de Montparnasse el 14 de mayo de 2020, en París, Francia.
Personas con mascarillas caminan por el mercado de Saxe-Breteuil junto a la torre de Montparnasse el 14 de mayo de 2020, en París, Francia. Stephane Cardinale/Getty Images

También le aconseja a la gente que evite los servicios religiosos y las fiestas, incluso si son al aire libre. La gente que juega al golf, hace senderismo o visita la piscina no debería quedarse en los vestuarios o en los aparcamientos, añade, ya que ahí es donde la gente es más probable que se quede y tenga conversaciones sin mascarillas. Y cuando se trata de visitar a la familia, siempre que las autoridades lo permitan, lanza besos a los abuelos en lugar de abrazarlos.

"Ve a visitarlos, pero hazlo de una manera diferente a como lo hacías hasta ahora", sentencia Schaffner.

Y además