Pasar al contenido principal

Cómo la psicología para operar en los mercados se convierte en la mitad del éxito a la hora de invertir

Psicología para invertir
Getty Images
  • La psicología genera una clara influencia en la toma de decisiones en todos los ámbitos y en el mundo de los mercados no iba a ser la excepción.
  • De esta manera, la relevancia que tiene la psicología queda patente desde el momento en el que nos introducimos en el mundo de los mercados.
  • Con el resultado de esas primeras operaciones vemos la aparición de esas emociones, que pueden marcar el fracaso o el éxito para generar dinero.

La evolución de los mercados se puede canalizar y resumir como el fruto de las decisiones de un conjunto de personas. Por tanto, los movimientos que se producen en las bolsas llegan como respuesta a las decisiones que toman estas. Personas con emociones, que reaccionan cuando tienen miedo o euforia si ganan o pierden con sus inversiones. 

¿Es necesario, e incluso vital, eliminar la psicología cuando se está invirtiendo? Este debate lleva mucho en escena. El factor humano frente a la inteligencia artificial y otros métodos de construir cartera eliminando este tipo de sentimientos. El debate ya está servido desde hace mucho tiempo.

La psicología genera una clara influencia en la toma de decisiones en todos los ámbitos y en el mundo de los mercados no iba a ser la excepción. Temor, alegría, pánico… Son emociones que pueden provocar que nuestra disciplina no sea la más apropiada a la hora de invertir. En el momento en el que arriesgamos nuestro propio capital todos estos sentimientos aparecen. También, las ganas de ganar más cuando las cosas nos van bien. 

De esta manera, la relevancia que tiene la psicología queda patente desde el momento en el que nos introducimos en el mundo de los mercados. Con el resultado de esas primeras operaciones vemos la aparición de esas emociones, que pueden marcar el fracaso o el éxito para generar dinero. Sobre todo, porque el ser humano gestiona bastante mal cuando tenemos pérdidas

Leer más: Así invertirán las próximas generaciones en los mercados, según este gran banco de inversión

La importancia de tener la mente fría

Por tanto… ¿Por qué es importante la psicología? Según apunta Rodrigo García, analista de XTB, en la práctica, en el mundo del trading, “una psicología bien trabajada implica tener disciplina, con lo cual son dos conceptos estrechamente relacionados”. Desde luego la psicología no es suficiente para invertir bien en bolsa pero desde luego, “es un requisito totalmente imprescindible”.

Asimismo, Sara Carbonell, relationship manager de CMC Markets, considera que la psicología para invertir es importante porque “hay que saber respetar los stop loss”. La base de una inversión es que si tú haces una correcta gestión monetaria. Es decir, que en todas tus posiciones haya “un stop loss y un objetivo de beneficio (take profit)”, y que la posible ganancia sea superior a la posible pérdida, más ratio rentabilidad/riesgo. 

La analista añade que, si haces eso correctamente, para lo cual se necesita mucha psicología y no dejarse guiar por sentimientos, aún perdiendo en muchas posiciones, “el neto podría ser positivo”. De hecho, nosotros hacemos un estudio de 15 posiciones donde pierden 10 y solo se ganan 5, pero como la gestión monetaria es correcta al final “el neto global es positivo y se gana dinero con toda la estrategia”

No dejarse llevar por las emociones

¿Por qué no hay que dejarse guiar por las emociones? Carbonell apunta que por ejemplo cuando quieres entrar en un valor, porque crees que va a subir por tus impulsos hay que tener la mente fría y tener en cuenta muchos factores. 

En ese supuesto puede darse que desde un punto de vista estricto del mercado “no sea el momento de entrar, porque el gráfico no lo justifique, o porque no se ajuste a un fair value. Por eso es tan importante no dejarse llevar por las emociones. Con una buena psicología de la mano de una buena gestión monetaria tus inversiones pueden salir bien. 
 

Y además