Pasar al contenido principal

Cómo saber si sufres querofobia, el miedo a ser feliz

joven ciudad
Alex Holyoake / Unsplash
  • Algunas personas tienen miedo a sentir felicidad o alegría.
  • Esto no significa que estén tristes todo el tiempo, pero evitan actividades y eventos sociales que creen que serán divertidos.
  • Usualmente es un mecanismo de defensa que surge de un trauma o conflicto.
  • La terapia puede ayudar a las personas a trabajar a en su pasado y mirar hacia el futuro sin miedo.

¿Conoces ese sentimiento cuando algo parece demasiado bueno para ser verdad?, ¿cuándo parece que te han pasado muchas cosas buenas recientemente y es sospechoso?

Algunas personas no pueden superar este sentimiento, y su buena suerte provoca un giro siniestro en su mente.

Las personas que tienen una aversión irracional a ser felices sufren de algo llamado querofobia. Viene de la palabra griega "chairo", que significa "me regocijo". Básicamente significa que tienen miedo de participar en algo alegre o divertido.

No son las actividades en sí las que te dan miedo, es el temor de que si te dejas llevar, y eres feliz y despreocupado, entonces algo terrible sucederá.

La querofobia no se conoce mucho ni está bien definida, y no está en la última edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5 por sus siglas en inglés), que es el recurso principal para diagnosticar la condición de salud mental. Pero según Healthline, algunos expertos médicos clasifican la querofobia como una forma de ansiedad.

Leer más: Los 6 mayores mitos acerca de la felicidad, según la ciencia

Alguien que tiene esta fobia no está triste todo el tiempo, simplemente evita los eventos y actividades que podrían traerle felicidad. Algunos síntomas del trastorno, de acuerdo con Healthline, son:

  • Ansiedad cuando te invitan a un evento social.
  • Dejar pasar las oportunidades que podrían llevar a cambios positivos en la vida debido al temor de que va a suceder algo malo.
  • Negarse a participar en actividades "divertidas".
  • Pensar que ser feliz implica que algo malo sucederá.
  • Pensar en la felicidad saca lo peor de ti.
  • Creer que mostrar que eres feliz es malo para ti, tus amigos o tu familia.
  • Pensar que intentar ser feliz es una pérdida de tiempo y esfuerzo.

En una publicación del blog de Psicology Today, la psiquiatra Carrie Barron discute algunas posibles causas de desarrollo de querofobia o hedonofobia, que se define como el miedo al placer.

"Se habla mucho sobre la búsqueda de la felicidad estos días", escribe. "Puede parecer inusual que alguien tema esta emoción positiva. Si se debe a una asociación entre el castigo y la felicidad en la infancia, podría ser más común de lo que creemos".

Por ejemplo, podría provenir del miedo al conflicto con un ser querido, o una mala experiencia que asocias con un determinado evento. Si estás acostumbrado a que algo malo ocurra inmediatamente después de un evento feliz, puedes resistirte a dejar que vuelva a pasar.

"Si eres enemigo del placer, puede ser porque en algún momento de tu vida, la ira, el castigo, la humillación o el robo acabaron con tu alegría", añade Barron. "Ahora tienes miedo de sentirlo porque viene con la brutalidad de sentir que explota la burbuja".

Leer más: Lo opuesto a un narcisista es un empático, y estas son las señales de que podrías ser uno

En una entrevista con The Metro, la bloguera Stephanie Yeboah describe lo que es vivir con la fobia.

"En definitiva, es una sensación de completa desesperanza, que te lleva a sentirte ansioso o receloso de participar o de hacer cosas que promueven la felicidad ya que sientes que no durará", explica.

"El miedo a la felicidad no necesariamente significa que uno esté viviendo constantemente en la tristeza. En mi caso, mi querofobia se desencadenó por eventos traumáticos. Incluso cosas como celebrar el éxito de una campaña, completar una tarea difícil o conseguir un cliente me hacen sentir incómoda ".

El tratamiento de la querofobia a veces se puede confundir con el tratamiento de la depresión, lo que Yeboah denuncia que no es especialmente útil.

"No hay mucho que pueda hacer, ya que no hay muchos recursos que sean específicos para la querofobia, así que simplemente vivo con ello y trato de no pensarlo lo más posible ".

Barron dice que un buen lugar para comenzar es profundizar en el pasado, para tratar de aprender a tolerar el tiempo, la diversión y la felicidad sin temor a las consecuencias negativas.

En concreto, explica que los tratamientos como la psicoterapia orientada al entendimiento de uno mismo y la terapia cognitivo conductiva son útiles para comprender las causas y deshacer las asociaciones negativas que las personas tienen entre el placer y el dolor.

En definitiva, hacer frente a la querofobia implica cambiar tu forma de pensar. Si crees que puedes tenerlo, es probable que sea un mecanismo de defensa que hayas puesto, que fue construido debido a un conflicto o trauma en el pasado.

Tomará tiempo resolver los problemas, pero con tratamiento, podrás superarlos, disfrutar de la felicidad y comenzar a vivir el momento.

Te puede interesar