Cómo lograr un equilibrio emocional con tu dinero y sobreponerte a la ansiedad por gastar

IVA o IRPF cual supone más dinero
Getty Images

Getty Images

  • Habitualmente, aparecen sentimientos asociados a la manera que tienes de manejar el dinero que pueden perjudicar tus finanzas personales.
  • Saber controlar esas emociones y lograr un equilibrio, es importante para tener una estabilidad financiera.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El equilibrio emocional con el dinero es vital para tener unas finanzas personales ordenadas. 

No saber controlar las emociones puede llevarte a la ruina, directamente, por disparar el gasto sin seguir una planificación financiera ni un presupuesto. Más allá de lo que seas capaz de ahorrar con el paso del tiempo, tener bien atado el poder de la mente es una tarea necesaria en el plano financiero. 

La cuestión es si, en tu caso, te sientes equilibrado emocionalmente con el dinero. Seguramente seas consciente de que necesitas ahorrar, presupuestar, pagar deudas y planificar de cara a tu jubilación, pero ¿cómo te sientes con tus propias finanzas personales? Resulta sencillo hablar de lo que deberías hacer con tu propio dinero sin centrarte en la parte emocional. A menudo se trata al capital propio como muchas otras cosas en la vida: un medio para lograr un fin determinado.

No obstante, el dinero tiene un gran impacto en la forma en que las personas desarrollan sus vidas. Y, como resultado, es natural que tiendas a dejarte llevar por las emociones, lo cual puede ser peligroso en el ámbito financiero. ¿Por qué? En ocasiones, la emoción puede ser negativa, lo cual genera problemas y riesgos en el largo plazo

Los efectos de no tener un equilibrio emocional con tu dinero

Así, antes de entrar en cómo equilibrar las emociones con el dinero, cabe analizar cómo las emociones negativas pueden impactar a tus finanzas.

No tener un equilibrio emocional con tu dinero puede tener un impacto negativo en tu salud mental. Si tu situación financiera te tiene de mal humor, tienes que saber que no estás solo. El Estudio de Planificación y Progreso encontró que, si bien el 68% de las personas se sentían bien con su situación financiera, algunos también informaron sentir estas emociones negativas con regularidad: el 54% dijo padecer de ansiedad, el 52% de inseguridad financiera, y el 48% de miedo

El dinero también es la fuente dominante de estrés, más que las relaciones personales o tener un trabajo o una carrera. Pero el estrés financiero también puede producirse de otras formas. Puede provocar comportamientos de evitación en relación con las finanzas personales individuales.

La negación financiera es un mecanismo de defensa que puede venir acompañado de sentimientos de indignidad y baja autoestima. Si no se aborda, esto puede impedirte que alcances tus metas financieras o algo peor. 

Como puedes ver, aprender a equilibrar las emociones cuando se trata del dinero es esencial para conseguir el éxito.

Las emociones negativas en torno al dinero y al equilibrio emocional

Si sientes ansiedad, vergüenza u otras emociones negativas, tal vez sea el momento de explorar lo que está sucediendo y calmar esos sentimientos.

Es precisamente la ansiedad y el miedo las sensaciones que encabezan la lista de emociones negativas. Es algo muy común. 

Lo recomendable en este punto es que equilibres las emociones del miedo saliendo de tu propia zona de confort. Cuando empieces a sentirte ansioso o temeroso por tu dinero, en lugar de quedarte estancado, pregúntate: ¿Qué puedo hacer para superar esto? Si te preocupa no poder pagar tus facturas, ponte manos a la obra y crea un plan financiero.

¿Te preocupa olvidarte de pagar tus facturas? Automatiza tu ahorro. Si te cuestionas a dónde va todo tu dinero cada mes, fija un presupuesto que determine los objetivos financieros.

Si todo resulta muy abrumador, habla con un planificador financiero para que te pueda ayudar. No permitas quedarte estancado y toma medidas para equilibrar las emociones con el dinero. Conseguirás superar el miedo.

Por otro lado, en cuanto a la ira y arrepentimiento también hay soluciones. Seguro que muchas veces has sentido rabia al irte de compras o por no ahorrar lo suficiente. Es posible, efectivamente, que te sientas arrepentido. 

Entonces, ¿cómo se equilibran las emociones de la rabia y el arrepentimiento? En lugar de machacarte, piensa en perdonarte a ti mismo. Especialmente, por los errores financieros pasados.

Está bien tener rabia, pero canaliza esos sentimientos de ira para hacer un buen uso de ellos. Solo enfádate para que tu mentalidad diga “se acabó” y así no cometer los mismos errores con tu dinero que tiempo atrás

Crea un presupuesto y una estrategia sólida que te asegure que nunca volverás a caer en tus formas de administrar mal tus finanzas. No te aferres al arrepentimiento y a la rabia. Déjalos salir y sigue progresando.

Por último, los errores relacionados con la vergüenza son demasiado comunes. Quizás te sientas mal porque crees que la gente te juzgará por tus errores monetarios. O, incluso, estás avergonzado por tu situación financiera actual.

La buena noticia es que todos han cometido errores, incluso las personas más inteligentes y ricas del mundo. Cualquiera que te diga que nunca ha tenido fallos con su capital, simplemente no lo ha cometido todavía.

Por tanto, al igual que la ira y el arrepentimiento, la clave para equilibrar las emociones y la vergüenza es perdonarse a sí mismo por los errores monetarios pasados y luego darse cuenta de que no tienes nada que demostrarle a nadie más que a ti mismo.

Es hora de dejar de lado la vergüenza y el juicio propio y, en cambio, encontrar tu fuerza interior para tomar las lecciones que has aprendido.

Otros artículos interesantes:

Cuánto dinero deberías ahorrar cada mes si cobras 40.000 euros al año

¿Cuántos préstamos puedo contratar al mismo tiempo?

Cómo calcular la cuota de hipoteca que te puedes permitir: todo lo que debes tener en cuenta

Te recomendamos

Y además