Cómo calcular la cuota de hipoteca que te puedes permitir: todo lo que debes tener en cuenta

La hipoteca digital en España
GettyImages
  • Si tienes en mente la posibilidad de comprar una casa necesitas, como punto de partida, empezar a ahorrar y marcarte unos hábitos financieros saludables mes a mes.
  • Así, es importante tener calculado cuánto dinero debes destinar a la hipoteca para que ningún mes te resulte una montaña que escalar en lo que a tus finanzas personales se refiere
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Comprar una vivienda no es un proceso sencillo y se puede demorar más de la cuenta por todos los conceptos que lleva asociado.

No todo el mundo tiene la posibilidad de acceder a la compra de la misma casa. Influyen muchos factores como el volumen de ingresos que se percibe, el tipo de contrato o estabilidad laboral y los ahorros previos. Todo eso, hace que un banco termine dando su brazo a torcer para conceder el préstamo hipotecario

Si tienes en mente la posibilidad de comprar una casa necesitas, como punto de partida, empezar a ahorrar y marcarte unos hábitos financieros saludables mes a mes. Para ello, es muy útil seguir un presupuesto y tener una buena planificación financiera

Así, es importante tener calculado cuánto dinero debes destinar a la hipoteca para que ningún mes te resulte una montaña que escalar en lo que a tus finanzas personales se refiere. Lo fundamental es que no te sientas completamente asfixiado por los gastos y que cuentes con un margen de maniobra por lo que pueda suceder con el paso del tiempo.

Calcular la hipoteca que puedes permitirte

A la hora de pedir una hipoteca hay 2 posibilidades: bien fijar una cuota mensual alta para terminar de pagarla lo antes posible o, por otro lado, ir poco a poco, aunque eso implique estar 40 años pagando la vivienda.

Lo fundamental no es el tiempo que estés pagando la hipoteca, sino hacerlo de la manera correcta, basándose en tus posibilidades, que podrían no ser las mismas ahora que dentro de 20 años.

Para que puedas pagar la hipoteca sin problemas, debes tener más ingresos que gastos cada mes. Es una idea fundamental que siempre has de tener presente. Dicho de otra forma, es la principal regla de oro a seguir si no quieres terminar en una situación de quiebra. 

Sin embargo, además, existen otras reglas que te permitirán pagar la hipoteca con menores dificultades.

Ahorrar el 10% del salario neto mensual no es algo que todas las personas se puedan permitir. No obstante, siempre que sea posible, debe llevarse a cabo, para ir creando un colchón por si viniera una situación adversa que tengas dificultades de controlar.

La cuestión es… ¿Qué porcentaje de ahorro destinar a la hipoteca? El porcentaje máximo de salario que debes destinar a la hipoteca es del 30%, según apuntan todos los asesores financieros. 

Es decir, si ganas 2.000 euros netos mensuales, lo ideal es que tu hipoteca no exceda los 600 euros al mes. Nada más y nada menos. Eso sí, si quieres llegar más tranquilo a final de cada mes, puedes reducir ese porcentaje hasta el 20 o 25%, a pesar de que eso suponga que termines de pagar el préstamo hipotecario más tarde. 

Elegir el importe a pagar todos los meses solo depende de ti, de tus preferencias. No obstante, nunca debe exceder el 30% de tu salario mensual, ya que el resto lo necesitas para hacer frente a gastos fijos y recurrentes como los suministros y otros costes variables que aparecen en el camino. 

A eso hay que sumarle que también es importante elegir una vivienda que en todo momento se ajuste a tus posibilidades, tanto a corto como a largo plazo. Por lo que teniendo en cuenta estas recomendaciones lo más seguro es que no tengas ningún tipo de problema para asumir las cuotas de la hipoteca. 

Qué hacer en el caso de que no puedas asumir una cuota elevada de la hipoteca

Ante la posibilidad de que tu situación financiera se complique notablemente, hay soluciones que puedes tomar de inmediato para ganar tiempo. Algunas son, por ejemplo, aplazar determinadas compras con la tarjeta de crédito o solicitar un préstamo que pueda ser asumible y que no perjudique demasiado tu situación financiera.

La primera de las posibilidades, la de aplazar algunas compras, tiene que ver con que, en lugar de pagar todo de golpe, muchas tiendas dan la opción de financiarlas. De esta forma podrás sentirte menos ahogado durante unos meses y salir adelante.

La otra de las opciones, pedir un crédito que se ajuste a tus posibilidades, ha de hacerse con cabeza y calculando el volumen de endeudamiento mensual. Siempre es recomendable, en estos casos, que consultes con un asesor financiero para que te guíe y no tengas problemas mayores.

Otros artículos interesantes:

El único caso con el que puedes desgravar por una hipoteca que firmes hoy

Qué bancos dan el 100% de la hipoteca en 2021 para la compra de una vivienda

Cuáles son las principales características para que un préstamo hipotecario sea bueno