Cuáles son las principales características para que un préstamo hipotecario sea bueno

Una mujer revisa los documentos de una hipoteca.

Getty

Muchos ahorradores están buscando comprar una vivienda. Sobre todo, de la experiencia pasada del confinamiento, que evidenció las necesidades de muchos usuarios. 

Para embarcarse en esa aventura necesitan solicitar un préstamo hipotecario. Un proceso que puede ser complejo y que no siempre conlleva acertar. Conseguir una buena financiación es una tarea fundamental para no tener problemas a nivel de salud financiera con el paso del tiempo. 

De ahí a la pregunta de muchas personas de cuáles son las principales características para que un préstamo hipotecario sea bueno. Como sucede con todo en el ámbito de 

Encontrar el mejor préstamo hipotecario: factores para seleccionar la financiación más adecuada

A menos que tengas ahorrado todo el dinero que cuesta la vivienda, lo habitual pasa por pedir una hipoteca al banco. 

Pero, lo primero de todo, es conocer qué es un préstamo hipotecario. ¿Qué opciones hay? ¿Acaso existen alternativas? En primer lugar, un préstamo hipotecario es un tipo de producto financiero a través del cual un banco o entidad financiera nos presta dinero a cambio de una garantía real como pago

Esta garantía es el inmueble o propiedad que adquieres, ya sea una vivienda, un local, un solar, un trastero, un garaje, y un largo etcétera.

Se trata de un crédito a través del cual se puede adquirir un inmueble en forma de préstamo a largo plazo, hasta la cancelación del mismo. Tanto es así que es una de las opciones más populares a la hora de comprar propiedades. 

Asimismo, en cuanto a las condiciones, tipos de interés y plazos, depende de la entidad en cuestión. Te puedes encontrar con préstamos hipotecarios a 10, 20 y 30 años. Estos son factores determinantes para ver si un crédito hipotecario es bueno.

En este sentido, es necesario saber qué cuota de hipoteca se te queda. Es decir, tiene que ser una cantidad que puedas permitirte pagar: si ganas 1.200 euros y pagas una mensualidad de 600 euros, estarás comprometiendo tus finanzas personales. Los expertos no recomiendan que destines más del 30% de tus ingresos al pago de la letra hipotecaria. 

Ahora bien, la cuestión es saber cuáles son las ofertas que predominan a día de hoy en el mercado. A la hora de solicitar un préstamo hipotecario, tendemos a pensar en que solo existe el banco. No obstante, no es la única alternativa. Hay bancos, cajas, establecimientos financieros de crédito y empresas financieras privadas.

Lo más recomendable es contactar con distintas entidades financieras y ver las condiciones que ofrecen. Es así como podrás obtener el mejor préstamo hipotecario.

¿Y qué se debe tener en cuenta? ¿Cuáles son las características en las que hay que centrarse? Son varios los aspectos: las comisiones que te aplican de cualquier tipo, tipos de interés, el plazo de la hipoteca, las bonificaciones, y las obligaciones en cuanto a seguros. Eso marca la diferencia entre una buena o mala financiación, según los expertos. 

Para ello, efectivamente, es muy importante la comparativa. Elige al menos 3-5 opciones y fíjate en cuál te sale mejor. La clave es que consigas pagar el menor interés posible con las menores ataduras. Pero es cuestión de hacer un balanceo

Una de las principales características de un préstamo hipotecario respecto a otros préstamos, es que tienes 2 garantías de pago: el bien adquirido y el resto de bienes presentes y futuros a nombre del titular.

Dicho de otro modo, a diferencia de otros tipos de préstamos, para el préstamo hipotecario se tienen estas dos garantías de pago. Por lo que la entidad bancaria en cuestión queda más cubierta (también adelanta un importe mayor).

En el caso de no poder cumplir con las obligaciones de pago, el banco puede quedarse con la vivienda. Aunque también puede ocurrir que en ese momento su valor no salde la deuda contraída porque ésta era mayor. Si eso sucede, la entidad puede embargar los demás bienes del propietario para saldar lo que debes. Es un aspecto en el que debes poner tu atención.

Opciones parecidas a un préstamo hipotecario

¿Sabías que no siempre se puede solicitar un préstamo hipotecario? Por lo general, hay una cantidad mínima que puede variar según la entidad (entre 50.000 y 80.000 euros como mínimo). En muchos casos, si se necesita poco dinero, sale más a cuenta pedir un préstamo personal.

Es decir, si tienes suficientes ahorros y la vivienda que planeas adquirir es económica, igual te compensa más elegir un préstamo personal que una hipoteca. 

Otros artículos interesantes:

Las mejores hipotecas de los bancos a tipo fijo del 2021

El único caso con el que puedes desgravar por una hipoteca que firmes hoy

Qué bancos dan el 100% de la hipoteca en 2021 para la compra de una vivienda

Te recomendamos

Y además