Aunque existen contagios de COVID entre animales y humanos, los expertos advierten de que no existe peligro en el caso de las mascotas

animales mascotas gatos perros

Reuters

  • De momento, los estudios son escasos y poco concluyentes, en relación a lo que se conoce sobre la transmisión entre mascotas y humanos, a pesar de que se han dado casos concretos de infección.
  • Mick Bailey, experto en inmunología comparativa de la Universidad de Bristol (Reino Unido), ha detallado todo lo que ocurriría si las mascotas comenzaran a propagar de forma masiva el coronavirus a sus dueños.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los coronavirus, por definición, son virus zoonóticos que pasan de animales a humanos. Por ello, es normal que surja la preocupación sobre una posible infección de mascotas que propague nuevas variantes, sobre todo, en felinos y caninos, las más habituales.

Aunque ya se han realizado estudios que han determinado que los gatos son más propensos a contraer coronavirus que los perros, con una prevalencia del 8% de los felinos en comparación con el 1% infectado de caninos, la probabilidad de que alguno de estos compañeros contagien a los humanos que conviven con ellos es destacadamente baja. 

En un nuevo artículo publicado en The Conversation, Mick Bailey, profesor de Inmunología Comparativa en la Universidad de Bristol (Reino Unido), analiza los efectos que tendrían las nuevas variantes, en caso de que las mascotas se infectaran. ¿Podrían los humanos contagiarse a través de sus mascotas? 

"La forma más importante de reducir el riesgo será la vigilancia para identificar nuevas variantes en animales que aún no aparezcan en las personas", explica Bailey. "Por lo tanto, no debería soreprenderte si el veterinario te pide que le proporciones una muestra de hisopo de tu mascota si presenta síntomas respiratorios, y también te puede pedir que se la proporciones tú mismo si eso sucede".

Sin embargo, no hay necesidad de alterarse por un contagio a gran escala por parte de las mascotas, ya que no existen pruebas evidentes que demuestren que los animales puedan transmitir a los humanos la enfermedad

Así concluyó un estudio presentado durante el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas, que demostró que el COVID era común en mascotas, como perros y gatos, cuyos dueños tuvieran la enfermedad, aunque generalmente de forma asintomática y nada grave.

Casos muy anecdóticos de contagio entre animales y humanos

Ante las nuevas variantes y los diferentes tipos de coronavirus, los científicos aún tienen que investigar los posibles efectos de contagio, así como su forma de propagación. Es decir, que aún no hay análisis suficientes que demuestren con certeza que los animales de compañía propaguen la enfermedad.

Sin embargo, según detalla el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), se han recibido notificaciones de contagios en animales, concretamente en perros y gatos domésticos, un hurón, animales de zoológicos, visones de criadero y venados de cola blanca. 

En cuanto al caso particular de los visones, se notificaron además transmisión de animales a humanos en Holanda, Dinamarca y Polonia, así como en Michigan (Estados Unidos). Por el contrario, no hay evidencias que demuestren que los pollos y los patos puedan propagar la infección, a diferencia de lo que ocurrió con la gripe aviar. 

El COVID-19 ha venido para quedarse: expertos sanitarios españoles comparten cómo creen que será la situación en 2023

Por ello, aunque los casos han sido muy anecdóticos a nivel global, el Grupo Asesor Científico para Emergencias (SAGE), del gobierno de Reino Unido, ha realizado un informe de advertencia sobre la posibilidad de que las nuevas variantes puedan darse en entornos de relacionamiento entre animales y humanos, como granjas, criaderos o lugares domésticos. 

A pesar de todos los datos expuestos y aún en investigación, Bailey considera que no es necesario que cunda el pánico entre quienes convivan con animales de compañía, como perros y gatos.

"No tendría sentido la eutanasia de gatos a gran escala, a menos que la variante ya esté muy extendida", tranquiliza Bailey. "Siempre que se establezca la vigilancia del SARS-CoV-2 en personas y animales para identificar cualquier variante de este tipo, antes de que se vuelva peligrosa, no tiene sentido preocuparse por la eutanasia a gran escala de nuestras mascotas".

En conclusión, aunque no existen datos concluyentes sobre la infección entre animales y humanos, más allá de contagios en situaciones concretas, las mascotas y sus dueños pueden estar tranquilos. Mientras exista vigilancia, no será necesario crear ningún tipo de alerta en este sentido.

Otros artículos interesantes:

La variante Lambda del coronavirus viene con fuerza y podría ser más peligrosa que Delta

El coronavirus podría estar "a pocas mutaciones de evadir las vacunas", alertan desde Estados Unidos

Las mejores atracciones turísticas al aire libre de cada provincia de España: 50 rincones en los que te puedes sentir más seguro frente al COVID-19

Te recomendamos

Y además