Por qué las bolsas mundiales siguen abiertas pese a la enorme volatilidad causada por el coronavirus

Trader alucina con la reacción del mercado.
Reuters
  • El desastre que se ha visto en las últimas fechas en los mercados ha abierto el interrogante para muchos inversores de si, como sucedió tras los atentados del 11 de septiembre del 2001, deberían cerrar las bolsas para esperar a que el pánico financiero se pase más pronto que tarde.
  • Muchos analistas salieron al paso dando por buena esa posibilidad, pero la realidad es que, por lo pronto, impera el criterio de que todo cotice hasta que se pueda encontrar racionalidad dentro de los índices.
  • En esta línea, desde el FESE (Federación de Bolsas de Valores Europeas, de sus siglas en inglés) explican que los mercados del viejo continente no son inmunes a los efectos provocados por la rápida propagación de Covid-19 y su impacto en el entorno económico.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Cintillo especial Coronavirus

El desastre que se ha visto en las últimas fechas en los mercados ha abierto el interrogante para muchos inversores de si, como sucedió tras los atentados del 11 de septiembre del 2001, deberían cerrar las bolsas para esperar a que el pánico financiero se pase más pronto que tarde.

Muchos analistas salieron al paso dando por buena esa posibilidad, pero la realidad es que, por lo pronto, impera el criterio de que los parqués mantengan la cotización activa hasta que se pueda encontrar racionalidad dentro de los índices.

En esta línea, desde el FESE (Federación de Bolsas de Valores Europeas, de sus siglas en inglés) explican que los mercados del viejo continente no son inmunes a los efectos provocados por la rápida propagación de Covid-19 y su impacto en el entorno económico. Si bien esta situación no está exenta en la transacción de acciones, es crucial que “los mercados permanezcan abiertos”.

Tal y como explicaba la FESE, las bolsas cumplen una función social y económica que “debe prevalecer en tiempos de incertidumbre”. La comercialización de activos juega, añade, “un papel clave en la formación de precios, transparencia y liquidez”. Así, evitar que cumplan este rol tendría “un gran impacto no solo en la economía sino también en la sociedad”, asevera.

Estas funciones se pusieron a prueba en el pasado, por ejemplo, durante la crisis financiera, cuando se secaron otras fuentes de liquidez, los mercados cambiarios continuaron operando con éxito. Esta situación no es diferente, y por eso, las bolsas deben seguir siendo operativas “para mantener la confianza”, resalta la FESE.

De ahí a que apunten que las transacciones de valores europeas deberán y deben seguir abiertos “en todo momento” para garantizar “la seguridad, la integridad y la equidad de una manera segura y transparente”.

Leer más: Por qué es mejor invertir tu dinero en lugar de guardarlo en el banco

Las principales razones

  1. Técnica y operativamente: los mercados continúan funcionando de manera ordenada y transparente a pesar de las condiciones comerciales extremas desencadenadas por la crisis de Covid-19, sostiene la FESE. Asimismo, los controles automáticos funcionan normalmente y con la flexibilidad necesaria para satisfacer la demanda del mercado. 
  2. Funcionamiento ordenado de los mercados financieros: el flujo constante de noticias da como resultado de una revisión continua de las valoraciones de las acciones por parte de los inversores está generando la necesidad de reequilibrar las carteras dinámicamente. Se espera que la crisis actual “continúe generando tanto flujo de noticias negativas”, por ejemplo, para “bloquear decisiones y flujo de noticias positivas”, destaca. 
  3. Contractualmente: el cierre de los mercados desencadenaría “todo tipo de cláusulas contractuales procíclicas en una amplia gama de contratos de financiación e incluso operativos”, argumenta. Estas consecuencias potenciales y abiertas podrían generar un “número impredecible de incumplimientos”, agrega. 
  4. Consecuencias regulatorias y de litigios, así como efectos sobre los inversores más pequeños: un cierre de los mercados provocaría “la expansión masiva de todo tipo de acuerdos bilaterales fuera de las bolsas y lejos de los centros de negociación transparentes y sin las protecciones prevalentes en los centros de negociación”, concluye. 

Euronext, en la misma línea

Igualmente, desde Euronext, principal gestor de bolsas europeo, señalan que corren tiempos difíciles para todos, por lo que operar en unos mercados resistentes, justos y ordenados resulta hoy “más importante que nunca”.

Tal y como exponen, los mercados de valores constituyen “los principales centros de captación de la liquidez de los flujos naturales” y desempeñan un “papel fundamental” en la formación de los precios. Su objetivo principal es financiar la economía real, y ello requiere que se garantice la eficiencia y la transparencia en la formación de los precios. 

Por eso, redundan en que Euronext seguirá haciéndolo a pesar de “las circunstancias excepcionales que afectan en la actualidad a Europa y al mundo en su conjunto”.

Sus mercados permanecerán abiertos, puesto que su funcionamiento eficiente dicen que está garantizado y se implementarán “los ajustes pertinentes —según y cuando proceda—“ siempre en estrecho diálogo y coordinación con “nuestros clientes y con los reguladores”.

Otros artículos interesantes:

Hacienda, Seguridad Social y el SEPE permanecerán cerrados: así es como debes hacer las gestiones

Por qué las medidas de los bancos centrales no han aliviado a las bolsas y qué es lo que sí puede hacerlo realmente

4 ETF que muestran seguridad ante mercados que se vuelven peligrosos