La crisis del coronavirus se ceba con los jóvenes: sus ingresos caen 4 veces más que los adultos y la alta temporalidad los ha dejado fuera de los ERTE

Una camarera joven atiende a un cliente jubilado en una terraza de Tarragona

Reuters

  • El impacto del coronavirus se ha cebado especialmente con los jóvenes, que ha perdido 4 veces más ingresos que los adultos en 2020, con una caída del 8,1% entre los menores de 30 años, según un informe de CaixaBank Research.
  • El Banco de España ha advertido de que los más jóvenes apenas han entrado en ERTE debido a la alta temporalidad, señalando que su presencia es mayor en sectores especialmente afectados por la pandemia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La crisis del coronavirus pasará a la historia por provocar uno de los impactos económicos más generalizados y súbitos de la historia reciente, arrastrando a un número récord de países a la recesión en apenas unos meses, generando niveles históricos de desempleo, deuda y gasto social y paralizando completamente sectores como el turístico, el comercial, el de hostelería o el pequeño comercio.

Sin embargo, analizando sus efectos entre las distintas generaciones en España, se evidencia que el impacto del coronavirus se ha centrado en los más jóvenes, tanto en aquellos que tienen trabajo y han visto empeorar sus condiciones económicas como en los que engrosan la lista del paro juvenil, convirtiendo a España en el líder europeo en porcentaje de jóvenes sin empleo con una tasa del 40,7% al cierre de 2020, 24 puntos más que la media comunitaria.

Así, 1 de cada 4 menores de 25 años perdió su puesto de trabajo en España durante el segundo trimestre de 2020, superando el ritmo de destrucción de empleos jóvenes de la anterior crisis y situando el total de desempleados en este rango de edad en 363.000 personas a finales de 2020, un 47,14% más que 12 meses atrás y un 10% de los 3,8 millones de parados registrados en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

11 gráficos impactantes que muestran cómo el coronavirus ha golpeado la economía española

Instituciones y expertos han atribuido esta mayor incidencia laboral de la pandemia entre los jóvenes a la precariedad laboral dentro de su generación. "En las crisis, los primeros empleos que se destruyen son los temporales, y los jóvenes tienen empleos precarios, temporales y de muy corta duración, que son los que primero desaparecen, por tanto son los primeros afectados", aseguraba en febrero a Business Insider España Lola Santillana, secretaria de Empleo de CCOO.

"Los jóvenes son los más damnificados en épocas de ajuste de la fuerza de trabajo porque son los que tienen condiciones de trabajo más precarias como colectivo", destacaba Víctor Canalda, abogado y profesor de Derecho Laboral de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC). "En muchos casos, hay una alta correlación entre abandono de los estudios y trabajos con muy baja o nula cualificación", afirmaba.

Los ingresos de los menores de 30 años caen 4 veces más que por encima de esa edad

Además de en sus posibilidades de empleo, la pandemia también ha afectado a los ingresos que perciben los jóvenes, según el último informe mensual de CaixaBank Research, que afirma que los menores de 30 años han perdido en 2020 un 8,1% de sus ingresos respecto al año anterior, 4 veces más que los que se encuentran entre los 30 y los 65 años, que los han visto caer un 2%, mientras que los mayores de 65 años los incrementaron un 1,1% por la revalorización de las pensiones en 2020.

Caída de ingresos y consumo mes a mes durante 2020 entre las distintas generaciones

CaixaBank Research

Como reflejan las gráficas anteriores, los ingresos medianos de los jóvenes llegaron a desplomarse más de un 20% en abril, cuando las rentas de los adultos apenas se habían reducido por encima del 5%, y, aunque las diferencias se han ido recortando mes a mes desde entonces y los niveles de consumo se han ido recuperando, el impacto sufrido por los menores de 30 años ha cuatriplicado el de las generaciones anteriores y es el segmento de edad que está más lejos de recuperar cifras precrisis.

CaixaBank Research destaca además que el impacto de la pandemia sobre los jóvenes ha variado según su nivel de ingresos, como muestra el siguiente gráfico, en el que se refleja que en el primer quintil de ingresos, el más precario, la caída de ingresos de los jóvenes es de casi un 30%, mientras que en el segundo quintil supera el 5% de retroceso y en el último quintil, pese a que los ingresos de los menores de 30 años son los que más crecen, su consumo ha caído más que en otros segmentos.

Evolución de ingresos y consumo de jóvenes, adultos y séniores por quintiles de ingresos

CaixaBank Research

Mientras, los resultados de la generación entre los 30 y los 65 años son muy diferentes, dado que solo en su quintil más bajo se han perdido ingresos, en torno a un 6%, mientras que en el resto de rangos de ingresos se han registrado alzas, aunque mínimas, respecto a las rentas percibidas en 2019. No obstante, el nivel de consumo de los adultos se ha reducido más en el cuarto y quinto quintil que en los 3 más bajos.

La temporalidad aleja a los jóvenes de los ERTE

Entre las razones que explican la caída de ingresos, el Banco de España ha señalado 2 causas fundamentales en su informe La crisis del Covid-19 y su impacto sobre las condiciones económicas de las generaciones jóvenes, en el que se destaca que los menores de 30 años están siendo los más perjudicados económicamente por la pandemia debido al tipo de puestos de trabajo que ocupan.

Así, el supervisor monetario asegura que la tasa de temporalidad en España es la más elevada de Europa, especialmente entre los jóvenes, como refleja el gráfico siguiente, a pesar de que el estudio reconoce les mejoras en los últimos años. Sin embargo, la tasa de temporalidad española sigue casi 10 puntos por encima de la de Italia, al tiempo que supera en más de 15 puntos a Francia o a la media comunitaria.

Tasa de temporalidad de España y otros países europeos entre 2006 y 2020

Banco de España

"Jóvenes y trabajadores temporales o de poca antigüedad se han beneficiado menos de los ERTE", afirma el informe del Banco de España, que considera que durante la recuperación económica en los últimos meses de 2020, el ritmo de reincorporación de afectados por ERTE a sus puestos de trabajo se redujo de forma generalizada, pero de forma más destacada entre los más jóvenes.

Además, el estudio asegura que los jóvenes tienen una tasa de empleo más baja que el resto de la población, al tiempo que el porcentaje de personas sin ingresos laborales es mucho mayor entre los menores de 30 años, un fenómeno que atribuye a su "frágil" vinculación con el mercado laboral, con el alza en las tasas de parcialidad no deseada y con la duración esperada de los contratos temporales en mínimos históricos de apenas 3 meses.

Aunque el Banco de España afirma que el impacto de la pandemia es heterogéneo, señala que la caída de la afiliación a la Seguridad Social ha sido mayor que la media en la hostelería, las actividades artísticas y recreativas, el resto del sector servicios y el comercio y en empresas con menos de 49 empleados, sectores en los que los jóvenes están ampliamente representados.

LEER TAMBIÉN: El paro juvenil vuelve a dispararse en España: por qué el empleo de los más jóvenes es el primero en desaparecer en tiempos de crisis, según los expertos

LEER TAMBIÉN: Jóvenes, temporales y con poca formación: así son los desempleados que está generando el coronavirus

LEER TAMBIÉN: 11 empleos especialmente vulnerables ante la recesión del coronavirus

VER AHORA: Clubhouse desata la guerra de los audios: todas las claves de la exclusiva aplicación que te permite conversar con famosos y expertos