Los jóvenes serán los grandes perjudicados por la crisis derivada del COVID-19: su tasa de paro en España se situó cerca del 40% durante 2020

Paro juvenil

Reuters/SV

  • Los jóvenes españoles serán los grandes perjudicados por la crisis económica derivada del COVID-19, cuya tasa de paro volvió a repuntar en 2020 y situarse cerca del 40%, una cifra muy superior a la del resto de Europa. 
  • Los expertos coinciden en la necesidad de reformar la formación para adecuarla a las necesidades productivas y en regular el exceso de contratación temporal para mejorar la situación de este colectivo en el mercado. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Los jóvenes serán los grandes perjudicados por la crisis económica derivada del COVID-19, según los expertos, que piden cambios en su formación y acabar con la temporalidad. 

La tasa de paro de este colectivo en España volvió a repuntar en 2020 y se situó en el 38%, una cifra muy superior a la de la mayoría de los países europeos. 

De acuerdo con un estudio elaborado por PwC sobre los jóvenes y el empleo, el 93,3% de los consultados coinciden en considerar preocupante la intensa contracción del número de personas entre 16 y 34 años, así como su baja participación en el mercado de trabajo, muy por debajo de los países del centro de Europa o de los nórdicos. 

Los jóvenes están siendo los grandes pagadores de las últimas crisis (la de 2008 y la derivada de la pandemia), por lo que los expertos afirman que se debería actuar en aspectos como la formación para adecuarla a las necesidades productivas o en regular el exceso de la contratación temporal para mejorar su situación en el mercado. 

Respecto a este último punto, el 67% cree que se debería reducir la proporción de este tipo de contratos entre los jóvenes en el mercado, para lo que el 66,1% apuesta por reducir la brecha entre los costes del despido para los temporales y fijos, y el 41% cree que se debería penalizar su concatenación. 

En lo que tiene que ver con la formación, los encuestados afirman que existe un desequilibrio en España, con una "manifiesta insuficiencia de los estudios secundarios no obligatorios" y un "excesivo peso de los primarios y superiores", donde "existe una sobre capacitación de los jóvenes universitarios, que acaban compitiendo en el mercado por trabajos de inferior cualificación". 

El 96,3% de los expertos apuesta por incentivar e invertir en la formación profesional, el 56,5% por reformar la formación universitaria, reforzando los estudios científicos, y el 54,6% propone potenciar la formación básica.

La pandemia podría crear una "generación confinada" en Europa: por qué los más jóvenes pueden ser los que más sufran por una nueva crisis

Para mejorar las tasas de escolarización posteriores al período obligatorio, los encuestados proponen incentivar la formación profesional (88,9%), reforzar la orientación profesional que reciben los jóvenes (81,6%) y reforzar el sistema educativo en los territorios con mayor fracaso escolar (53,21%).

Los encuestados también creen que habría que aumentar la oferta de trabajo juvenil con formación tecnológica, para lo que proponen reforzar los estudios secundarios y superiores con una mayor oferta técnico-matemática (73,2%) e incrementar la participación de las mujeres (46,3%).

A nivel económico, los expertos preguntados por PwC coinciden en calificar como mala o muy mala la situación actual de la economía española, aunque el 71,4% espera que mejore en el segundo trimestre del año y el 87,5% que lo haga dentro de 12 meses.

LEER TAMBIÉN: En el futuro llegará un virus más peligroso que el coronavirus y que puede ser más letal en los jóvenes, según el científico y neurólogo Juan Fueyo

LEER TAMBIÉN: La salud mental de los adultos jóvenes sigue en peligro por la pandemia del coronavirus

LEER TAMBIÉN: El paro juvenil vuelve a dispararse en España: por qué el empleo de los más jóvenes es el primero en desaparecer en tiempos de crisis, según los expertos

VER AHORA: Tiempo para el 'rally' de Navidad en bolsa: los expertos dudan de si las alzas de noviembre pueden dificultar las subidas de final de año en los índices