El paro juvenil vuelve a dispararse en España: por qué el empleo de los más jóvenes es el primero en desaparecer en tiempos de crisis, según los expertos

Una persona fotografía los avisos ante el coronavirus en una oficina de empleo de Madrid
Reuters
  • El paro juvenil ha cerrado 2020 en un 40,7%, el más alto de la Unión Europea y 24 puntos porcentuales por encima de la tasa global de desempleo en España.
  • Los expertos atribuyen este fenómeno a la precariedad laboral entre los más jóvenes y apuestan por mejorar la formación, reformar los tipos de contratos o fomentar el emprendimiento.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

España cerró 2020 con una tasa de paro juvenil del 40,7%, la más alta de la Unión Europea, según Eurostat. Complementando estos datos con las últimas cifras de desempleo del Ministerio de Economía, correspondientes a diciembre, 363.000 menores de 25 años se encontraban sin empleo a finales del año pasado, lo que supone un aumento del 47,14% respecto al mismo mes de 2019.

Gran parte de este desplome del empleo entre los jóvenes se atribuye al impacto del coronavirus, dado que durante el segundo trimestre de 2020, en el punto álgido de la primera oleada de la pandemia, 1 de cada 4 jóvenes perdió su empleo. Sin embargo, la tasa de paro juvenil sigue 15 puntos por debajo de su máximo histórico, que alcanzó en el primer trimestre de 2013, como muestra la gráfica siguiente.

Pese a las diferencias entre el volumen de destrucción del empleo joven entre esta crisis y la anterior, los datos de paro de los menores de 25 años reflejan que sus puestos de trabajo son los primeros en destruirse cuando la economía española se encuentra en dificultades, complicando su entrada en el mercado laboral y limitando drásticamente sus expectativas a corto plazo.

¿Por qué el paro juvenil persiste en España?

"En las crisis, los primeros empleos que se destruyen son los temporales, y los jóvenes tienen empleos precarios, temporales y de muy corta duración, que son los que primero desaparecen, por tanto son los primeros afectados", asegura a Business Insider España Lola Santillana, secretaria de Empleo de CCOO, que asegura que este fenómeno se ha producido tanto en esta crisis como en la anterior.

Sin embargo, Lola Santillana destaca que existe una diferencia, ya que "en la anterior crisis, había en determinados sectores, como la construcción o la madera, mucho empleo joven con otro tipo de contrato y de salario", más elevado que el actual, "pero a partir de 2011 y 2012 se han precarizado todavía más las condiciones laborales", señala, destacando el impacto negativo de las prácticas no laborales no remuneradas.

La secretaria de Empleo de CCOO afirma que "los distintos gobiernos creyeron que era la solución para combatir el paro juvenil y las empresas lo han utilizado de tal forma que se dejaron de hacer contratos de formación". Por ello, destaca que "en 2017 emprendemos una campaña contra las prácticas no laborales fraudulentas, porque hasta las administraciones lo hacían", señalando los recursos ganados por la Inspección de Trabajo en los que se dictamina que esas prácticas ocupan puestos de trabajo.

Este gráfico muestra cómo se ha convertido España en líder del paro juvenil en Europa

En la patronal el análisis es muy diferente. Así, fuentes de CEOE aseguran a Business Insider España que "en España sufrimos la polarización de nuestra población joven entre los que finalizan los estudios universitarios y un importante grupo que apenas termina la enseñanza obligatoria", criticando los niveles de abandono escolar, un aprendizaje "insuficiente" de competencias clave y la falta de "personas con niveles de formación intermedios, sobre todo de Formación Profesional (FP)".

Además, la organización empresarial destaca la brecha entre "las especialidades cursadas y las efectivamente demandadas por las empresas o la insuficiente vinculación entre el mundo educativo y el empresarial en distintos ámbitos, muy notablemente en lo que se refiere a la innovación". Todos estos factores "están en el núcleo de nuestros problemas estructurales de desempleo juvenil", que tienden a agravarse en tiempos de crisis.

Respecto a la actual crisis, desde CEOE señalan a la "la insuficiente capacidad de adaptación de nuestro mercado laboral" para afrontar crisis, por lo que reclaman "medidas de flexibilidad interna" y resaltan la importancia de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), que consideran que "están actuando como malla de contención de la actividad económica y del empleo".

Para Víctor Canalda, abogado y profesor de Derecho Laboral de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC), "los jóvenes son los más damnificados en épocas de ajuste de la fuerza de trabajo porque son los que tienen condiciones de trabajo más precarias como colectivo", destacando que "en muchos casos, hay una alta correlación entre abandono de los estudios y trabajos con muy baja o nula cualificación".

De este modo, considera que los empleos de los jóvenes son los primeros en desaparecer dado que "no solo tienen menor antigüedad respecto a los empleados mayores, obviamente, sino también salarios más bajos, por lo que la combinación de ambos elementos facilita que sean la primera opción de las empresas a la hora de amortizar puestos de trabajo", un fenómeno que afirma que es independiente del tipo de crisis que se produzca.

José Canseco, socio director de la consultora The Human Touch, apunta a la estructura económica general del país y destaca que en España "siempre crecemos más tarde que el resto de países de nuestro entorno, pero a medio plazo crecemos más rápido que los países de nuestro entorno, y pasa lo mismo con el empleo, pero con más retraso aún", comparando su situación con la del precio de la gasolina, que "sube muy rápido y baja muy despacio".

Respecto al paro juvenil, Canseco destaca que "una gran parte de los jóvenes españoles de entre 16 y 29 años están sobrecualificados frente a las necesidades del mercado" y señala que España cuenta con un tejido empresarial "con poca digitalización, poco tamaño de compañías, poca dinámica de la estructura económica española y una estructura empresarial que quizás no está ajustada a lo que están haciendo en nuestro entorno".

Además, el experto apunta al peso de los empleos de servicios, que, "salvo en algunas zonas geográficas, suelen ser puestos de trabajo de que están entre el nivel bajo y el nivel intermedio de valor añadido" y al uso "asiduo" de la figura del becario y del contrato de formación. "En un contexto en el que gran parte de los puestos de trabajo están teletrabajando o bajo modelos híbridos y tenemos poca actividad, está claro que los puestos que más sufren son los de incorporación al mercado".

Cómo atajar el desempleo juvenil: formación, contratos y emprendimiento

Respecto a las medidas que sería necesario aplicar para poner remedio al elevado nivel de paro entre los más jóvenes, los expertos consultados por Business Insider España ofrecen varios enfoques. Desde CCOO, Lola Santillana apuesta por "reformar el contrato de formación, potenciar la formación profesional dual con contrato, hacer más extensible el contrato en práctica y una reforma de la contratación para evitar que se puedan hacer tantos contratos de corta duración".

La secretaria de Empleo de CCOO apunta también a los falsos autónomos en las plataformas digitales como otro de los problemas que afectan a los jóvenes, un asunto que su sindicato está negociando con el Gobierno y la patronal para la aprobación de la llamada ley de riders. "Muchos de ellos ni siquiera se dan de alta como autónomo", afirma Santillana, que precisa que esta práctica se ha extendido a otros sectores.

Mientras, la patronal destaca que "la formación constituye posiblemente la principal de las herramientas con la que cuentan las políticas activas y resulta de vital importancia en estos momentos para hacer frente al desempleo", insistiendo en la necesidad de "alinear las políticas educativas y formativas y de empleo" para responder a la demanda de las empresas y facilitar la transición de los jóvenes desde la educación al mercado de trabajo".

Además, fuentes de CEOE aseguran que la patronal está trabajando con Gobierno y sindicatos para "la elaboración de la nueva Estrategia Española de Apoyo Activo para el Empleo, que deberá contribuir a paliar la situación de desempleo que resulta especialmente grave en el caso de los jóvenes", que mejore la capacidad de los trabajadores que se incorporan al mercado laboral de encontrar y permanecer en el empleo.

Víctor Canalda recoge parte de las propuestas de patronal y sindicatos y apuesta por mejorar la dotación presupuestaria para la FP y promocionarla "como una alternativa atractiva a la universidad" y por crear programas "duales teórico-prácticos en que los jóvenes puedan acceder a profesiones bien remuneradas y cobrar por su trabajo desde los estadios iniciales de sus estudios, lo que disminuiría el abandono y búsqueda de primeros empleos con bajas retribuciones".

Estas medidas se complementaría, según el profesor de Derecho Laboral con "estrategias de transferencia de conocimiento, tecnología y talento humano entre universidades y empresas" que mejoren la relación entre oferta y demanda de empleos altamente cualificados, al tiempo que destaca la importancia de que la Autoridad laboral "haga un seguimiento y control de los actuales contratos formativos y en prácticas para poner fin al abuso de los falsos becarios". 

Por su parte, José Canseco destaca la diferencia entre los millennials y la generación Z "que todavía está empezando a incorporarse al mercado laboral y sus prioridades no son las mismas", destacando su agilidad, su preferencia por "trabajar de forma colaborativa face to face" y principalmente su capacidad emprendedora, que propone fomentar no con subvenciones sino con "apoyo de calidad a medio y largo plazo y una política fiscal que acompañe".

El socio director de The Human Touch resalta la importancia emprender sin la obligación de triunfar al primer intento, asegurando que en EEUU está normalizado el fracaso entre las startups como experiencia valiosa para triunfar en el futuro. Además, Canseco afirma "que el entorno predispone mucho, antes se decía, ahora ya no tanto, 'hazte funcionario, busca un trabajo fijo'" y critica la falta de apoyo institucional y de "retos de altura suficiente" entre las compañías españolas.

Otros artículos interesantes:

El Gobierno se plantea incentivar el empleo joven con una cuota mínima de menores de 25 años en las empresas que opten a recibir fondos europeos

Jóvenes, temporales y con poca formación: así son los desempleados que está generando el coronavirus

Este gráfico muestra el gran problema que esconde el mercado de trabajo español detrás del récord de afiliación de 19,5 millones de trabajadores