Pasar al contenido principal

Corte de digestión: ¿es necesario esperar 2 horas para bañarse después de comer?

Corte de digestión
Reuters

  • Todos los veranos surge la misma pregunta: ¿es necesario esperar 2 horas después de comer para bañarse?
  • El miedo a corte de digestión es una constante en las vacaciones veraniegas, y aunque algunos piensen que se trata de un mito no está de más tener cierto cuidado para evitar sustos.
  • Los síntomas de un corte de digestión incluyen frío, náuseas, zumbido en los oídos y cansancio que puede impedir salir del agua.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Con la llegada del verano aparecen algunas preguntas que son típicas de esta época del año. Una de las más habituales es aquella relacionada con el corte de digestión y las horas que tienes que esperar para meterte en el agua después de comer.

El mito popular dicta que son necesarias 2 horas de espera entre que das el último bocado a la comida y que decides tirarte al agua, ya sea en la playa o en una piscina.

De lo contrario, según esta misma hipótesis, podrías sufrir un corte de digestión, es decir, el proceso digestivo se interrumpe bruscamente y empezarás a experimentar una serie de síntomas que podrían afectar a tu salud o dejarte sin conocimiento justo cuando estás en el agua.

Por ello, es común que muchas personas respeten las 2 horas de espera antes de ir a la playa o a la piscina, por ejemplo después de desayunar o de comer. Sin embargo, las posibilidades de sufrir un corte de digestión al meterte en el agua son escasas y dependen de otros factores no necesariamente relacionados con el proceso digestivo.

Leer más: Déficit de vitamina D: qué le pasa a tu cuerpo cuando no obtiene los niveles adecuados y cómo tratarlo

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) el corte de digestión se produce al introducirte de golpe en agua muy fría, dando lugar a una bajada brusca de la tensión arterial. Entre los síntomas principales se encuentran un cansancio repentino, sensación de frío, zumbidos en los oídos y en casos extremos desmayos y paradas cardiorrespiratorias.

Las posibilidades de sufrirlo se elevan cuando el agua está mucho más fría que tu cuerpo, algo que puede suceder justo después de haber comido, pero también cuando realizas ejercicio intenso o bebes alcohol.

Cómo prevenir un corte de digestión

Lo principal que debes hacer para evitar un corte de digestión es huir de la combinación de los siguientes factores: agua fría + cuerpo caliente + entrar de golpe en el agua.

También tienes que descartar las zambullidas bruscas justo después de comer, tras haber hecho ejercicio físico intenso o incluso después de haber permanecido bajo el sol después de un tiempo prolongado.

No es necesario que esperes las 2 horas de digestión si te introduces poco a poco en el agua, haciendo que tu cuerpo se acostumbre a la temperatura. Una buena opción es mojar antes algunas partes del cuerpo, como los brazos o la nuca.

Leer más: Cómo perder grasa abdominal: 6 trucos avalados por la ciencia

Otra cuestión a tener en cuenta es la ingesta excesiva de alcohol: siempre es un riesgo, y además de provocar un corte de digestión al entrar con brusquedad en el agua puede producirte mareos o pérdida de capacidad en los movimientos, algo peligroso cuando estás en el mar.

Cruz Roja recomienda que al sentir cualquiera de los síntomas típicos del corte de digestión abandones inmediatamente el agua.

Y además