Cuánto dinero cuesta reformar una cocina en la actualidad: el desglose de precios que debes tener en cuenta

Cocina nueva

Tras el confinamiento muchas personas han aumentado su ahorro, gracias a una buena planificación y a un recorte del presupuesto como consecuencia de la pandemia.

Con estos mimbres algunos se están planteando hacer una reforma de su casa. Un gasto adicional para mejorar sus prestaciones, aunque suponga un coste añadido de lo que es habitual. Sin embargo, con el remanente de capital añadido por una vida más frugal a causa del COVID-19 hay mayor posibilidad de hacer frente a este tipo de proyectos

Más allá de reformar íntegramente una vivienda, algunos simplemente se plantean empezar por lo que supone una mayor carga: la cocina. La reforma de la cocina es de lo que más dinero cuesta del conjunto de la propiedad y por eso es interesante saber cuánto cuesta para ver si se puede hacer frente a ello. 

Junto con el baño, una de las estancias de más uso de una casa y con unas condiciones de temperatura y humedad especiales, es de las que más desgaste sufre. A eso hay que sumarle que en los últimos años ha ganado protagonismo en los hogares, se ha convertido en uno de los espacios que más se reforman

21 maneras de ganar dinero sin hacer prácticamente nada

Por eso: ¿Cuánto cuesta reformar una cocina y qué presupuestos tienes que tener en consideración para ver si tus finanzas personales no queda trastocadas? He ahí el quid de la cuestión, aunque la respuesta es relativamente fácil: el coste suele ser elevado, pero todo dependerá del tamaño de la cocina y de las calidades que decidas escoger. 

Eso sí, hay presupuestos que son orientativos. Según páginas especializadas en la materia como habitissimo, reformar una cocina de 10 metros cuadrados puede costar 8.100 euros, aproximadamente.

Para una de 7 metros cuadrados el precio se iría a los 5.900 euros, mientras que para una pequeña habría que dedicar unos 3.850 euros

Principales recomendaciones en el plano económico que has de anotar a la hora de reformar una cocina

Eso sí, es importante antes tener en cuenta algunas recomendaciones. Primeramente, en tomarse el tiempo necesario para pensar cuál es el estilo que se ajusta a tus necesidades, pues dependiendo de tus preferencias el coste puede oscilar en un 40% arriba o abajo.

Es interesante tener una idea de diseño en mente, para que ni el estilo pase de moda ni la cocina quede obsoleta porque las necesidades cambien. Una reforma tiene que durar tiempo y es un gran desembolso. No se puede cambiar de opinión con asiduidad.

Mientras, hay que reflexionar bien cuáles son los materiales que tienes que seleccionar, ya que estos serán determinantes en el precio final de la reforma. Aquí también es aconsejable pensar en un horizonte más amplio, ya que al seleccionar materiales de calidad más baja para abaratar los costes puede ser negativo de cara al futuro y tengas que hacer otra reforma antes de lo que habías pensado. 

Tampoco hay que olvidarse de la mano de obra. Si escoges profesionales que te ofrecen una factura muy baja, pero que no trabajan adecuadamente, te puedes encontrar con que a la larga los azulejos se rompan por un mal alicatado o que haya que cambiar toda la instalación, con lo que al final lo barato puede salir caro. Por eso, intenta pedir barajar varios presupuestos para comprar.

El desglose de costes: los precios que debes tener en cuenta

Por un lado, se debe tener presente el coste de las demoliciones y desescombro en el caso de que lo necesites hacer. Pueden llegar hasta los 1.000 euros.

El mobiliario de cocina, también hay que presupuestarlo. Es una de las partidas más importantes, tanto por el volumen como por la funcionalidad y estética, y también una de las más difíciles de estimar porque en el mercado existe una gran disparidad de precios. Puede suponer hasta más del 30% del presupuesto total, pero dependerá de las necesidades del cliente y del presupuesto con el que disponga: puede exceder los 4.000 euros, dependiendo del diseño. En este sentido, la encimera, uno de los elementos más caros y su precio puede ascender a los 1.900 euros. 

Los motivos por los que no consigues ahorrar dinero

De igual modo, el revestimiento y el pavimento es importante tenerlo en consideración. Dependiendo de los materiales e incluyendo la mano de obra, puede costar entre 1.500 o 2.000 euros. A ello se le pueden sumar trabajos de pintura, colocación de falso techo, carpintería y fontanería. Conceptos que pueden sumar más de 2.000 o 3.000 euros más en caso de que lo necesites. 

Por último, los electrodomésticos son un coste que hay que añadir: desde fregadero y grifería, hasta vitrocerámica, campana extractora, grifería, horno, microondas y lavavajillas: Unos 1.500 y 2.000 euros en todo. 
 

LEER TAMBIÉN: Cuánto dinero cuesta reformar una vivienda en la actualidad: el desglose de precios que debes tener en cuenta

LEER TAMBIÉN: Cómo crear un fondo de emergencia para el pago de multas y otros imprevistos

LEER TAMBIÉN: Los 5 principales errores que cometes con tu dinero y te están impidiendo generar riqueza

VER AHORA: Así es como los científicos intentan crear 'telarañas sintéticas' en el laboratorio mientras investigan sus aplicaciones en la medicina moderna